Marte podría convertirse en un planeta anillado… algún día

Marte con anillos

Representación de un Marte anillado. Crédito: Celestia Development Team.

Es posible que algún día Marte se convierta en un planeta anillado, según una nueva investigación.

En unas pocas decenas de millones de años, el Planeta Rojo podría desintegrar su luna más interna, Fobos, y formar un anillo de escombros rocosos, según el estudio. Fobos se mueve más cerca de Marte cada año, lo que implica que el tirón gravitatorio del planeta sobre el satélite se está incrementando. Algunos científicos han sugerido que, eventualmente, Fobos colisionará con Marte, pero esta nueva investigación sugiere que la pequeña luna podría no durar tanto.

“El principal factor que afecta si Fobos se estrellará en Marte o si se destrozará es su fuerza”, dijo Tushar Mittal, estudiante graduado en la Universidad de California, Berkeley, y uno de los autores del estudio. “Si Fobos es demasiado débil para soportar el estrés por marea cada vez mayor, esperamos que se desintegre”.

La fuerza de un satélite

Las dos lunas de Marte, Fobos y Deimos, llevan el nombre de los hijos del dios Ares, la contraparte griega de Marte, el dios romano de la guerra.

La más grande e interior, Fobos, mide unos 22 kilómetros de diámetro, y orbita el planeta a alta velocidad, saliendo y poniéndose dos veces en cada día marciano. El pequeño satélite se acerca lentamente hacia su planeta –unos 2 metros cada siglo– lo que puede terminar en una dramática colisión con la superficie marciana dentro de 30 a 50 millones de años, indican investigaciones previas.

Pero después de simular el estrés físico que Marte ejerce sobre Fobos, Mittal y el coautor Benjamin Black, investigador postdoctoral en UC Berkeley, ven un destino diferente para Fobos. Su investigación sugiere que en lugar de terminar en un enorme impacto, la luna será destrozada por la gravedad marciana.

En la Tierra, el tirón gravitatorio de la Luna causa las mareas altas y bajas en el océano. Aunque la Luna no tiene océanos, nos referimos al tirón gravitatorio de la Tierra como “fuerzas de marea”.

Fobos y otras lunas en el Sistema Solar también sienten el estrés por marea ejercido por sus planetas. Black y Mittal estudiaron la “fuerza” del satélite marciano, incluyendo características como la composición y densidad, para determinar cuánto estrés planetario podría soportar la luna.

Después de simular el estrés causado por el tirón gravitacional de Marte, descubrieron que la luna se rompería después de 20 millones a 40 millones de años, formando un anillo de escombros alrededor del planeta.

Los restos continuarían acercándose al planeta, pero a un ritmo menor que la velocidad actual de la luna. Con el paso de 1 millón a 100 millones de años, las partículas lloverían sobre la región ecuatorial de Marte, dijeron Mittal y Black.

Inicialmente, el anillo podría ser tan denso como el de Saturno, pero se volvería menos denso a medida que las partículas se precipitaran sobre el planeta.

La investigación “The demise of Phobos and development of a Martian ring system” fue publicada el 23 de noviembre de 2015 en Nature Geoscience.

Fuente: SPACE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...