Cuatro lanzamientos en dos días

Explosión Antares

Explosión de cohete Antares.

De media se lanza un cohete al espacio por semana, pero en esta ocasión la casualidad ha hecho que en tan sólo dos días hayamos visto cuatro lanzamientos. Bueno, en realidad tres porque el primero de todos explotó…

Lanzamiento fallido de la ORB-3, Cygnus Deke Slayton, (Antares) Wallops Flight Facillity

El cohete Antares estaba en la rampa de lanzamiento de Wallops a las 22:22 UTC del 28 de octubre esperando a que la órbita de la Estación Espacial Internacional (ISS) se alineara con el centro para despegar. Todo iba bien hasta que unos diez segundos después del despegue ocurría esto:

Según el responsable de Orbital, empresa que fabrica y lanza el cohete, el FTS (Flight Termination System) o sistema de finalización de vuelo (secuencia de autodestrucción) se activó poco después de que el cohete abandonara la rampa y este cayó cerca de ella, provocando un masivo incendio con casi las 275 toneladas que pesaba el cohete, 243 de ellas oxígeno y queroseno líquido, altamente inflamables si estos entran en contacto entre ambas.

launch-pad-looking-south-after-failure

Así quedó la rampa tras la explosión (click para ampliar) (Crédito: NASA).

Todavía es pronto para decir nada, pero parece que el fallo proviene de la zona de abajo del cohete, donde se encuentran los motores principales.

El cohete usa en su primera etapa dos motores NK-33 modificados, sobrantes del programa lunar tripulado soviético. Los motores son comprados a Rusia por Aerojet Rocketdyne y esta a la vez se los vende a Orbital con el nombre AJ-26. Los motores son reutilizables por lo que se prueban en tierra antes de ser usados en misiones. Hay que recalcar que durante unas pruebas, uno de estos NK-33 explotó, probablemente a causa del deterioro de los componentes de los motores con el tiempo.

De ser los motores los culpables del accidente, la responsabilidad no sería de los rusos sino de Aerojet, que es quien los comercializa en EE.UU. y quien tiene parte de la patente.

El Antares tenía como destino poner en órbita la 3º nave Cygnus, esta vez llamada Deke Slayton. Cygnus debía haberse acoplado con la ISS unos dos días después del lanzamiento, llevando dos toneladas de víveres a la ISS para los astronautas americanos y europeos. También portaba un total de 29 minisatélites de diversos usos que debían ser puestos en órbita desde la ISS, además de varios experimentos científicos.

Hay que señalar que la ISS y su tripulación no sufrirán consecuencias graves, ya que son varias las naves que atracan en la ISS regularmente para llevar todos los víveres necesarios, como la Dragon de SpaceX, que también está dentro del programa COTS (Comercial Orbital Transportation System) de la NASA, las HTV japonesas o las Progress rusas.

La explosión vista desde la zona de prensa, situada a unos 2 km de la rampa.

Se cree que se tardarán en el mejor de los casos tres meses y en el peor de los casos un año en volver a la normalidad, dependiendo de cual haya sido el problema y los daños sufridos en la rampa de lanzamiento.

Lanzamiento de la Progress M-25M (Soyuz 2-1a), Baikonur, Rusia

Tan solo 9 horas después, a las 7:09 UTC del 29 de octubre, un cohete Soyuz 2-1a de última generación se estrenaba con la nave de carga Progress M-25M.

De aquí en adelante se usará el Soyuz 2-1a en vez del clásico Soyuz-U para las Progress, ya que la precisión de inserción de órbita es mucho mayor. Esta precisión es necesaria para asegurar que las nuevas trayectorias rápidas de acople de 6 horas (es decir, 6 horas desde el lanzamiento hasta la llegada a la ISS), ya que requieren mucha más precisión que en la trayectoria lenta de 2 días que se usaba anteriormente. Esta mejora fue introducida por comodidad para los cosmonautas, y fue probado en las Progress antes de implementarse en las Soyuz. A cambio, las naves deben gastar más combustible y en el centro de control de vuelo las cosas son bastante más caóticas.

Como decíamos, unas 6 horas mas tarde la Progress se acoplaba exitosamente en el segmento ruso de la ISS:

La Progress, que pesa unos 7290 kg llena de combustible y víveres hasta los topes, llevó 2351 kg de carga útil a la ISS, de ellos 1283 kg viajaban en la bodega de carga, (tecnología, experimentos, etc.) y el resto era combustible, aire, oxígeno o agua.

La órbita de inserción de la Progress fue de 258 x 298 km y 51.64º de inclinación.

Lanzamiento del Navstar GPS IIF-08 (Atlas V 401), Kennedy Space Center, Florida

Diez horas más tarde el turno volvía a América, más en concreto al Centro Espacial Kennedy (KSC), cerca de Orlando. Allí, ULA (United Launch Alliance), formada por Lockheed Martin y Boeing tenía listo su Atlas V en su versión más ligera (401) con el octavo satélite GPS de última generación (Block IIF).

A las 17:21 UTC del 29 de octubre los potentísimos motores RD-180 rusos se pusieron en funcionamiento para poner rumbo noreste:

Video del lanzamiento

a5 gps8 gt

Ground track de la misión. (Crédito: ULA).

Casi tres horas más tarde, la clásica etapa elevadora Centaur circularizó la órbita y separó a la carga útil, mientras sobrevolaba el mar del sur de Australia:

La órbita final después de la separación fue de 20.479 x 20.454 km y 55.00º de inclinación.

En las próximas semanas se harán las comprobaciones necesarias al satélite y poco después entrará en servicio, tanto de civiles como de militares.

Lanzamiento del Meridian 7, (Soyuz 2-1a-Fregat), Plesetsk, Rusia

De nuevo el turno volvió a los rusos, esta vez con un lanzamiento algo más “secreto”.

El lanzamiento ocurrió más o menos a la 1:40 UTC del 30 de octubre.

De este lanzamiento no hay ningún vídeo de calidad, ya que Plesetsk es una base militar. Sin embargo este periodista consiguió grabarlo desde fuera de la base:

Lanzamiento del Meridian 7.

El Meridian 7 es un satélite de telecomunicaciones militar. El cohete Soyuz, ayudado de la etapa elevadora Fregat, ya que la Soyuz solo puede poner cargas en órbitas muy bajas, colocaron el satélite en una órbita Molniya de 1000 x 39700 km y 63º de inclinación respecto al ecuador. Esta ingeniosa órbita diseñada por los soviéticos se usa para dar cobertura en latitudes altas, como el norte de Rusia o incluso el polo norte.

La órbita real de inserción fue de 981 x 39732 km y 62.80º de inclinación.

Y así es como despegan 4 cohetes en tan solo dos días (aunque técnicamente fueron 3). En total, fueron orbitados 7 satélites, cuatro de ellos cohetes y los otros tres satélites operacionales. Y es que dos días dan para mucho.

satelites 1

Ground track de todos los satélites lanzados, excepto la 3º etapa de la Soyuz 2-1a del Meridian 7. (Crédito: cosmonoticias.org).

satelites 2

Vista 3D de las órbitas de los satélites lanzados estos dos últimos dos días. (Crédito: cosmonoticias.org)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  • Jorge Hernández Navarrete

    Excelente. Cada día se desarrolla mas y mas la parte comercial de la exploración del espacio.