Marte… ayer, hoy y siempre

Marte

Marte. Crédito: NASA/NSSDC Photo Gallery.

Marte, el planeta rojo, símbolo de la sangre producto de guerras y catástrofes, es ahora más humano que nunca. Lo ha sido desde hace tiempo, porque para muchas culturas antiguas los “atributos” del planeta iban más allá de una simple deidad: su influencia en las personas era indudable y el futuro de los pueblos dependía cruelmente de él. Marte era el ejemplo perfecto de “errante”, con un peculiar movimiento en el cielo que lo hace avanzar por varios meses y luego crear un “rizo” en su trazo, para seguir adelante de nuevo; como si saliera del camino para inspeccionar más allá de su territorio. Esto fue durante mucho tiempo el dolor de cabeza que impedía a los estudiosos armonizar el movimiento de los cuerpos en el Sistema Solar. Desde Ptolomeo (uno de los que propuso el sistema geocéntrico) hasta Tycho Brahe (el último gran astrónomo observacional sin telescopio), ninguno pudo entender por qué Marte se movía de esa manera. Incluso los modelos más complicados de Johannes Kepler fallaban en las predicciones de su posición y no explicaban a gran escala cualquier maqueta que incluyera el Sol, la Tierra y los otros cinco planetas visibles en esa época. Pero fue precisamente Kepler, usando observaciones de Tycho y basándose en el modelo heliocéntrico de Copernico, quien encontró la respuesta a más de 10 años de intensa reflexión y análisis: los movimientos de los planetas, incluido Marte, son explicados si sus orbitas son elipses y todos giran entorno al Sol, siguiendo simples leyes físicas.

Después que Galileo Galilei usara el telescopio en 1608, un torrente de nuevos datos vinieron de las observaciones de Marte, incluidos los primeros dibujos de la superficie por el danés Christiaan Huygens (1629–1695) y los excelentes números de su posición por Giovanni Domenico Cassini (1625–1712).

La investigación sobre Marte transitó de manera tranquila durante los siglos XVIII y la mayor parte del XIX; pero pronto tomaría un curso más de ficción que de realidad. Hacia 1877 Marte se encontraba muy cerca de la Tierra y era el mejor momento para observarlo. El astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli utilizó su telescopio de 22 centímetros y pudo registrar en dibujos y escritos impresionantes detalles de la superficie marciana. Schiaparelli notó zonas más oscuras que otras y esbozó complicadas redes de líneas, como surcos enormes. De hecho, usó la palabra canali, que fue traducida al inglés como channels (canales) y que floreció en la cultura popular como “conductos” o incluso “acueductos”, probablemente diseñadas por alguien. Ese fue el inicio del mito de que en Marte había una civilización.

La euforia por “las construcciones marcianas” llevó a muchos en pos de documentar y detallar el progreso en el vecino planeta. A pesar de que en el siglo XIX y comienzos del XX los telescopios eran más grandes y mejores, los observadores registraban cosas aún más extrañas: las áreas claras y oscuras de la superficie cambiaban regularmente y daban la impresión de tener un color verde oscuro. La explicación para muchos fue: si hay canales por donde podría fluir agua, entonces sobre el suelo marciano se siembran y cosechan vegetales; luego entonces, Marte es habitado por seres inteligentes. La idea fantástica de los marcianos se vio desbordada durante todo el siglo XX y dio lugar a numerosas obras de ciencia ficción, libros, películas, radionovelas y series de televisión.

La era espacial en los años 60s y 70s pronto desterró cualquier duda respecto a la “vida marciana”. Las naves Mariner 9 y Viking orbitaron el planeta rojo y nos entregaron detalladas imágenes de un seco, árido y hostil terreno, cubierto más por piedras de todos tamaños, que por verdes pastizales o fértiles granjas de cereales, frutas y legumbres. A la fecha, más de dos docenas de naves han circundado o se han posado sobre Marte y nos han revelado que en el mejor de los casos el planeta tuvo algo de agua fluyendo, pero hasta el momento no hay indicios claros y contundentes de que cualquier clase de vida haya surgido.

Ilustración del momento inmediatamente posterior a que Curiosity aterriza, con la grúa aérea sobre el rover. Crédito: NASA.

Este lunes 6 de Agosto por la madrugada, llegó a Marte el último y mejor vehículo-laboratorio diseñado por el hombre para estudiar el planeta rojo. Curiosity, como fue llamado, lleva consigo espectrógrafos, cámaras, taladros (10 instrumentos en total) y es capaz de moverse por la superficie como un todo-terreno. En principio, los objetivos son claros: analizar el suelo y rocas marcianos que nos ayuden a saber si en el pasado (muy en el pasado) el planeta rojo generó moléculas orgánicas complejas o incluso vida, además de confirmar si agua líquida fluyó por su superficie. En el futuro cercano, Marte seguirá siendo un lugar desértico y poco propicio para albergar vida; sin embargo, también es cierto que los planes de transformarlo en un planeta más benévolo han comenzado. Muy probablemente en 100 o 200 años Marte comenzará a convertirse en nuestro segundo hogar. Este es el Marte de ayer y de hoy, y seguramente será “nuestro Marte” por mucho tiempo más. ¡Bienvenido a Marte Curiosity!

Desde Las Narices de Tycho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Irish

    Sin animo de ofender.y en primer lugar dandoles las gracias por su trabajo, el cual sigo, habitualmente. Estaría bien , ya que hablamos de Marte de ayer y hoy, publicar una fotografía del mentado planeta, que haga honor a la realidad, y no esa pelota de barro, falsa e inexistente que nos han querido vender por tantos y tantos años.
    Hay imagenes pertenecientes de hubble y astronomos varios, ya publicadas que nos muestran un Marte, bien distinto…
    Un cordial saludo

  • Munir

    1ºMarte no es una “pelota de barro” geologicamente hablando es algo mas complejo que eso. De hecho ojala hubiera barro en Marte pues eso significaria que hay agua.
    2ºSi tienes pruebas fotograficas acerca de Marte que “hacen honnor a la realidad” lo honesto es mostrarlas o al menos adjuntar algun enlace donde los que somos ignorantes de ese “Marte real” podamos ver de que hablas.
    3º Me parece una enorme falta de respeto a aquellos que han sacrificado su vida estudiando ciencia chulear con hipotesis peregrinas basadas en especulaciones y TIMOS propios de la ciencia ficcion, genero del que soy un gran admirador, como si fueras conocedor de la autentinca verdad sobre Marte y dejar astronomos de todo el mundo por embusteros o bobos que no conocen “el verdadero Marte”. Conservo el jucio suficiente como para distinguir con claridad el trabajo serio y riguroso fundamentado en años de estudio y pruebas, de las ridiculas teorias de cuatro MERCADERES de la mentira.Gente que a lo unico que aspiran es a vender publicaciones de “misterio” y aparecer en programas de TV hablando del origen extraterrestre de nuestra civilizacion. PATETICO…

  • Pingback: Marte... ayer, hoy y siempre()

  • Edgar luis gomex

    Primero decir que es un excelente articulo!!. bienvenido Vicente esperamos mas artículos tuyos.

    Lo que dice el usuario “Irish” es un disparate. la imagen que ilustra el articulo es una foto del valles marineris, tomada por una de las viking. me gustaría ver ese “marte distinto” del que nos hablas. sera un gran descubrimiento de usted, ya que todo el mundo ha visto al planeta rojo, color que adquiere por el hierro y el oxigeno.

  • Irish

    Bien, en primer lugar, Munir, obiamente no has captado mi ironía, al llamar a Marte “pelota de barro”. Hacia referencia al monocromatico e irreal color de Marte de la primera fotografia.
    Y Edgar Luis Gomez. , el telescopio Hubble el diez de marzo de 1997 publicó una imagen mucho más real y ajustada del planeta No tan rojo.
    Esta no es la unica referencia, hagan el favor de hacer un seguimiento de las ultimas capturas del planeta. En los ultimos meses no hemos mas que recibir
    fotografias muy reveladoras, de la autentica naturaleza de dicho planeta.
    Imagenes por cierto realizadas y como no , editadas por la nasa.

  • Edgar luis gomex

    Irish: Estas son las fotos que a capturado el Hubble de marte. http://tiny.cc/t7qsiw en las de 1997 vemos al planeta rojo pero le son visible la tenue atmósfera, y algunas nubes de vapor de agua y dióxido de carbono.

    La diferencia de las imagenes de viking con hubble debe ser una cuestión de los filtros utilizados. paradójico que la NASA haya “ocultado” los colores de marte en viking y los “revelara” con Hubble.

    Antes de que me salgas con las imagenes del rover, por favor lee esto.
    http://tiny.cc/sgrsiw

  • Munir

    Edgar Luis Gomex , mil gracias por tus enlaces, muy interesantes, me has descubierto muchas cosas que ,como humilde afcionado a la fotografia, desconocia. Pero lo que mas me ha gustado ha sido tu ultimo enlace y la pagina web “La mentira esta ahi fuera ” Genial! Internet esta poblado de paginas de embaucadores del “misterio” y sus papanatas seguidores y esta pagina que aportas es como un oasis en el desierto de la ignorancia y la mentira. GRACIAS 😉

  • Irish

    Suscribo el comentario de Munir, “La mentira está ahi fuera”, es una de mis paginas preferidas. Un poco de cordura y sentido común, nunca está de más en la red. Por otra parte, no me parece muy respetuoso, llamar papanatas a nadie, por lo que uno decida creer. Respeto sin queremos que nos respeten…
    Pido disculpas por mi primer comentario, quiza en el modo y no en el contenido, no he sido muy delicada.
    Lo que quiero decir, es que es ya sabido, por Nasa, que Marte, tiene agua helada en sus polos, amen de ciertos colores, que no son precisamente rojos.
    Se han publicado muchas noticias al respecto, asi como fotografias.
    Tampoco quiero sembras discordia, pero en cuanto a las “paradojas” a las que se refiere Edgar Luis, no sería la primera vez.

    No estoy segura, pero creo que en la pagina “ciencias espaciales”, perteneciente a la Nasa, hay una articulo, muy interesante al respecto.
    (En cuanto el descubrimiento de agua en estado solido en Marte).
    De todas maneras, ultimamente no hacen más que afirmar de la existencia de agua por todas partes, en Titan (subterraneas) , en la Luna…

    Un cordial saludo.

  • Irish

    Perdón, lo he comprobado, efectivamente, Nasa ha publicado ,evidencias de agua en estado solido y liquido, en Titán, Encedalo, (oceanos subterraneos), y en la Luna, Crater Shackleton (estado solido). Y como no en Marte.
    La pagina es:ciencia.nasa.gov/ciencias-espaciales
    saludos

  • Jacquez

    Bueno a mi me parecio excelente este articulo, me gusta que existan este tipo de cosas y ver que el internet es tambien para aprender muchas cosas utiles, en mi caso me considero un fiel aficionado a la astronomia, mas no soy un experto, leeo y saco mis conclusiones en el si seran cierto lo que leeo, por lo que veo en sus comentario existen muchas paginas que amarillistas que dan informacion erronea o crean misterios para ganar internautas que las visiten. Marte me apasiona bastante devido a las teorias que existen sobre este, ojala que nos puedan responder estas investigaciones a algunas respuestas siempre llendonos por el camino cientifico que es el correcto, al igual como comentan del agua encontrada en marte y en varias lunas de nuestro sistema sola, sabemos que el agua es muy comun en el universo, como el quasar que descubrieron hace poco , que tenia billones mas agua que nuestra tierra. saludos