IPBSL: En las entrañas de Marte

IPBSL

De izqda. a dcha. David Fernández-Remolar (Centro de Astrobiología), Liane Louiselle (University of Western Ontario) y Ricardo Amils (Centro de Astrobiología). Detrás, la perforadora del proyecto IPBSL. Créditos: Centro de Astrobiología (CSIC-INTA)

Hoy se ha presentado oficialmente una campaña científica en uno de los análogos terrestres de Marte más importantes: Río Tinto (Huelva, España). El proyecto en cuestión se llama IPBSL (Iberian Pyrite Belt Subsurface Life). La campaña comenzó a finales del pasado mes de noviembre y el objetivo no es otro que conocer de una forma más exacta el ecosistema subterráneo de la zona. Los microorganismos que en él habitan se alimentan de sulfuros metálicos de la Faja Pirítica Ibérica, siendo  estos seres vivos los responsables de la poco habitual acidez y concentración de metales pesados -sobre todo hierro- del río Tinto.

El proyecto está liderado por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) y la línea en la que se desarrolla es la de caracterizar el ambiente del análogo terrestre y extrapolarlo al subsuelo marciano ya que en la perforación se estudiará un ecosistema que no depende de la radiación solar, y es ahí donde se piensa que Marte podría albergar vida ya que en superficie, debido a la radiación solar, se sabe casi con total seguridad que no hay vida tal y como la conocemos en nuestro planeta.

¿Por qué río Tinto?

Río Tinto es considerado uno de los mejores análogos geoquímicos terrestres de Marte, sobre todo por compartir minerales de hierro que, como la jarosita, sugieren la existencia de agua ácida en dicho planeta, o de óxidos e hidróxidos de hierro como la goethita o los hematites, todos ellos productos habituales de la actividad microbiana existente en la cuenca del Tinto.

Cabe decir que esta perforación será la más profunda que se haya hecho jamás en río Tinto, por lo que nunca se ha sabido qué hay tras unos pocos metros de terreno.

Curiosidades

A modo anecdótico, el mismo día que se iniciaba la primera perforación del proyecto IPBSL se lanzaba desde cabo Cañaveral la misión MSL con el rover Curiosity a bordo, diseñado para conocer la habitabilidad de Marte. Así el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) ha hecho una doble apuesta por la habitabilidad marciana. Por un lado, el instrumento REMS a bordo del Curiosity para medir las condiciones ambientales del Planeta Rojo y por otro lado el proyecto IPBSL para comprender cómo podría ser la habitabilidad en el subsuelo de nuestro planeta vecino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...