Estudio del terremoto de Chile de 2010 descubre estructura rocosa que afecta al proceso de ruptura de los sismos

Anatomía de una zona de subducción

Científicos han generado imágenes 3D que muestran los procesos internos de uno de los límites de placas más peligrosos. Crédito: Stephen Hicks, Universidad de Liverpool.

Investigadores de la Universidad de Liverpool encontraron una masa de roca inusual en la línea de fallas activas ubicada debajo de Chile, la cual influenció el tamaño de la ruptura del terremoto que azotó la región en el año 2010.

La estructura geológica, de la que previamente no se sabía nada, es inusualmente densa y grande para la profundidad a la que se ubica en la corteza terrestre. Su descubrimiento se produjo utilizando imágenes sísmicas en 3D del interior de la Tierra, basadas en el monitoreo de las vibraciones causadas por las réplicas del terremoto de magnitud 8.8 en el fondo marino del Pacífico. Este procedimiento funciona de manera similar a las tomografías computarizadas que se usan en los hospitales.

El análisis del terremoto del 2010 también reveló que esta estructura jugó un rol importante en el movimiento de la falla al ralentizar la ruptura

Los sismólogos creen que el bloque de roca alguna vez fue parte del manto terrestre, y que podría haberse formado hace unos 220 millones de años, durante un periodo conocido como el Triásico.

Stephen Hicks, sismólogo de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de Liverpool y guía de la investigación, comentó: “anteriormente se pensaba que cuerpos geológicos densos situados en zonas de fallas activas, podrían ocasionar más movimiento en la falla durante un terremoto.”

“Nuestra investigación, sin embargo, sugiere que estos bloques de roca en realidad podrían hacer que la ruptura se ralentizara repentinamente. Pero este hecho puede generar mayor movimiento en la superficie, algo que resulta más devastador para las construcciones hechas por el hombre.”

“Ahora queda claro que la geología antigua desempeña un papel clave en la generación de futuros terremotos y sus correspondientes réplicas.”

Ondas sísmicas, Chile 2010

Los científicos usaron modelos de computador para trazar el recorrido de las ondas sísmicas a través de la tierra y generar imágenes 3D que revelaron una estructura previamente desconocida en la línea de falla de Chile. Crédito: Stephen Hicks, Universidad de Liverpool.

El profesor Andreas Rietbrock, líder del grupo de investigación de Sismología y Geodinámica, agregó: “este trabajo ha demostrado claramente el poder de las imágenes sísmicas 3D para ayudarnos a entender más profundamente el proceso de ruptura de los terremotos.”

“Actualmente estamos estableciendo el Observatorio Terrestre de Liverpool (Liverpool Earth Observatory – LEO), el cual nos permitirá, en conjunto con asociaciones internacionales, llevar a cabo estudios similares a éste en otras regiones tectónicamente activas, como es el caso del norte de Chile, Indonesia, Nueva Zelandia y la costa noroeste de los Estados Unidos. Este trabajo resulta esencial para comprender la exposición al riesgo de movimientos telúricos y tsunamis en dichos países.”

Chile está ubicado en el Cinturón de Fuego del Pacífico, zona en la que el hundimiento de placas tectónicas genera varios de los terremotos más grandes del mundo.

El terremoto 8.8 del 2010 fue uno de los mejor registrados, y le dio a los sismólogos una buena perspectiva –la mejor a la fecha- de las rupturas asociadas a mega-sismos.

El estudio “Anatomy of a megathrust: The 2010 M8.8 Maule, Chile earthquake rupture zone imaged using seismic tomography” fue publicado en la edición del 1 de noviembre de 2014 de Earth and Planetary Science Letters.

Fuente: Phys.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...