Fines del mundo

How dinosaurs became extinct. Créditos: C. Pope

Esta mañana mientras iba hacia el trabajo he estado leyendo en la primera página de un periódico gratuito una noticia que venía a decir que el fin del mundo de 2012 sería provocado por un meteorito que caería en Madrid. Luego resultó ser un anuncio de una conocida marca de relojes usando un bulo pseudocientífico para hacerse publicidad, algo que me parece penoso.

Fines del mundo

En la historia de nuestro planeta ha habido cinco intentos de fines de mundo, por llamarlo de alguna manera. Hablo de las extinciones. La más famosa, hace 65 millones de años, es la que acabó con la mayoría de los dinosaurios: la extinción del Cretácico-Terciario, también conocida como extinción del límite K/T, producida por el impacto de un meteorito en el actual golfo de México provocando el cráter conocido como Chicxulub.

Pero esta extinción se podría considerar como una pequeña broma frente a otra extinción anterior, la del Pérmico-Triásico hace 251 millones de años. Para hacerse una idea de la magnitud, la extinción del límite K/T acabó con aproximadamente el 75% de la diversidad biológica de la Tierra, mientras que la del Pérmico-Triásico arrasó con el 95% de las especies marinas y el 70% de las terrestres.

Las causas que provocaron la extinción del Pérmico-Triásico todavía son desconocidas, pero se barajan varias opciones que abarcan desde un vulcanismo extremo hasta la explosión de una supernova cercana.

Y todas estas extinciones no han ocurrido de un día para otro, sino que suelen durar unos pocos millones de años, por lo tanto los dinosaurios no desaparecieron por causa directa del impacto del meteorito, sino por consecuencias de éste.

Sin fundamento

Toda la palabrería que rodea al fin del mundo del 21 de diciembre de 2012, es eso, palabrería. Para los creyentes en esta profecía, se supone que tras el fatídico 21 de diciembre de 2012 ya no existirá nada. Yo tengo varias preguntas para ellos: ¿El fin del mundo se limita a nuestro planeta, al Sistema Solar, o todo el Universo? ¿Hablamos de la extinción del ser humano o de toda forma biológica? ¿Vendrán extraterrestres y nos colonizarán? En fin, son preguntas que ni ellos mismos sabrían responder basándose en argumentos realistas.

Y además, para que la Tierra despareciera de un día para otro, tendríamos que colisionar con un cuerpo del tamaño de nuestro propio planeta, y queridos lectores, si hubiese un cuerpo del tamaño de la Tierra viniendo hacia nosotros, creedme: ya lo habríamos localizado.

Así que tranquilidad, que el día 22 de diciembre de 2012 amanecerá como otro día cualquiera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  • Juan Carlos Meza

    Felicidades por darnos la oportunidad de mantenernos informados acerca de este matavilloso y fantastico tema.
    Saludos desde Bolivia.