Estallidos rápidos de radio y naves extraterrestres

Vela impulsada por haces de radio

Ilustración artística de una vela impulsada por haces de radio generados en la superficie de un planeta. Las fugas de estos pulsos podrían verse en el cielo como FRBs. Crédito: M. Weiss/CfA.

¿Son pulsos de radio los causantes de una de las señales más misteriosas del espacio? Un nuevo artículo realizado por Manasvi Lingam y Avi Loeb del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica indica que los estallidos rápidos de radio (FRB, por sus siglas en inglés) podrían tener su origen en pulsos de radio extraterrestres que son usados como faros o para impulsar velas extraterrestres.

La fuente de los FRBs, que son pulsos de ondas de radio que duran milisegundos pero son increíblemente brillantes, ha intrigado y desconcertado a los astrónomos durante años y en realidad no es la primera vez que se ha sugerido extraterrestres como explicación.

¿Qué? ¿Encontraron extraterrestres?

No. No hay evidencia de que otra civilización genere los FRBs. Esta nueva investigación no dice que alguien encontró extraterrestres ni que ellos causen los FRBs. En su lugar, toma un escenario donde estas misteriosas señales proceden de civilizaciones extragalácticas como punto de partida, y se pregunta cómo podría ser posible.

Dado que no sabemos lo que realmente causa los FRBs, este estudio simplemente añade otra idea al grupo. Muchos astrónomos creen que es poco probable, pero Loeb afirma que vale la pena investigarlo.

“Decidir lo que es probable antes de tiempo limita las posibilidades. Es valioso dar ideas y dejar que los datos sean los jueces”, indicó Loeb en un comunicado.

Si fueran extraterrestres, ¿cómo funcionaría?

Según Lingam y Loeb, las señales de FRB podrían venir de enormes transmisores de radio fuera de nuestra galaxia. Si fueran alimentados por luz estelar, estos transmisores extraterrestres necesitarían tener dos veces el tamaño de la Tierra. ¿Por qué hacer el esfuerzo de construir un transmisor de radio del tamaño de un planeta? Si los extraterrestres estuvieran intentando señalar que se encuentran allí fuera, esta parece una de las maneras más difíciles e ineficientes de hacerlo.

En su lugar, tal vez están usando estos poderosos haces de radio para impulsar velas de luz (conocidas también como velas solares), lo que empujaría la nave rebotando la luz en una gran vela reflectora. Una vela que requiere un haz tan poderoso como un FRB sería mucho más grande que cualquiera que hayamos considerado construir en la Tierra. Dicha vela solar extraterrestre podría transportar casi un millón de toneladas (como comparación, la Estación Espacial Internacional tiene una masa de aproximadamente 420 toneladas).

Si hubiera muchas civilizaciones extraterrestres con colosales cruceros, podría haber muchos haces de radio poderosos propagándose por el cielo, cada uno siguiendo el camino de una vela. Cuando la trayectoria del haz se cruce con la de la Tierra, veríamos un brillante pero breve estallido de ondas de radio.

Si los estallidos rápidos de radio no son señales extraterrestres, ¿qué son?

Dado que los FRBs probablemente se originan extremadamente lejos, deben venir de fuentes extraordinariamente energéticas y brillantes. Así que la mayoría de las explicaciones propuestas involucran a los objetos más extremos del Universo, estrellas de neutrones y agujeros negros.

Una teoría sostiene que cuando una estrella de neutrones y un agujero negro se orbitan acercándose en espiral, sus campos magnéticos generan electricidad al interactuar, iluminando el área con ondas de radio. Justo antes que los dos gigantes se fusionen, esas luces destellan causando los estallidos de radio que vemos.

O tal vez los FRBs proceden de estrellas de neutrones en proceso de convertirse en agujeros negros. Si una supernova deja una estrella de neutrones de alta masa, solo su rápida rotación evitaría que colapse inmediatamente en un agujero negro. Sin embargo, eventualmente la estrella de neutrones tiene que ceder ante la gravedad. Cuando lo haga, su campo magnético puede separarse, liberando un estallido de energía, quizá en forma de un FRB.

¿Podría ser algo más?

Un FRB parece repetirse, lo que pone en duda la idea de que proceden de eventos cataclísmicos de una sola ocurrencia. La repetición podría apuntar a “algo como un púlsar con esteroides”, una fuente en rotación que ocasionalmente emite estallidos de ondas de radio en nuestra dirección, dijo Jason Hessels del Instituto de Radio Astronomía de Países Bajos, quien fue parte del equipo que descubrió el FRB que se repite.

También es posible que los FRBs sean causados por una combinación de cosas, o por algo que nadie ha pensado aún. Solo hemos visto 17 FRBs únicos hasta ahora, así que es difícil decir con seguridad qué es lo que los causa.

Entonces… ¿todavía podrían ser extraterrestres?

Bueno, nadie ha probado que no pueden ser extraterrestres o que definitivamente es alguna otra fuente… Así que, técnicamente, sí, podrían ser extraterrestres. ¿Cuán probable es? No podemos saberlo.

El artículo “Fast Radio Bursts from Extragalactic Light Sails” ha sido aceptado para ser publicado en The Astrophysical Journal Letters.

Fuente: New Scientist

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...