Paracaidista graba una roca espacial… ¿o no?

Caída de meteorito

Imágenes individuales del video original. Crédito: Anders Helstrup.

Hace un par de días fue publicado un video en que puede verse cómo lo que parece ser una roca pasa a alta velocidad a unos cuantos metros de un paracaidista. ¿Es esta roca en realidad un meteorito?

El video fue registrado en 2012, hace casi dos años, cuando Anders Helstrup y sus compañeros de un club de paracaidismo de Hedmark (Noruega) saltaron desde un pequeño avión. Tras abrir su paracaídas, Helstrup notó que algo había ocurrido. Luego de aterrizar, revisó el video que mostraba claramente que algo había pasado a pocos metros de él.

Se ha revisado el área en que posiblemente cayó el objeto, pero no se ha encontrado nada.

Pero bueno, cuando uno se encuentra con cosas como esta debe ser cauteloso. El astrónomo Phil Plait ha hecho un interesante análisis del caso, y vamos a resumirlo. Empecemos.

Explicaciones posibles

Si no fuera una roca espacial, tenemos como opciones que el objeto fuera lanzada desde el avión, que fuera en realidad un accidente, que otro paracaidista lo lanzara, o bien que fuera un video editado.

Muchos han sugerido que la roca pudo haber sido lanzada desde el avión. El problema con esto es que Helstrup ya llevaba un tiempo cayendo antes de desplegar su paracaídas, así que para el momento de haber lanzado la roca, el avión hubiese estado demasiado lejos. Eso sin tomar en cuenta lo peligroso que sería hacerlo.

También se ha sugerido que el objeto pudo venir del mismo paracaídas, ya que se ve poco después que este se despliega. Según palabras del mismo Helstrup no es una pieza del paracaídas, por lo que solo queda la opción de que sea una roca que de alguna forma se coló en el paracaídas cuando fue preparado, pero ¿cómo pudo pasar sin que se diera cuenta? Además la velocidad relativa es altísima. No obstante, aunque en un comienzo Plait dice que esta opción es muy poco probable, en un artículo posterior (en inglés) asume que es bastante posible ya que no sería el primer caso de algo que cae desde un paracaídas y porque además no está claro a qué distancia pasa el objeto (pudo haber pasado a unos pocos centímetros), por lo que podría haber sido una piedra pequeña atrapada en el paracaídas. Si sumamos eso a la coincidencia de que el objeto cae poco después que se despliega el paracaídas, esta opción no puede ser descartada.

La velocidad del objeto también descarta que otro paracaidista a mayor altura que Helstrup la hubiera arrojado. Y de nuevo, hubiese sido algo muy peligroso.

Y aunque el video no parece haber sido editado digitalmente, es una opción que no se puede descartar.

Un verdadero meteorito[1]

Asumiendo que fuera real, analicemos el caso.

Generalmente se cree que los meteoroides impactan el suelo a una altísima velocidad. Pero en realidad los más pequeños (como este) son frenados por el roce con la atmósfera, comenta el amigo Guillermo Damke de Conexión Causal.

Las rocas se desaceleran rápidamente en la atmósfera, cuando se encuentran aún a entre 80 y 100 km de la superficie. Al desacelerarse, el meteoroide puede romperse en varias piezas que a su vez pierden mucha más velocidad y caen a la superficie a una velocidad terminal[2] de unos pocos cientos de kilómetros por hora (como vemos en el video). Al final, como nos dice Guillermo, los fragmentos “generalmente quedan esparcidos en áreas de varios kilómetros”.

Además, analizando el video, la roca parece tener la apariencia correcta que debería tener en caso de haber atravesado la atmósfera: un lado más oscuro (el que se ‘quemó’) y otro más claro (por el lado que se fragmentó). Puedes ver el detalle en la siguiente animación:

Conclusión

Todo apunta a que puede ser una verdadera roca espacial, sin embargo, es difícil descartar totalmente que el video esté manipulado digitalmente o que sea una piedra más pequeña de lo que pensamos que estaba en el paracaídas.

Algo que podría comprobar que fue un meteoroide real es que el meteorito sea encontrado, aunque a pesar de dos años de búsqueda este no ha sido hallado, lo que no es sorprendente dado que el área donde puede haber caído es muy amplia. (Y no encontrarlo no significa nada, por cierto.)

Por lo tanto, es posible que esta sea la primera vez que se ha grabado un meteoroide durante la fase conocida como “vuelo oscuro” (la parte de su caída en que no es visible), sin embargo, puede ser que nunca lo sepamos.

Notas:
[1] Técnicamente, se denomina “meteorito” a la roca cuando ya ha tocado el suelo.
[2] “Velocidad terminal” quiere decir que el objeto viene en caída a una velocidad constante, porque la atracción gravitatoria de la Tierra (la fuerza peso), se encuentra en equilibrio con la resistencia aerodinámica.

Fuentes: American Meteor Society, Bad Astronomy, NRK

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , por Felipe Campos. Guarda enlace permanente.
Felipe Campos

Acerca de Felipe Campos

Ingeniero en Informática. Atraído desde pequeño por la ciencia, y aficionado a la astronomía desde hace algunos años. Con el tiempo que dispone, intenta acercar esta ciencia a la gente, ya sea mediante la publicación de artículos o de eventos y actividades astronómicas en Chile. Traductor de ESOcast para el Observatorio Europeo Austral.