Repensando un mundo extrasolar

Comparación de los tamaños de la Tierra y 55 Cancri e. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

En caso de que no lo haya notado, los exoplanetas pueden ser extraños. Algunos orbitan dos estrellas, otros son devorados vivos. Algunos tienen regiones calientes, otros son más oscuros que el carbón.

Hay una verdadera colección de mundos extrasolares ‘silvestres’ allí fuera y los astrónomos pueden haber detectado el más extraño: Un exoplaneta que “rezuma”.

El exoplaneta en cuestión es 55 Cancri e y orbita una estrella (en realidad, dos estrellas, pues 55 Cancri es un sistema estelar binario) a 40 años-luz de la Tierra. También es muy bien conocido por los astrónomos, pues fue detectado en 2004.

En los últimos años, nuestra comprensión de la naturaleza de 55 Cancri e ha evolucionado y, debido a su rápida órbita (de sólo 18 horas) –que lo lleva pasar frente a su estrella y atenuar una parte de la luz estelar que recibimos-, este mundo es fácil de observar.

Los astrónomos también han calculado su masa y tamaño físico, llegando a la conclusión de que 55 Cancri e pertenece al tipo de exoplanetas rocosos conocidos como “súper-Tierra”. Tiene casi nueve veces la masa de la Tierra y el doble de su radio.

También, debido a la proximidad a su estrella madre, los astrónomos han asumido desde hace tiempo que 55 Cancri e es un mundo árido y terriblemente caliente. Pero ahora, gracias a observaciones del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, las cosas pueden no ser lo que parecen.

Incluso aunque 55 Cancri e tiene una órbita 26 veces más cercana que la órbita de Mercurio alrededor del Sol, Spitzer ha descubierto que una quinta parte de la masa del planeta debe estar compuesta por elementos y compuestos livianos, incluyendo agua; potencialmente agua líquida. Pero no se haga la idea de que 55 Cancri e está cubierto por océanos que acarician sus costas extraterrestres, esta agua no se parece a algo que hayamos visto en la naturaleza.

Cualquier líquido que exista en o cerca de la superficie de 55 Cancri e se encontrará en un estado de fluido supercrítico. Generalmente, en la Tierra, el agua pasará de líquido a gas a los 100 grados Celsius (373 Kelvin). Sin embargo, si intentas hervir agua en un entorno de alta presión, la temperatura o punto de ebullición aumenta, permitiendo al agua permanecer en estado líquido más allá de los 100 °C.

Los fluidos supercriticos actúan como solventes naturales en la industria; el agua se vuelve supercrítica en las turbinas de las centrales eléctricas y el dióxido de carbono supercrítico es usado para remover la cafeína de los granos de café, por ejemplo.

Esto es lo que los científicos piensan que está ocurriendo en 55 Cancri e; aunque la temperatura superficial puede alcanzar los 1.000 °C, los solventes supercríticos están rezumando desde las rocas en su superficie.

Así que 55 Cancri e puede no ser el árido y ardiente mundo que alguna vez se pensó que es. Pero es un mundo infernal: los líquidos supercríticos elevan su superficie fundida, produciendo una húmeda y caliente atmósfera detectable a 40 años-luz de distancia.

Fuente: Discovery News

Felipe Campos

Acerca de Felipe Campos


Estudiante de Ingeniería Informática. Atraído desde pequeño por la ciencia, y aficionado a la astronomía desde hace algunos años. Autodidacta en esta ciencia que, con el tiempo que dispone, intenta acercar un poco a la gente, ya sea mediante la publicación de artículos o de eventos y actividades astronómicas en Chile. Traductor de ESOcast para el Observatorio Europeo Austral.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share