Estudio descarta la existencia de Gliese 581 d y g, planetas potencialmente habitables

La existencia del primer exoplaneta potencialmente habitable ha sido tema de debate durante años, y ahora una nueva investigación afirma que dicho planeta en realidad no existe.

Sistema Gliese 581

Impresión artística del sistema planetario alrededor de la enana roja Gliese 581. Crédito: ESO.

Corría el año 2007 cuando se anunció el descubrimiento de tres planetas en el sistema de la estrella enana roja Gliese 581. Uno de estos planetas, Gliese 581 d, era una súper-Tierra con tan solo 5 veces la masa de nuestro planeta, un radio 50% más grande y que se encontraba en la zona habitable de la estrella. Debido a eso, Gliese 581 d se convirtió en el primer planeta potencialmente habitable descubierto.

Luego, en 2009, se anunció la existencia de Gliese 581 e. No obstante, el sistema ha sido objeto de controversia desde 2010, cuando un equipo anunció el descubrimiento de Gliese 581 f y g; este último también se encontraba en la zona habitable y tenía 3 veces la masa de la Tierra.

Poco después, otro equipo dijo que no encontró indicios de Gliese 581 g en los datos del instrumento HARPS (el mismo espectrógrafo utilizado para confirmar la existencia de Gliese 581 d) de ESO, lo que arrojó dudas también sobre la existencia de Gliese 581 f. Otros investigadores analizaron el sistema obteniendo diferentes resultados, por lo que el debate continuó.

Ahora, al parecer, ha llegado el momento de dar por muerto a Gliese 581 d… y también a Gliese 581 g.

El problema del espectro

La incertidumbre surge de la delicadeza de buscar señales de planetas pequeños que orbitan estrellas mucho más grandes. Generalmente, los astrónomos encuentran planetas al verlos pasar frente a su estrella o midiendo el tirón gravitatorio que ejercen sobre su estrella madre a medida que la orbitan. La naturaleza del tirón sobre Gliese 581 es lo que intriga a los científicos.

Un planeta en órbita alrededor de una estrella tira de ella, haciendo que la estrella se acerque y aleje regularmente de un observador distante situado en la Tierra. Debido al efecto Doppler, este sutil cambio de velocidad radial produce un cambio en el espectro de la estrella hacia longitudes de onda mayores a medida que se aleja (llamado desplazamiento al rojo) y hacia longitudes de onda más cortas (desplazamiento al azul) cuando se acerca. Este pequeño cambio en el espectro de la estrella se puede medir con un espectrógrafo de alta precisión como HARPS y se utiliza para inferir la presencia de un planeta.

El problema es que este cambio en el espectro de una estrella también puede ser resultado de eventos magnéticos (como manchas solares) que se originan dentro de la misma estrella, dando falsos indicios de un planeta que no existe.

Planetas potencialmente habitables, 3 julio 2014

Lista de planetas potencialmente habitables al 3 de julio de 2014, con Gliese 581 d y g tachados. Crédito: PHL @ UPR Arecibo.

En este nuevo estudio, los investigadores dicen que Gliese 581 d no existe, sino que su señal es fruto de la actividad estelar. El equipo analizó diferentes partes del espectro de Gliese 581 y midió el periodo de rotación de la estrella. Encontraron evidencia de regiones magnéticas similares a manchas solares que rotan con la estrella, causando la señal falsa de Gliese 581 d.

Y, dado que la existencia de Gliese 581 g depende en gran medida de la excentricidad asumida del primer exoplaneta, la actividad estelar corregida de forma incompleta causa la falsa detección del planeta g.

Dos planetas potencialmente habitables menos; pero así funciona la ciencia. Sin embargo, los amantes de los exoplanetas no deberían estar tristes ya que, a pesar de esta mala noticia, la lista de exoplanetas potencialmente habitables (que no significa que posean vida y ni siquiera que sean habitables) no deja de aumentar.

El estudio “Stellar activity masquerading as planets in the habitable zone of the M dwarf Gliese 581” es publicado por Science.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share