Vicente Hernández

Acerca de Vicente Hernández

Hago mi Doctorado en Astrofísica en el Centro de Radioastronomía y Astrofísica, UNAM. Me apasiona la divulgación y soy miembro de la Sociedad Astronómica Guadalajara y la Sociedad Mexicana de la Divulgación de la Ciencia y la Técnica. Mi libro favorito es El Mundo y sus Demonios de Carl Sagan. Creo que este mundo necesita un poco de escepticismo y deshacerse de la basura pseudocientífica que día a día se le da a la gente.

Marte… ayer, hoy y siempre

Marte

Marte. Crédito: NASA/NSSDC Photo Gallery.

Marte, el planeta rojo, símbolo de la sangre producto de guerras y catástrofes, es ahora más humano que nunca. Lo ha sido desde hace tiempo, porque para muchas culturas antiguas los “atributos” del planeta iban más allá de una simple deidad: su influencia en las personas era indudable y el futuro de los pueblos dependía cruelmente de él. Marte era el ejemplo perfecto de “errante”, con un peculiar movimiento en el cielo que lo hace avanzar por varios meses y luego crear un “rizo” en su trazo, para seguir adelante de nuevo; como si saliera del camino para inspeccionar más allá de su territorio. Esto fue durante mucho tiempo el dolor de cabeza que impedía a los estudiosos armonizar el movimiento de los cuerpos en el Sistema Solar. Sigue leyendo