Quietud máxima para estudiar el espacio-tiempo

Mesa óptica, LISA

Mesa óptica de LISA Pathfinder. Crédito: Airbus Defence and Space.

Esta es una imagen detallada de una parte esencial de la carga útil del satélite LISA Pathfinder, la misión más “inmóvil” jamás lanzada al espacio.

Estos bloques transparentes están hechos de material vitrocerámico zerodur ultraestable, empleado para separar y después recombinar un par de haces láser. Han sido alineadas con una precisión de milésimas de milímetro sobre la mesa óptica de soporte, fabricada también con vitrocerámica.

El sistema de interferometría laser detectará el más leve movimiento de las dos masas de referencia, de oro y platino, con precisión atómica.

Una de las masas está ya colocada dentro del cilindro situado detrás de la mesa óptica, visible en la imagen, y la otra será instalada en un cilindro idéntico delante de la óptica. Una vez en el espacio ambas masas flotarán libremente, y la nave deberá llevar a cabo las maniobras necesarias para mantenerlas alejadas de las paredes del cilindro que las alberga.

El objetivo es que sobre estas masas de referencia actúe únicamente la fuerza de gravedad, porque así será posible mapear la levísima curvatura del espacio-tiempo.

Cuando LISA Pathfinder sea lanzada, en un lanzador Vega a finales de septiembre, volará hasta colocarse en órbita alrededor de un punto virtual en el espacio, el punto de Lagrange 1 (L1), situado a 1,5 millones de kilómetros de distancia; en L1 el efecto de la fuerza gravitatoria que ejercen el Sol y la Tierra se anula.

En este punto L1 la nave puede minimizar la influencia de las perturbaciones externas. Además, la propia nave compensa activamente otras fuerzas que actúan sobre ella, incluso encendiendo propulsores con una fuerza de micro-newtons para compensar el pequeño, pero significativo, empuje de la radiación solar.

El objetivo de la misión LISA Pathfinder de la ESA es demostrar las tecnologías necesarias para una futura misión todavía más ambiciosa: una constelación de satélites conectados por haces láser para detectar ondas gravitatorias.

Fuente: ESA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...