FASat-Charlie: Un año de observaciones

Ilustración artística de SSOT en órbita. Crédito: Arianespace.

Ilustración artística de SSOT en órbita. Crédito: Arianespace.

FASat-Charlie, o SSOT (Sistema Satelital de Observación Terrestre), el satélite de observación perteneciente a la Fuerza Aérea de Chile (FACh), cumplió el 16 de diciembre de 2012 un año en órbita.

Orbitando a aproximadamente 620 kilómetros de altura había obtenido 32 mil imágenes luego de su primer año, formando un registro de una superficie de más de un millón y medio de kilómetros cuadrados.

El satélite chileno, que es el de mayor resolución en Sudamérica, obtiene imágenes cuya resolución es de 1,45 metros en pancromático (blanco y negro) y de 5,8 metros en su modalidad multiespectral (colores) con un ancho de barrido de 10,15 kilómetros.

Utilidad civil

Convenios y proyectos con más de 25 entidades estatales y privadas avalan el éxito del FASat-Charlie. Figuran acuerdos con Codelco, Sernageomin, Instituto Forestal, Universidad de Talca y Universidad de La Frontera, además de otros organismos públicos, privados e internacionales para realizar investigaciones de diversa índole. Hay estudios de climatológica, silvicultura, viñedos, retroceso de glaciares, vegetación, comportamiento volcánico e incluso aumento de la densidad y crecimiento demográfico urbanísticos, llegando a una capacidad de captar 150 imágenes diarias.

Los convenios con las distintas entidades son parte de un programa de difusión, ya que la idea es que el uso de la tecnología del SSOT no sea sólo militar, sino que todo el país se vea beneficiado, ya sea en materia productiva, desarrollo o emergencias.

De este modo, se espera que el satélite sea usado en un 20% con fines de defensa, como inspección de fronteras, y en un 80% para el uso civil, siendo uno de los más interesantes el desarrollo que puede proporcionar en la agricultura de precisión.

Conciencia espacial

“La gran contribución del satélite es poder mejorar la eficiencia del uso de los recursos naturales y mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas mediante el uso de nuevas tecnologías de información”, según Eduardo Holzapfel, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción, que oficializará una colaboración con el satélite para recibir imágenes satelitales que serán utilizadas en un estudio que busca estimar las demandas de agua para la agricultura nacional.

Sin embargo, estas tecnologías no han sido incorporadas a los sistemas productivos debido a que requieren de calibraciones y validaciones para diferentes cultivos. Por ello, en su caso, se encuentran trabajando en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, que los apoya en el tema del procesado de imágenes satelitales. “La idea es facilitar la interpretación del usuario final, sobre todo en temáticas como las de la agricultura”, detalló el académico.

A través del FASat-Charlie se puede conocer información precisa que requiere el complemento de aplicaciones científicas específicas para resultar verdaderamente útiles. Así se podría saber, por ejemplo, cuál es la cantidad de cerezas que están produciendo en Curicó o ver modelos digitales de inundaciones, de prevención de incendios o control de volcanes.

Si bien la FACh es la encargada de operar el satélite y distribuir las imágenes que obtiene son los organismos (ya sean del Estado o privados) quienes están llamados a utilizarlas. Por esto, dichas organizaciones deben ser capaces de aplicar las imágenes generadas por FASat-Charlie para que resulten útiles en una amplia cantidad de campos, como la agricultura y la cartografía, entre muchos otros. “La gracia de la imagen satelital es justamente la versatilidad con las bandas que tenemos, es decir, si yo obtengo una imagen y no ocupo las bandas es una fotografía común y corriente que sirve para colgarla en la pared, la gracia está en saber hacer las combinaciones de estas bandas, esta es la gran fortaleza que tienen las imágenes satelitales o también llamadas digitales multiespectrales”, dice el comandante Christian Stuardo, del GOE (Grupo de Operaciones Espaciales) de la FACh.

No obstante, la mayoría de los organismos interesados carecen de una infraestructura acorde a esta nueva tecnología (computadores, software especial y gente capacitada, entre otros), lo que ha perjudicado la materialización de convenios concretos entre el SAF (Servicio Aerofotogramétrico) y posibles usuarios. Por ello, Stuardo explica que desde la puesta en órbita de FASat-Charlie se han dedicado a crear conciencia de la importancia de este tema.

Lo que se hacía anteriormente en Chile, era comprar imágenes a otros satélites cuando se necesitaba información de calidad. Ahora, independiente de la cantidad de requerimientos de los organismos, el GOE ha utilizado el 100% de la capacidad del satélite.

Durante todo el primer año se ha capturado imágenes que conformarán un catálogo que contempla principalmente las grandes capitales del mundo y ciudades de Chile, plan que pretende consolidar las operaciones de FASat-Charlie. Las imágenes serán cargadas en la página web Geoportal que estará disponible en los próximos meses y contará con un archivo histórico de imágenes satelitales.

Plus internacional

El satélite tiene una órbita que le permite tener una cobertura mundial y por eso se ha recibido la retroalimentación de muchos países en cuanto a operación satelital. En concreto ya hay varios países interesados en acordar convenios de cooperación en temas de intercambio, lo que “nos posiciona en un nivel privilegiado internacionalmente porque este es un producto muy demandado”, dice Stuardo.

El Director del SAF, coronel Sergio Romero, acaba de firmar un convenio con Colombia donde nuestro país le va a entregar imágenes satelitales porque desean desarrollar un satélite similar al chileno.

A pesar del interés de varias organizaciones internacionales, “la prioridad no es la comercialización de imágenes. Cuando se hizo este proyecto nunca se analizó mucho el tema de la comercialización y la verdad es que nuestro modo de explotación y de todas las cosas que hacemos con el satélite está orientado a la generación de convenios y poder incrementar la productividad y eficiencia del Estado de Chile, ese es nuestro objetivo, el que va de la mano del desarrollo de la tecnología y de la investigación. Ahora, ¿podemos vender? Sí, podemos, pero no es nuestra elección”.

FASat-Charlie fue lanzado el 16 de diciembre de 2011 (hora chilena) a bordo de un cohete ruso Soyuz desde Kourou, Guayana Francesa, y su vida útil estimada era de 5 años. Gracias a la precisión de su puesta en órbita (a sólo 257 metros del punto óptimo), la vida útil del satélite se extenderá hasta 10 años, ya que la energía que se debería utilizar para corregir su órbita (de 622 x 624 kilómetros) será menor a lo previsto originalmente.

Imagen satelital del volcán Chaitén,en la Región de Los Lagos, capturada en diciembre del 2011. Aún es posible apreciar fumarolas luego de su erupción el año 2008. Crédito: FACh.

Imagen satelital del volcán Chaitén,en la Región de Los Lagos, capturada en diciembre del 2011. Aún es posible apreciar fumarolas luego de su erupción el año 2008. Crédito: FACh.

En esta imagen es posible apreciar la disminución del nivel de las aguas del Embalse Colbún (zona blanca), ubicado en la Región del Maule. Fue capturada el mes de abril del 2012. Crédito: FACh

En esta imagen es posible apreciar la disminución del nivel de las aguas del Embalse Colbún (zona blanca), ubicado en la Región del Maule. Fue capturada el mes de abril del 2012. Crédito: FACh.

El 2 de enero del 2012, el satelite capturó esta imagen del incendio forestal que afectó a la Región del Bío Bío. Gracias a las aplicaciones que permite la imagen satelital, fue posible observar la vegetación más vulnerable a las llamas (color rojo). Crédito: FACh.

El 2 de enero del 2012, el satelite capturó esta imagen del incendio forestal que afectó a la Región del Bío Bío. Gracias a las aplicaciones que permite la imagen satelital, fue posible observar la vegetación más vulnerable a las llamas (color rojo). Crédito: FACh.

Imagen de la ciudad de Santiago tomada en abril del 2012. Es fácil observar el Club Hípico, el Parque O’Higgins, el Río Mapocho, el Estadio Nacional y el Cerro San Cristóbal, entre otros. Crédito: FACh.

Imagen de la ciudad de Santiago tomada en abril del 2012. Es fácil observar el Club Hípico, el Parque O’Higgins, el Río Mapocho, el Estadio Nacional y el Cerro San Cristóbal, entre otros. Crédito: FACh.

La mina de oro y plata “Coipa” ubicada en la III Región. La imagen fue tomada en abril del 2012. Crédito: FACh.

La mina de oro y plata “Coipa” ubicada en la III Región. La imagen fue tomada en abril del 2012. Crédito: FACh.

A 620 kilómetros de altura es posible apreciar la Base Aérea Antártica “Presidente Eduardo Frei Montalva”, junto a la pista de aterrizaje del aeródromo Teniente Rodolfo Marsh y la Villa Las Estrellas, en la Isla Rey Jorge. Crédito: FACh.

A 620 kilómetros de altura es posible apreciar la Base Aérea Antártica “Presidente Eduardo Frei Montalva”, junto a la pista de aterrizaje del aeródromo Teniente Rodolfo Marsh y la Villa Las Estrellas, en la Isla Rey Jorge. Crédito: FACh.

Fuente: FACh

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esta entrada fue publicada en Chile en el Espacio y etiquetada por Felipe Campos. Guarda enlace permanente.
Felipe Campos

Acerca de Felipe Campos

Ingeniero en Informática. Atraído desde pequeño por la ciencia, y aficionado a la astronomía desde hace algunos años. Con el tiempo que dispone, intenta acercar esta ciencia a la gente, ya sea mediante la publicación de artículos o de eventos y actividades astronómicas en Chile. Traductor de ESOcast para el Observatorio Europeo Austral.