Climas extremos en el Sistema Solar (Parte 2/2)

Saturno

Representación artística de Saturno.

 

Seguimos por nuestro viaje a través de nuestro Sistema Solar, explorando las condiciones climáticas extremas de cada planeta. Anteriormente vimos los planetas internos del sistema solar junto con sus lunas. Ahora nos toca los planetas más externos.

 

 

Saturno

Al igual que Júpiter, la atmósfera de Saturno está compuesta principalmente de hidrógeno. Las velocidades del viento pueden llegar a alcanzar los 1609 km/h, que es casi igual de rápido que una bala. La velocidad de viento más alta que hay sido registrada en la Tierra durante un huracán fue en 1996, durante el ciclón tropical Cynthia cuando las ráfagas alcanzaron una velocidad de 408 km/h.

En el polo norte de Saturno, hay una tormenta extremadamente fría que está teniendo lugar. No es circular ni redondeada como la mayoría de los sistemas meteorológicos extremos, en realidad tiene una forma hexagonal. Cada lado del hexágono tiene una longitud de 13.800 km, casi igual al diámetro de la Tierra.

Esta imagen muestra una característica hexagonal extraña de seis caras que rodea todo el polo norte de Saturno.  Crédito: NASA/ JPL/ University of Arizona.

Esta imagen muestra una característica hexagonal extraña de seis caras que rodea todo el polo norte de Saturno.
Crédito: NASA/ JPL/ University of Arizona.

Aunque su atmósfera es bastante fría, de su núcleo se escapa mucho calor, lo que puede generar algunas tormentas extremas. En el hemisferio norte, hay una tormenta que tiene unos 10.000 km de ancho. Si esto ocurriera en la Tierra, sería una tormenta que empezaría en Los Angeles y terminaría en Beijing, China.

En la ‘superficie’ de Saturno, el carbono del aire puede ser presionado hasta convertirse en grafito. Sí, Saturno tiene una mina de lápices. Aún más cerca del núcleo, la presión transformaría el carbono en diamante. Si un ser humano tuviera que viajar a Saturno, los diamantes le cortarían el cuerpo como un sinnúmero de pequeñas balas.

Titán

Titán, la luna más grande de Saturno, tiene unos grandes lagos que inicialmente parecen prometedores para un lugar de vacaciones. Sin embargo, la temperatura es de -1620C, y los lagos no son de agua – ¡en realidad son de metano líquido!

Urano

La inclinación sorprendente de Urano provoca un efecto curioso: su campo magnético se inclina 60 grados en relación al eje. Los anillos de Urano son distintos de los de Júpiter y Saturno.

La inclinación sorprendente de Urano provoca un efecto curioso: su campo magnético se inclina 60 grados en relación al eje. Los anillos de Urano son distintos de los de Júpiter y Saturno.

Urano es el planeta más frío del sistema solar, con unas temperaturas que alcanzan los -2240C. Urano es bastante extraño, ya que está completamente volcado, con el Polo Norte hacia el Sol. Esto pudo haber sido el resultado de una colisión masiva, ya que su campo magnético no se alinea con sus polos.

A primera vista, Urano se parece a una bola azul llana donde no hay mucho que hacer, pero este planeta tiene un sistema de clima bastante activo, donde hay enormes huracanes que sólo pueden ser vistos con los telescopios de infrarrojos. Al igual que Júpiter, Urano también tiene diamantes que están lloviendo sobre su superficie.

Neptuno

Nuestro planeta más lejano, Neptuno, es el hogar de un clima extremo similar a los otros planetas gigantes. Si bien cuenta con tormentas lo suficientemente grandes como para tragar toda la Tierra y con bandas de nubes que marcan la latitud del planeta, también tiene el viento más violento del sistema solar, ya que puede alcanzar una asombrosa velocidad de 2.414 km/h. Debido a que la topografía de Neptuno es bastante llana, no hay fricción para frenar estas increíbles ráfagas de viento. Al igual que todos los demás planetas gigantes, el carbono atmosférico se comprime en una lluvia de diamantes.

Tritón

Representación artística de la superficie de Tritón y del planeta, Neptuno, en torno al cual orbita.

Representación artística de la superficie de Tritón y del planeta, Neptuno, en torno al cual órbita.

Neptuno tiene más de una docena de lunas, la mayor de ellas es Tritón. Esta luna tiene una temperatura promedio de -1920C. Si se quiere visitar, el viaje hasta esta luna tardaría unos 10 – 100 millones de años. Tritón se acerca cada vez más a Neptuno, y lo más probable es que sea destrozado y forme un sistema de anillos como el de Saturno.

Un viaje a Neptuno también incluiría escuchar cómo el viento rompe la barrera del sonido, aunque el visitante se congelaría casi al instante.

Plutón

Representación artística de Plutón, el mundo que pasó de ser un planeta de pleno derecho a ser un “planeta enano”, y que ahora exhibe rasgos, comportamientos y características propios de una cometa.

Representación artística de Plutón, el mundo que pasó de ser un planeta de pleno derecho a ser un “planeta enano”, y que ahora exhibe rasgos, comportamientos y características propios de un cometa.

Plutón experimenta cambios masivos en su temperatura debido a que su órbita tiene una excentricidad muy alta. Cuando Plutón se encuentra más lejos del Sol, está completamente congelado. Cuando se encuentra más cerca del Sol, el gas se calienta y produce una atmósfera gaseosa, que también perjudica su estatus de planeta, ya que actúa como un cometa. Como Neil deGrasse Tyson lo puso: “Si Plutón se acercara a la Tierra en este momento, el calor del Sol haría que el hielo se evapore, y se forme una cola. Pues bien, esto no es un comportamiento típico de un planeta”.

Nuestro sistema solar es el hogar de un clima bastante extremo. Aprender acerca de cómo funcionan estos sistemas puede aumentar nuestro conocimiento de cómo algunos de estos planetas se formaron, e incluso dar pistas sobre el potencial para albergar vida. Pero cuando todo se reduce a tener que gastar tiempo en la superficie de algunos de estos planetas o lunas, salvo los grandes avances tecnológicos, no hay ningún lugar como el hogar.

Ver Parte 1

Fuente: IFLScience

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...