Nueve maneras de acabar con la humanidad

Mundo post apocalíptico

Visión de un mundo post apocalíptico. Crédito: f9photos (Shutterstock).

Desde un cambio climático catastrófico hasta extraterrestres hostiles, Hollywood concibe de manera regular el fin de la humanidad en el planeta Tierra.

Por ejemplo, en la película “Después de la Tierra” (“After Earth”), una serie de terremotos, inundaciones, tsunamis y otros desastres naturales hacen al planeta inhóspito para los humanos, que se establecen en un nuevo mundo llamado Nova Prime.

Sin embargo, aunque la película puede ser solo fantasía, muchos científicos están preocupados de otros escenarios peligrosos, algunos de los cuales son aún más aterradores que cualquiera que haya sido representado en la pantalla grande.

Desde pandemias a insurrección robótica, estas son 9 visiones apocalípticas que anticipan algunos científicos.

1. Calentamiento global

La madre de todos los miedos apocalípticos, el cambio climático, es la mayor amenaza que enfrenta el planeta, dicen muchos científicos. El cambio climático podría intensificar el clima extremo, aumentar las sequías en algunas regiones, cambiar la distribución de animales y enfermedades en todo el mundo, y causar que las zonas bajas del planeta se vean sumergidas como consecuencia del aumento del nivel del mar. La cascada de cambios llevaría a inestabilidad política, graves sequías, hambruna, colapso de ecosistemas y otros cambios que convertirían a la Tierra en un lugar decididamente inhóspito para vivir.

2. Asteroide

Es el pilar fundamental de las películas apocalípticas, pero los científicos están justificadamente preocupados de que una roca espacial pudiese exterminar la vida en la Tierra. El impacto de un asteroide probablemente extinguió a los dinosaurios, y en el evento Tunguska, un meteoroide masivo derribó unos 2.000 kilómetros cuadrados de bosque siberiano en 1908. Lo que quizá es más alarmante es que los astrónomos solo conocen una fracción de las rocas espaciales que merodean en el Sistema Solar.

3. Amenaza pandémica

Cada año surgen nuevos agentes patógenos mortales: Las pandemias recientes han incluido brotes de SARS (síndrome respiratorio agudo severo), gripe aviar, y, más recientemente, un coronavirus llamado MERS que se originó en Arabia Saudita. Y gracias a nuestra economía global altamente interconectada, una enfermedad mortal podría propagarse de forma descontrolada.

“La amenaza de una pandemia mundial es muy real”, dijo Joseph Miller, coautor (junto a Ken Miller) del libro “Biology” (Prentice Hall, 2010).

4. Hongos entre nosotros

Aunque las amenazas bacterianas son peligrosas, las amenazas por hongos son todavía más aterradoras, dijo David Wake, conservador del Museo de Zoología de Vertebrados de la Universidad de California, Berkeley.

“Tuvimos una nueva enfermedad anfibia por hongos que ha tenido efectos devastadores”, dijo Wake acerca del hongo quítrido que amenaza a las ranas de todo Estados Unidos.

Un hongo igualmente fatal en los humanos sería catastrófico. Y aunque las bacterias son mortales, los antibióticos son abundantes. En comparación, sabemos mucho menos acerca de cómo tratar las infecciones por hongos, dijo Wake a LiveScience.

5. Enfermedades sintéticas

Las enfermedades naturales no son las únicas a las que temer.

En 2011, la comunidad científica se indignó cuando unos investigadores diseñaron una versión mutante de la gripe aviar H5N1 que fue transmisible en hurones y transmitido a través del aire. Los resultados causaron temor de que enfermedades sintéticas mortales pudiesen escapar inadvertidamente del laboratorio o ser liberadas intencionalmente, provocando una pandemia global.

6. Guerra nuclear

Muchos científicos todavía están preocupados por la amenaza apocalíptica clásica: una guerra nuclear mundial. Más allá de las demostraciones de poderío militar del líder de Corea del Norte Kim Jong Un y los sigilosos esfuerzos nucleares de Irán, las reservas masivas de armas nucleares alrededor del mundo podrían causar un alto nivel de destrucción si cayeran en las manos equivocadas. El año pasado, el Bulletin of the Atomic Scientists, una revista no-técnica sobre seguridad mundial fundada en 1945 por antiguos físicos del proyecto Manhattan, movió el Reloj del Apocalipsis cinco minutos hacia la medianoche. El Reloj del Apocalipsis muestra cuán cerca está la humanidad de su destrucción a través de armas nucleares o biológicas o mediante el cambio climático mundial.

7. Ascensión de los robots

“Terminator” puede ser ciencia ficción, pero las máquinas asesinas no están lejos de la realidad. Recientemente, las Naciones Unidas pidieron que se prohibiera los robots asesinos; presuntamente debido a que los expertos están preocupados de que varios países estén desarrollándolos.

Muchos ingenieros informáticos piensan que la singularidad tecnológica, el punto en que la inteligencia artificial sobrepasa a la inteligencia humana, está cerca. Sin esos robots cooperarán o se revelarán contra sus creadores sigue estando en debate. No obstante, muchas cosas pueden salir mal cuando hay robots hiperinteligentes armados con armas letales rondando por allí.

8. Sobrepoblación

El miedo a un mundo sobrepoblado ha existido desde el siglo 18, cuando Thomas Malthus predijo que el aumento de la población causaría hambruna masiva y sobre exigiría al planeta. Con una población mundial de 7 mil millones y contando, muchos conservacionistas creen que el crecimiento demográfico es una de las principales amenazas del planeta. Por supuesto, no todos están de acuerdo: Muchos piensan que el aumento de la población se estabilizará en los próximos 50 años, y que la humanidad se las arreglará para solucionar las consecuencias negativas que traerá la sobrepoblación.

9. Efecto bola de nieve

Aunque cada uno de estos escenarios podría ocurrir, la mayoría de los científicos creen que un efecto bola de nieve de múltiples eventos es más probable, dijo Miller. Por ejemplo, el calentamiento global podría aumentar la prevalencia de agentes patógenos al mismo tiempo que provoca cambios en el clima. Mientras tanto, el colapso del ecosistema podría hacer ligeramente más difícil producir comida, sin abejas que polinicen las plantaciones o árboles para filtrar agua para la agricultura. Así que, en lugar de una catástrofe épica, varios factores relativamente pequeños empeorarían la vida en la Tierra hasta que se degrade poco a poco, según Miller.

En este escenario, la perdición de la Tierra no es tan dramática “como ser atacado por un tigre dientes de sable”, dijo Miller a LiveScience. “Es más como ser picado hasta la muerte por patos”.

Fuente: SPACE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...