Un pequeño planeta helado detectado por microlente

Planeta OGLE-2016-BLG-1195Lb

Ilustración artística de OGLE-2016-BLG-1195Lb, un planeta detectado por microlente. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Un equipo de científicos ha descubierto un nuevo planeta con la masa de la Tierra, orbitando su estrella a la misma distancia que nosotros del Sol. Sin embargo, es muy probable que el planeta sea demasiado frío para ser habitable para la vida como la conocemos, dado que su estrella es demasiado débil. El descubrimiento mejora la comprensión de los científicos de los tipos de sistemas planetarios que existen en el Universo.

“Este planeta ‘bola de hielo’ es el de masa más baja encontrado a través de microlente”, dijo Yossi Shvartzvald, un becario posdoctoral del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y autor principal de un nuevo estudio.

El microlente es una técnica que facilita el descubrimiento de objetos lejanos usando estrellas de fondo como linternas. Cuando una estrella cruza justo frente de una estrella brillante en el fondo, la gravedad de la que se encuentra en primer plano centra la luz de la más lejana, haciendo que se vea más brillante. Un planeta que orbite el objeto de fondo puede causar una intermitencia adicional del brillo de la estrella. En este caso, la intermitencia duró unas pocas horas. Con esta técnica se ha encontrado los exoplanetas más lejanos conocidos y permite detectar planetas de masa baja que están mucho más lejos de sus estrellas que la Tierra del Sol.

El planeta recientemente descubierto, llamado OGLE-2016-BLG-1195Lb, ayuda a los científicos en su búsqueda de descubrir la distribución de planetas en nuestra galaxia. Una pregunta abierta es si hay una diferencia en la frecuencia de planetas en el bulbo central de la Vía Láctea comparado con su disco, la región aplanada ue rodea el bulbo. OGLE-2016-BLG-1195Lb se encuentra en el disco, al igual que dos planetas detectados previamente a través de microlente por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA.

“Aunque solo tenemos un puñado de sistemas planetarios con distancias bien determinadas que están lejos de nuestro sistema solar, la falta de detecciones por parte de Spitzer en el bulbo sugiere que los planetas pueden ser menos comunes hacia el centro de nuestra galaxia que en el disco”, dijo Geoff Bryden, astrónomo de JPL y coautor del estudio.

Para el nuevo estudio, los investigadores fueron alertados del evento de microlente inicial por el sondeo OGLE (Optical Gravitational Lensing Experiment). Los autores del estudio usaron la red KMTNet (Korea Microlensing Telescope Network) y Spitzer para rastrear el evento desde tierra y el espacio.

Con KMTNet y Spitzer observando el evento, los científicos tuvieron dos puntos de vista desde donde estudiar los objetos involucrados, como si dos ojos separados por una gran distancia lo estuvieran viendo. Los datos obtenidos les permitieron detectar el planeta con KMTNet y calcular la masa de la estrella y el planeta con Spitzer.

Aunque OGLE-2016-BLG-1195Lb tiene casi la misma masa que la Tierra y se encuentra a la misma distancia de su estrella que nuestro planeta del Sol, la similitudes terminan allí.

OGLE-2016-BLG-1195Lb está a 13.000 años-luz de distancia y orbita una estrella muy pequeña ue podría ser una enana marrón, un objeto que no genera energía mediante fusión nuclear. Esta estrella en particular tiene solo un 7,8% de la masa del Sol, justo en el límite de ser o no una estrella. También podría ser una estrella enana ultra fría.

Debido a la distancia a la que OGLE-2016-BLG-1195Lb se encuentra de su estrella, sería un planeta extremadamente frío, incluso más que Plutón, por lo que cualquier superficie de agua estaría congelada.

El artículo “An Earth-mass Planet in a 1 au Orbit around an Ultracool Dwarf” fue publicado en la edición del 1 de mayo de 2017 de The Astrophysical Journal Letters.

Fuente: Jet Propulsion Laboratory

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...