¿Están relacionadas la aparición de la vida y la energía oscura?

Algunas veces me pregunto qué es lo primero que nos preguntaría una civilización extraterrestre en su transmisión interestelar.

Dudo que el saludo fuese “vida larga y próspera”; el mantra del Sr. Spock en Star Trek.

¿Qué pensarán los extraterrestres que estamos interesados en escuchar? Puede ser algo tan abstracto como: “muéstrame tu ecuación de estado y te mostraré la mía”.

¿Qué?

La ecuación de estado es la medición de la estabilidad de la energía oscura. Descubierta en 1996 y predicha décadas antes por Albert Einstein, esta forma repulsiva de gravedad parece extenderse uniformemente a través del espacio. Si la energía oscura es inestable, podría, eventualmente, rasgar el Universo (Big Rip) o provocar su implosión (Big Crunch).

La energía oscura contiene una “presión” repulsiva en cada yarda cúbica de espacio. La gravedad y la radiación se diluyen conforme el Universo se expande. Sin embargo, las mediciones actuales sugieren que la energía oscura se mantiene como una fuerza constante.

¿Por qué pensarían los extraterrestres que estaríamos interesados en su valor para la energía oscura?

Por una razón simple: Las mentes inquisitivas de toda la galaxia deben estar preguntándose: “¿por qué yo, por qué ahora?”

Esta cita no es del Sr. Spock, sino de la campeona de patinaje artístico Nancy Kerrigan, quien pronunció la frase en 1994 después de ser atacada y herida por una competidora.

Como nosotros, los científicos extraterrestres se estarían dando cuenta que nosotros estamos viviendo en un nexo singularmente único en la historia del Universo.

Cuando la Tierra se formó, una pelea de 7.000 millones de años entre la gravedad y la energía oscura llegó a su fin. La energía oscura superó a la gravedad debido a que la gravedad se dilata conforme el Universo se vuelve más grande. La energía oscura ha estado expandiendo el Universo cada vez más rápido desde entonces.

Ahora, la parte espeluznante es que este fin de la pelea sucedió –coincidentemente- al mismo tiempo que la vida inteligente debería haber florecido a través de nuestra galaxia, la Vía Láctea, dice un par de teóricos australianos, Charles Lineweaver y Chas Egan.

Hace cinco mil millones de años, la galaxia fue contaminada con la suficiente cantidad de elementos pesados –tales como carbono, oxígeno y silicio- provenientes de las primeras generaciones de estrellas, para comenzar a formar planetas terrestres. De hecho, la mayoría de los planetas que el Universo tendrá ya están ‘hechos’. Esto se debe a que el Universo pasó por un boom de formación de estrellas –adivinaste- hace 5.000 millones de años, cuando se formaron el Sol y el Sistema Solar.

Aproximadamente al mismo tiempo, también ocurrió una transición de fase biológica. La materia inanimada pasó a tener la capacidad de auto-replicarse. Si la vida es una condición del Universo, este fenómeno debe haberse extendido a través de toda la galaxia en los últimos miles de millones de años. Durante este mismo periodo un subconjunto de planetas debería haber apoyado la evolución de vida compleja.

Hoy en día, los astrónomos extraterrestres de la galaxia han alcanzado la mayoría de edad en paralelo con nosotros, dicen los investigadores. Si estos extraterrestres tienen tanta curiosidad como nosotros, y tienen la tecnología necesaria, también están descubriendo que el Universo se está acelerando.

La propia física extraterrestre está enfrentándose con la realidad de esta fuerza incontenible, que corresponde al 73% de la materia-energía del Universo. Al igual que nosotros, también deben estar reflexionando lo que significa esto para el destino del Universo.

Hay un amplio margen en esta tabla de tiempo para la evolución de civilizaciones que están unos pocos millones de años por delante de nosotros. Es posible que ya hayan resuelto el misterio de la energía oscura. Pero como escolares, puede que quieran comprobar su tarea con la de los demás.

Supongo que los extraterrestres muy inteligentes que comprenden esto se han alejado mucho en el espacio y tiempo, así que dudo que alguna transmisión alienígena nos otorgue una solución definitiva a la energía oscura en el corto plazo. Pero es una cuestión realmente universal que une a los seres cuyas mentes han evolucionado bajo soles extraterrestres.

Lo que es inquietante para mí, es que toda esta idea es anti-copernicana. El copernicanismo afirma que no hay nada especial con respecto a la ubicación del observador en el espacio o tiempo. Pero, aún así, podemos decir que vivimos en un tiempo muy especial.

La única manera de salir de este dilema es asumir que todos los momentos son especiales en el Universo en evolución. Si cualquier entidad que sea consciente de sí misma pudiese existir un billón de años a partir de ahora tendrá sus propios misterios cosmológicos únicos.

Sin embargo, ¿la aparición de la inteligencia y el comienzo de un universo en aceleración es sólo una coincidencia? O, ¿aún tenemos que darnos cuenta de verdades más profundas?

Fuente: Discovery News

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...