La verdadera forma del Boomerang

Nebulosa del Bumerán

La nebulosa del Bumerán observada por ALMA (naranja) y el Hubble (azul). Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO); NASA/ESA Hubble; NRAO/AUI/NSF.

Esta imagen muestra a la nebulosa del Bumerán, una nebulosa protoplanetaria, vista por ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). La estructura morada del fondo, tal y como se ve en luz visible con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, muestra una forma clásica de doble lóbulo con una región central muy estrecha. La capacidad de ALMA para ver el gas molecular frío revela, en naranja, una forma más alargada de la nebulosa.

Desde el año 2003, la nebulosa, ubicada a unos 5.000 años-luz de la Tierra, ha mantenido el récord del objeto conocido más frío del universo. Se cree que la nebulosa se formó a partir de la envoltura de una estrella en sus últimas etapas que envolvió a su vez a una compañera más pequeña del sistema binario. Es posible que esta sea la causa de los chorros ultrafríos, que están iluminados por la luz de la moribunda estrella central. Sigue leyendo

Logran medir la masa de una estrella gracias a su gravedad

Stein 2051 B desvía luz de estrella

La estrella Stein 2051 B en primer plano desvía la luz de una estrella de fondo. Crédito: NASA, ESA, y A. Feild (STScI).

La deflexión o desviación gravitatoria de la luz estelar que pasó alrededor del Sol durante el eclipse solar de 1919 proporcionó mediciones que confirmaron la teoría de la relatividad general de Albert Einstein. Ahora, los científicos han utilizado una técnica parecida para registrar esas desviaciones luminosas en una estrella y medir su masa.

Unos cien años después de que Einstein desarrollara la teoría de la relatividad general, que ha revolucionado la forma en que los seres humanos comprendemos el Universo, un grupo de investigadores liderados desde el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (EE.UU.) ha logrado determinar la masa de una estrella enana blanca a partir de sus leyes. Sigue leyendo

Una posible explicación para la señal “Wow!”

Ubicación de la señal Wow!

Localización de la señal Wow! en un mapa estelar. Crédito: Benjamin Crowell.

En agosto de 1977, el observatorio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio registró un inusual señal durante 72 segundos; fue tan fuerte que Jerry Ehman, miembro del equipo del observatorio, escribió “Wow!” al lado de la lectura. Desde entonces, numerosos científicos han buscado una explicación para la señal, pero hasta ahora nadie podía ofrecer una hipótesis sólida. Todas las fuentes posibles, tales como asteroides, exoplanetas, estrellas e incluso señales desde la Tierra, han sido descartadas. Debido a sus características, incluso se postuló que la señal podría haber sido generada por una civilización extraterrestre. La frecuencia de la señal era de 1.420 MHz, la misma frecuencia que la del hidrógeno. Sigue leyendo

Evidencia de un antiguo lago estratificado en Marte

Estratificación lago, cráter Gale

Modelo de estratificación del antiguo lago del cráter Gale. Crédito: J.A.Hurowitz.

Los científicos todavía desconocen si Marte ha llegado a albergar vida en algún momento, pero la búsqueda de signos de vida en el Planeta Rojo –o en otras partes del Sistema Solar– comienza con la reconstrucción de los ambientes primitivos para determinar si fueron capaces de sustentar la vida. Sigue leyendo

LIGO confirma su tercera de detección de ondas gravitacionales

Fusión de agujeros negros, GW170104

Ilustración artística de la fusión de dos agujeros negros, similar al caso del sistema GW170104. Crédito: LIGO/Caltech/MIT/Sonoma State (Aurore Simonnet).

La colaboración LIGO ha realizado su tercera detección de ondas gravitacionales emanando de la fusión de un par de agujeros negros, dándonos más pistas de cómo se forman estos pares y mejorando nuestro catálogo de ellos.

“El primero fue una novedad. El segundo fue la confirmación de que la novedad del primero no fue una casualidad. El tercero es astrofísica”, dice el portavoz de LIGO David Shoemaker, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). “Estamos haciendo la transición hacia hablar de una población de estos objetos”. Sigue leyendo

Juno nos muestra el magnetismo y los ciclones gigantes de Júpiter

Polo sur de Júpiter desde 52.000 km

Polo sur de Júpiter desde 52.000 km, donde se observan ciclones de hasta 1.000 km de diámetro. Se combinaron varias fotografías tomadas en tres órbitas distintas para mostrar todas las áreas a la luz del día. Crédito: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Salón Betsy Asher/Gervasio Robles.

El 27 de agosto de 2016 la nave espacial Juno de la NASA dio su primera vuelta alrededor de Júpiter, empezando una misión de 20 meses en la que, gracias a su órbita muy elíptica, ya ha rodeado varias veces las regiones polares y se ha aproximado a unos 4.200 kilómetros de la espesa capa de nubes. Aunque en los últimos meses ya se habían facilitado imágenes de los polos, los resultados detallados de los primeros encuentros con este planeta se publican ahora en dos artículos científicos. Sigue leyendo

Ahora la ves, ahora no: Una estrella se convierte en un agujero negro en lugar de estallar como supernova

'Desaparición' de estrella N6946-BH1

Ilustración artística de las etapas finales de la estrella N6946-BH1, que formó un agujero negro en lugar de terminar como supernova. Crédito: NASA, ESA y P. Jeffries (STScI).

Cuando una estrella masiva agota su combustible, su núcleo colapsa en un objeto denso y expulsa el resto de su gas en un evento conocido como supernova. La mayoría de las veces, lo que queda es una estrella de neutrones o un agujero negro. Ahora, el telescopio Hubble parece haber visto desaparecer una supernova, lo que sugiere que captó el momento en que un agujero negro tomó su lugar. Sigue leyendo

Se completa la imagen del disco de escombros de Fomalhaut

Imagen compuesta de Fomalhaut

Imagen compuesta del sistema estelar Fomalhaut. La información tomada por ALMA se muestra en color naranjo. En azul se muestran las observaciones hechas por el telescopio Hubble. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), M. MacGregor; NASA/ESA Hubble, P. Kalas; B. Saxton (NRAO/AUI/NSF).

Un equipo internacional de astrónomos usó el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) para producir la primera imagen completa, en longitudes de onda milimétricas, del anillo de escombros que rodea la joven estrella Fomalhaut. Esta franja de escombros y gas extraordinariamente bien definida es probablemente el resultado de exocometas que chocaron unos con otros en los límites externos de un sistema planetario situado a 25 años-luz de la Tierra. Estas observaciones permitieron establecer analogías con los cometas de nuestro propio Sistema Solar.

Las imágenes de Fomalhaut obtenidas anteriormente con ALMA –en 2012, cuando el telescopio aún se encontraba en construcción– mostraban aproximadamente la mitad del disco de escombros. Si bien se había obtenido en un ensayo de la capacidad inicial de ALMA, esa imagen ya había proporcionado indicios muy interesantes sobre la naturaleza y el posible origen del disco. Sigue leyendo

Descubierto un planeta nacido sin estrella progenitora

OTS44 y disco de polvo

Ilustración artística del objeto OTS44. Crédito: Johan Olofsson (UV & MPIA).

Un equipo internacional de astrónomos liderados por Amelia Bayo, de la Universidad de Valparaíso, descubrió con el observatorio ALMA que un pequeño y aislado planeta ubicado en la constelación del Camaleón no responde a la secuencia normal de evolución de sistemas planetarios esperada por la comunidad científica. El planeta en cuestión, OTS44, se encuentra rodeado de polvo, en una configuración similar a la infancia del Sistema Solar, a unos 520 años-luz de distancia. Sin estrellas progenitoras en el entorno cercano a OTS44, este descubrimiento plantea nuevos acertijos para los astrónomos. Sigue leyendo

Espirales dentro de un surco en el disco de polvo de una estrella en formación

Disco circumestelar de AB Aurigae

Imagen del disco circumestelar de AB Aurigae que revela espirales de gas (en azul) dentro del surco al interior del disco de polvo (en rojo). Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/Tang.

Los planetas se forman en discos compuestos de gas y polvo en los que van forjando surcos al aglutinar el material que encuentran en sus órbitas. De acuerdo a predicciones teóricas, la formación de planetas puede generar ondas en espiral dentro del disco de origen. Para entender cuándo y dónde se pueden formar planetas en fases tempranas de formación estelar, ALMA cuenta con la capacidad de observar con gran resolución los discos y detectar evidencia de la existencia de planetas en formación escondidos en el disco. Sigue leyendo

A través del polvo de la Pequeña Nube de Magallanes

Pequeña Nube de Magallanes

Imagen de la Pequeña Nube de Magallanes obtenida por VISTA. Crédito: ESO/VISTA VMC.

La Pequeña Nube de Magallanes (SMC por sus siglas en inglés) es una galaxia enana, más pequeña que su gemela, la Gran Nube de Magallanes (LMC). Son dos de nuestras galaxias vecinas más cercanas: SMC se encuentra a unos 200.000 años-luz de distancia, tan sólo una doceava parte de la distancia a la conocida galaxia de Andrómeda. Como resultado de las interacciones entre ellas y con la propia Vía Láctea, ambas tienen una forma bastante peculiar. Sigue leyendo

Evidencia del desarrollo de protoanillos en Marte

MAVEN

Ilustración artística de MAVEN orbitando Marte. Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard.

Un par de investigadores en India, utilizando los datos enviados por la sonda MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) de la NASA, ha descubierto posible evidencia del desarrollo de anillos alrededor del Planeta Rojo. En su artículo, J.P. Pabari y P.J. Bhalodi describen los datos, lo que la sonda midió, y la probabilidad de que parte del polvo que rodea a Marte pueda un día acumularse en un conjunto de anillos alrededor del planeta.

Los científicos han especulado durante muchos años que algún día (entre 20 y 70 millones de años a partir de ahora), Marte tendrá anillos alrededor de su ecuador similares a los que vemos alrededor de Saturno en la actualidad; esto se debe a que el material que compone sus dos lunas es inestable y probablemente hará que ambas se despedacen al acercarse al planeta debido a su gravedad. Sigue leyendo

Una “Gran mancha fría” en Júpiter

Mancha fría en Júpiter

Imagen de la “Gran mancha fría” de Júpiter captada por el instrumento CRIRES. Crédito: ESO/T. Stallard.

La Gran Mancha Roja de Júpiter es una tormenta gigantesca en la que cabrían varias Tierras. Durante siglos, ha soplado embravecida vientos de más de 600 kilómetros por hora. Pero tiene un rival: los astrónomos han descubierto que Júpiter tiene una segunda gran mancha, esta vez una gran mancha fría.

Para este hallazgo, los astrónomos han utilizado el instrumento CRIRES, instalado en el Very Large Telescope de ESO, junto con otras instalaciones. Estudiando las regiones polares del planeta, han encontrado una mancha oscura en la atmósfera superior (debajo de la aurora, a la izquierda) unos 200 °C más fría que sus alrededores. Sigue leyendo

Descubierta la estrella más cercana a un agujero negro

Enana blanca y agujero negro X9

Ilustración artística de la enana blanca y el agujero negro del sistema X9 en el cúmulo 47 Tucanae. Crédito: NASA/CXC/M.Weiss y A. Bahramian.

Un equipo de astrónomos ha encontrado evidencia de una estrella que orbita un agujero negro dos veces por hora. Esta puede ser la danza orbital más estrecha detectada hasta ahora entre un agujero negro y una estrella.

Este descubrimiento fue realizado utilizando los observatorios NuSTAR y Chandra de la NASA, y el conjunto Australia Telescope Compact Array (ATCA) de CSIRO.

La pareja estelar se encuentra en el cúmulo globular 47 Tucanae, un denso conjunto de estrellas a unos 14.800 años-luz de la Tierra. Sigue leyendo

¿Qué pasaría si un asteroide impacta en el océano?

Impacto asteroide en océano

Ilustración del impacto de un asteroide en el océano y el vapor de agua generado. Crédito: LANL.

El 70% de la superficie de la Tierra está cubierta de agua, lo que significa que si tuviéramos la desgracia de ser impactados por un enorme asteroide, probablemente “salpicaría” mucha agua. Un equipo de científicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos (LANL) decidió recientemente modelar lo que pasaría si un asteroide impactara en el mar. A pesar de lo apocalíptico que parece el tema, los resultados son bastante esperanzadores. Sigue leyendo