Evidencia de sales hidratadas en la superficie de Marte

RSL en cráter Garni

RSL en las laderas del cráter Garni. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

Existía gran expectación en el público por un misterio de Marte que sería revelado por la NASA. Finalmente, como mucho esperaban, el gran anuncio fue que se había detectado agua líquida fluyendo en la superficie de Marte, ¿o no?

El agua es esencial para la vida como la conocemos, y la presencia de agua líquida en Marte en la actualidad tiene implicaciones astrobiológicas, geológicas e hidrológicas y puede afectar la exploración humana del planeta en el futuro. Varias sales han sido detectadas en la superficie marciana, y estas sales pueden disminuir el punto de congelamiento del agua hasta -193 °C, de forma que el agua podría mantenerse en estado líquido en la superficie de Marte.

Dentro de las evidencias que se ha afirmado que apoyan la presencia de agua en el Marte actual, está la existencia de “líneas de pendiente recurrente” (“recurring slope lineae”, RSL) que corresponden a deslizamientos de materiales sueltos depositados en pendientes ecuatoriales, y cuyo origen no estaba totalmente claro.

RSL en cráter Hale

RSL en las laderas del cráter Hale. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

Ahora, los resultados de un nuevo estudio apoyan la hipótesis de que las RSL se forman como resultado de actividad actual de agua en Marte.

Se ha sugerido que las RSL se forman en presencia de agua líquida transitoria en el Marte actual. Las líneas aparecen y aumentan de tamaño en algunas pendientes durante las estaciones cálidas del Planeta Rojo, para luego desaparecer, en un ciclo que se repite cada año. Las RSL promedio miden de 2,5 metros hasta menos de 5 m de ancho. La temperaturas en las laderas donde aparecen RSL superan los -23 °C y es común que alcancen los 0 °C.

Para confirmar la hipótesis de un origen húmedo para las RSL era necesario detectar la absorción espectral de agua líquida en la superficie o detectar sales hidratadas precipitadas a partir de esa agua.

En el estudio, la composición de las RSL fue analizada usando los datos del instrumento CRISM (Compact Reconnaissance Imaging Spectrometer for Mars) de la nave Mars Reconnaissance Orbiter.

Se analizó cuatro sitios donde se forman RSL: los cráteres Palikir, Horowitz y Hale, y el cañón Coprates Chasma. Los datos espectroscópicos mostraron evidencia de sales hidratadas en los cuatro lugares analizados, sugiriendo la hidratación como origen de las RSL.

RSL en cráter Horowitz

RSL en las laderas del cráter Horowitz. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona.

El origen del agua que forma las RSL no se conoce con exactitud, pero se cree que podría formarse a partir de la fusión de hielo superficial o subsuperficial, aunque la presencia de agua en latitudes ecuatoriales es poco probable. Otra opción es que las RSL se formen mediante la absorción de agua, pero se desconoce si la atmósfera marciana puede suministrar suficiente vapor de agua para crear RSL cada año. Otra hipótesis es la descarga estacional de un acuífero local, pero es difícil explicar las RSL en las cimas de algunas montañas. Es posible que las RSL se formen mediante mecanismos diferentes dependiendo de las características del sitio.

El equipo concluyó que sus resultados apoyan fuertemente la hipótesis de que durante las estaciones cálidas de Marte aparezca agua en la superficie del planeta.

Cabe destacar que, debido a la identificación de perclorato en las RSL, el agua que posiblemente forma las RSL no corresponde a agua pura, sino más bien salmuera muy concentrada. No obstante, es un paso importante en la búsqueda de vida pasada o presente en Marte.

En la Tierra, en el desierto de Atacama, el desierto más árido del mundo, la absorción de humedad de ciertas sales ofrece el único refugio conocido para las comunidades microbianas. Si, de hecho, las RSL se forman como resultado de la absorción de humedad por parte de sales de perclorato, podrían proporcionar condiciones húmedas transitorias cerca de la superficie de Marte, aunque la actividad del agua en las soluciones de perclorato puede ser demasiado baja para sustentar la vida terrestre que conocemos hasta ahora.

El estudio “Spectral evidence for hydrated salts in recurring slope lineae on Mars” fue publicado en línea el 28 de septiembre de 2015 por Nature Geoscience.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...