‘Oumuamua, el visitante interestelar

1I/2017 U1 ('Oumuamua)

Diagrama de la órbita del objeto 1I/2017 U1 (‘Oumuamua). Crédito: NASA/JPL-Caltech/IAU.

‘Oumuamua es ahora el nombre de un misterioso objeto procedente del espacio interestelar que ingresó al Sistema Solar interior hace algunas semanas.

El visitante –el primer cuerpo interestelar observado dentro del Sistema Solar– ha sido apodado ‘Oumuamua, que significa “un primer mensajero procedente de lejos” en hawaiano, anunciaron representantes de la Unión Astronómica Internacional (UAI).

La UAI también aprobó una designación científica oficial para el objeto: 1I/2017 U1. Esta es la primera designación de su tipo; la “I” significa “interestelar” (a los objetos como asteroides o cometas del Sistema Solar se les asigna una “A” o “C”, respectivamente).

‘Oumuamua fue detectado por primera vez el 19 de octubre, a través del telescopio Pan-STARRS1 en Hawái. El objeto inicialmente fue clasificado como un cometa y luego como asteroide cuando las observaciones no revelaron evidencia de una coma.

El análisis de la trayectoria de ‘Oumuamua reveló pronto que seguía una órbita hiperbólica; es decir, un camino que lo llevará fuera del Sistema Solar. Y el objeto no parece haber tenido un encuentro gravitacional con un planeta que lo haya puesto en la órbita que posee, lo que sugiere que ‘Oumuamua proviene desde fuera del Sistema Solar, dijeron los investigadores.

Se determinó que ‘Oumuamua hizo su máximo acercamiento al Sol el 9 de septiembre y pasó a 24 millones de kilómetros de la Tierra el 24 de octubre. Ahora se dirige hacia el Sistema Solar exterior a aproximadamente 158.360 km/h en relación al Sol.

Aunque la composición de ‘Oumuamua es desconocida, probablemente el objeto está compuesto por más hielo que roca, dijo Matthew Holman, director del Centro de Planetas Menores (MPC) en Cambridge, Massachusetts. Esto se debe a que los cuerpos que se forman en las afueras del Sistema Solar –de donde es más probable que sean expulsados hacia el espacio interestelar– tienden a estar formados por hielo, dijo Holman.

“Considerando el creciente interés en la observación y determinación de las órbitas de los asteroides… se espera que al descubrimiento de 1I/2017 U1 se le unan descubrimientos de más de estos intrusos ingresando al Sistema Solar interior desde el espacio interestelar”, indica un comunicado de la UAI. “El esquema para su designación está listo, mientras que el procedimiento para asignarles un nombre, similar al usado para los planetas menores, pronto se decidirá”.

Actualización: Un estudio ha revelado que ‘Oumuamua varía su brillo en un factor de diez y que gira sobre su eje cada 7,3 horas. Su variación de brillo implica que el objeto es muy alargado, con una longitud unas diez veces mayor que su ancho. Además tiene un color rojo oscuro y se confirmó que es totalmente inerte, sin polvo a su alrededor.

Estas propiedades sugieren que ‘Oumuamua es denso, posiblemente rocoso o con gran contenido metálico, sin cantidades significativas de hielo ni agua, y que su superficie ahora es oscura y está enrojecida debido a los efectos de la irradiación de rayos cósmicos durante millones de años. Se estima que mide al menos 400 metros de largo.

'Oumuamua

Ilustración artística de ‘Oumuamua y su forma alargada. Crédito: ESO/M. Kornmesser.

El artículo “A brief visit from a red and extremely elongated interstellar asteroid” fue publicado en línea el 20 de noviembre de 2017 por la revista Nature.

Fuentes: ESO, Space.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...