Cómo no hacer una película sobre asteroides asesinos

Asteroide acercándose a la Tierra

Ilustración artística de un asteroide acercándose a la Tierra. Crédito: Mopic (Shutterstock.com).

En la película “Armageddon” de 1998, un asteroide del tamaño de Texas amenaza con colisionar con la Tierra en 18 días. Para salvar al planeta de la destrucción, un equipo heterogéneo voluntario de extractores de petróleo de aguas profundas intenta desviar la enorme roca espacial enterrando una bomba nuclear bajo su superficie y para convertirla en dos rocas que pasarían muy cerca de la Tierra, pero sin impactarla.

Sin embargo, a pesar de su valor en el ámbito de la entretención, la película es increíblemente inexacta, dijo el astrónomo Phil Plait, autor del blog Bad Astronomy.

“No vayas a Hollywood para recibir consejos sobre cómo hacer frente a un asteroide”, dijo Plait a una pequeña audiencia en HawaiiCon, una convención de ciencia, ciencia ficción y fantasía en la isla de Hawái. La convención de tres días contó con charlas y eventos con celebridades de populares series de televisión de ciencia ficción, así como expertos en espacio y astronomía.

Durante su charla, Plait mostró un video de “Armageddon” en que el personaje de Bruce Willis lucha a mano para detonar la bomba antes que el asteroide impacte la Tierra y destruya toda la vida.

“Hay más errores en este video que fotogramas”, dijo Plait. A fin de hacer estallar un asteroide del tamaño del mostrado en la película, la bomba tendría que explotar con la misma cantidad de energía que la producida por el Sol, dijo.

Incluso si pudieras crear un arma así, “sería más peligrosa que el propio asteroide”. Lo que es más, después no solo tendrías un asteroide; tendrías un asteroide radiactivo.

Pero aunque la ciencia real en “Armageddon” falla estrepitosamente, puedes encontrar ciencia mucho más precisa en la película “Impacto Profundo” de trama similar, también estrenada en 1998, dijo Plait. En esa película, un astrónomo aficionado adolescente descubre un cometa de 11 kilómetros de diámetro en una trayectoria que lo llevará a impactar la Tierra en dos años.

Como en “Armageddon”, la humanidad envía un equipo de personas a la roca espacial para destruirla con un arma nuclear, pero esta vez el estallido es mucho menor, y los fragmentos producidos por la explosión terminan dirigiéndose a la Tierra. Uno de los fragmentos cae en el océano Atlántico, generando un mega-tsunami que inunda Manhattan y muchos bordes costeros importantes, un escenario que en realidad es muy preciso, dijo Plait.

Pero incluso “Impacto Profundo” hace mal algunas cosas. La misión al asteroide envía una nave a estallar el otro pedazo del asteroide, produciendo fragmentos que se desintegran inofensivamente en la atmósfera de la Tierra en vez de causar impactos mortales; un escenario poco probable, según Plait.

En la realidad, los asteroides y cometas que podrían impactar la Tierra –conocidos como “objetos cercanos a la Tierra”- representan un peligro para la vida en el planeta.

Afortunadamente, NASA y otras organizaciones, tales como B612 Foundation en Menlo Park, California, monitorean el cielo en busca de estos peligros. Desafortunadamente, no todos los peligros son detectables. De hecho, a veces los científicos descubren algunas de estas rocas espaciales solo después que los objetos han pasado muy cerca del planeta.

Son necesarios telescopios más grandes para detectar más de estos visitantes no deseados, y mientras antes puedan ser detectados, más fácil será desviarlos, dijo Plait.

Fuente: SPACE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...