Kepler confirma su primer planeta en la zona habitable

Ilustración artística del exoplaneta Kepler-22b. Crédito: NASA/Ames/JPL-Caltech.

La misión Kepler de la NASA ha confirmado su primer exoplaneta en la “zona habitable”, la región alrededor de una estrella donde podría existir agua líquida en la superficie de un planeta. Kepler también ha descubierto más de 1.000 nuevos candidatos a planeta, casi doblando su anterior cuenta conocida. Diez de estos candidatos tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de su estrella. Los candidatos requieren observaciones de seguimiento para verificar que en realidad son planetas.

El planeta recientemente confirmado, Kepler-22b, es el más pequeño descubierto hasta ahora en medio de la zona habitable de una estrella similar al Sol. El planeta tiene aproximadamente 2,4 veces el radio de la Tierra. Los científicos aún no saben si Kepler-22b tiene una composición predominantemente rocosa, gaseosa o líquida, pero su descubrimiento es un paso más cerca para encontrar planetas similares a la Tierra.

Investigaciones anteriores sugirieron la existencia de planetas con tamaño similar al de la Tierra en zonas habitables, pero resultaba esquiva una confirmación clara. Otros dos pequeños planetas que orbitan estrellas más pequeñas y frías que el Sol fueron recientemente confirmados en los bordes de sus zonas habitables, con órbitas más similares a las de Venus y Marte.

“Este es un hito importante en el camino para hallar un gemelo de la Tierra”, dijo Douglas Hudgins, científico del programa Kepler en las Oficinas Centrales de la NASA en Washington. “Los resultados de Kepler siguen demostrando la importancia de las misiones científicas de la NASA, cuyo objetivo es responder algunas de las preguntas más importantes acerca de nuestro lugar en el Universo”.

Kepler descubre planetas y candidatos a planeta midiendo disminuciones en el brillo de más de 150.000 estrellas en búsqueda de planetas que crucen en frente, o “transiten”, las estrellas. Kepler necesita, como mínimo, tres tránsitos para verificar una señal como un planeta.

“La fortuna nos sonrió con la detección de este planeta”, dijo William Borucki, investigador principal de Kepler en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California, quien dirigió el equipo que descubrió a Kepler-22b. “El primer tránsito fue capturado sólo tres días después que declaramos la nave espacial operacionalmente lista. Fuimos testigos del tercer tránsito en la temporada de vacaciones de 2010”.

El equipo científico de Kepler usa telescopios basados en tierra y el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA para las observaciones de confirmación de los planetas candidatos que encuentra la nave espacial. El campo de estrellas que Kepler observa en las constelaciones Cygnus y Lyra sólo puede ser visto por los observatorios terrestres desde la primavera a principios de otoño. Los datos de estos otros observatorios ayudan a determinar qué candidatos pueden ser validados como planetas.

Kepler-22b se encuentra a 600 años-luz de distancia. Aunque el planeta es más grande que la Tierra, su órbita de 290 días alrededor de una estrella similar al Sol lo hace parecerse a nuestro mundo. La estrella madre del planeta pertenece a la misma clase que nuestro sol, llamada tipo G, aunque es ligeramente más pequeña y fría.

De los 54 candidatos a planeta en la zona habitable informados en febrero de 2011, Kepler-22b es el primer en ser confirmado. Este hito será publicado en The Astrophysical Journal.

El equipo de Kepler está llevando a cabo su conferencia científica inaugural en Ames del 5 al 9 de diciembre, donde anunció 1.094 nuevos planetas candidatos descubiertos. Desde el último catálogo que fue publicado en febrero, la cantidad de candidatos a planeta identificados por Kepler se ha incrementado en 89% y ahora asciende a 2.326. De estos, 207 tienen un tamaño similar al de la Tierra, 680 son súper-Tierras, 1.181 tienen el tamaño de Neptuno, 203 son del tamaño de Júpiter y 55 son más grandes que Júpiter.

Los hallazgos, basados en observaciones llevadas a cabo desde mayo de 2009 a septiembre de 2010, muestran un drástico aumento en el número de candidatos a planeta de menor tamaño.

Diagrama que compara el Sistema Solar con el sistema Kepler-22. Crédito: NASA/Ames/JPL-Caltech.

Kepler observó muchos planetas grandes en pequeñas órbitas al principio de su misión, los que se vieron reflejados en los datos publicados en febrero. Después de haber tenido más tiempo para observar tres tránsitos de planetas con periodos orbitales mayores, los nuevos datos sugieren que los planetas de una a cuatro veces el tamaño de la Tierra pueden ser abundantes en la galaxia.

La cantidad de candidatos del tamaño de la Tierra, y súper-Tierras, se ha incrementado en más de 200% y 140% desde febrero, respectivamente.

Hay 48 planetas candidatos en la zona habitable de su estrella. Aunque es una disminución respecto de los 54 informados en febrero, el equipo de Kepler ha aplicado una definición más estricta de lo que constituye una zona habitable en el nuevo catálogo, para dar cuenta del efecto de calentamiento de las atmósferas, lo que alejaría la zona de la estrella a periodos orbitales más largos.

“El enorme aumento en el número de candidatos del tamaño de la Tierra nos dice que nos estamos acercando a los planetas para los que Kepler fue diseñado para detectar: aquellos que no son sólo del tamaño de la Tierra, sino también potencialmente habitables”, dijo Natalie Batalha, subdirectora del equipo científico de Kepler en la Universidad Estatal de San José en San José, California. “Mientras más datos recopilamos, más agudos se vuelve nuestro ojo para hallar los planetas más pequeños con periodos orbitales más largos”.

Fuente: JPL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share