Agua en la atmósfera de un exoplaneta rocoso

Súper Tierra GJ 1132 b

Ilustración artística del exoplaneta GJ 1132 b orbitando su estrella enana roja. Crédito: MPIA.

Un planeta de tamaño terrestre que orbita una estrella tenue a 39 años-luz de distancia, tiene una densa atmósfera que podría indicar la presencia de un “planeta de agua”.

Esta es una de las primeras veces que los astrónomos han sido capaces de detectar una atmósfera alrededor de un planeta rocoso pequeño. Observaciones similares utilizando la próxima generación de poderosos telescopios podrían ser capaces de buscar vida fuera del Sistema Solar.

Hasta ahora, los científicos han sido capaces de detectar mayoritariamente las atmósferas de exoplanetas gigantes del tipo “Júpiter calientes”, cuyas probabilidades de albergar vida son muy bajas.

La súper Tierra llamada GJ 1132b fue observada cuando pasó frente a su estrella enana roja, bloqueando parte de la luz de la estrella. Al medir la ligera disminución del brillo de la estrella, los astrónomos fueron capaces de calcular que el planeta mide 1,4 veces el tamaño de la Tierra y que posee 1,6 veces la masa de nuestro planeta.

También descubrieron que en una banda de longitud de onda, el planeta se veía ligeramente más grande. Esto puede ser explicado por una atmósfera que fuera opaca en algunas longitudes de onda, pero transparente en otras.

“Aunque esto no es una detección de vida en otro planeta, es un paso importante en la dirección correcta”, dice John Southworth de la Universidad de Keele, quien lideró el equipo.

La detección de una atmósfera alrededor de GJ 1132b corresponde a la primera vez que una atmósfera ha sido detectada alrededor de un planeta con un tamaño menor de dos veces el de la Tierra. Anteriormente, se había detectado una atmósfera sin agua alrededor del planeta 55 Cancri e, que tiene entre 6 y 8 veces la masa de nuestro planeta.

“Con esta investigación, hemos dado el primer paso tentativo en el estudio de las atmósferas de planetas más pequeños similares a la Tierra”, dice Southworth.

El equipo simuló una variedad de posibles atmósferas para el planeta, y encontraron que aquellas ricas en agua y/o metano explicarían las observaciones. El planeta es considerablemente más caliente y un poco más grande que la Tierra así que una posibilidad es que sea un “mundo océano” con una atmósfera de vapor caliente, dice el equipo.

El análisis de la composición química de las atmósferas de exoplanetas podría en el futuro los signos de la vida.

Entre otros compuestos, el ozono, derivado del oxígeno liberado por las plantas, es un delator atmosférico de vida. El metano es otro, aunque también puede ser generado por actividad volcánica.

El estudio “Detection of the Atmosphere of the 1.6 M Exoplanet GJ 1132 b” fue publicado en la edición del 4 de abril de 2017 de The Astronomical Journal.

Fuente: New Scientist

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...