Chile inicia evaluaciones para la compra de un nuevo satélite de observación

SSOT

SSOT siendo cargado en su contenedor en octubre de 2011. Crédito: Astrium/D. Eskenazi.

A menos de dos años del término de vida útil estimada del Sistema Satelital de Observación Terrestre (SSOT) construido por el consorcio europeo Airbus Defence & Space y lanzado al espacio en diciembre de 2011, la Fuerza Aérea de Chile (FACh) entregó al Ministerio de Defensa de Chile un informe técnico para definir la adquisición de un nuevo satélite.

De acuerdo a lo indicado por el diario El Mercurio, la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Ministros para el Desarrollo Espacial se encuentra reuniendo antecedentes para determinar las capacidades que deberá contar el nuevo ingenio espacial para satisfacer las necesidades de diferentes instituciones nacionales.

Se espera que este proceso de análisis culmine en el primer semestre de este año para que posteriormente el Estado Mayor Conjunto (EMC) inicie el proceso de licitación.

En la actualidad, Chile dispone de un satélite de observación de la Tierra con aplicaciones civiles y militares basado en la plataforma AstroSat-100/Myriade denominado FASat-Charlie en el país que fue desarrollado por Airbus DS y el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) para el Ministerio de Defensa de Chile.

Tras la apertura de un proceso de licitación en 2007, el programa fue adjudicado a Airbus DS, firmándose el contrato de construcción por 72,5 millones de dólares en julio de 2008. El lanzamiento de la plataforma se efectuó desde el puerto espacial europeo de Kourou, Guayana Francesa, el 17 de diciembre de 2011 a bordo de un cohete Soyuz ST-A junto con otros cinco satélites franceses.

Fuente: Infoespacial

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esta entrada fue publicada en Chile en el Espacio por Felipe Campos. Guarda el enlace permanente.
Felipe Campos

Acerca de Felipe Campos

Ingeniero en Informática. Atraído desde pequeño por la ciencia, y aficionado a la astronomía desde hace algunos años. Con el tiempo que dispone, intenta acercar esta ciencia a la gente, ya sea mediante la publicación de artículos o de eventos y actividades astronómicas en Chile. Traductor de ESOcast para el Observatorio Europeo Austral.