Resultados de los primeros análisis de suelo de Curiosity

Tercera (izquierda) y cuarta (derecha) toma de muestras realizadas por Curiosity en octubre de 2012. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

El rover Curiosity de la NASA ha usado su amplia gama de instrumentos para analizar muestras marcianas por primera vez, y encontró química compleja en el suelo marciano. Se encontró agua y compuestos que contienen azufre y cloro, entre otros ingredientes, en las muestras que el brazo de Curiosity entregó a un laboratorio analítico dentro del rover.

La detección de las sustancias durante esta fase temprana de la misión demuestra la capacidad del laboratorio para analizar diversas muestras de suelo y roca durante los próximos dos años. Los científicos también han estado verificando las capacidades de los instrumentos del rover.

Curiosity es el primer rover en Marte que es capaz de depositar muestras de suelo en instrumentos para su análisis. Esta muestra de suelo específico provino de un montón de arena y polvo transportado por el viento que fue apodado “Rocknest”. El sitio se encuentra en una parte relativamente plana del cráter Gale y a kilómetros de distancia del destino principal del rover en la ladera de una montaña conocida como monte Sharp (llamado oficialmente Aeolis Mons). El laboratorio del rover incluye al conjunto de Análisis de Muestras en Marte (Sample Analysis at Mars, SAM) y el instrumento de Química y Mineralogía (Chemistry and Mineralogy, CheMin). SAM utilizó tres métodos para analizar los gases emitidos por la polvorienta arena cuando fue calentada en un diminuto horno. Una clase de sustancia que SAM busca es lo que conocemos como compuestos orgánicos: moléculas que contienen carbono y que pueden ser ingredientes para la vida.

“No tenemos una detección definitiva de compuestos orgánicos marcianos en este punto, pero seguiremos buscando en los diversos ambientes del cráter Gale”, dijo Paul Mahaffy, investigador principal de SAM, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

El instrumento APXS de Curiosity y la cámara MAHLI (Mars Hand Lens Imager) en el brazo del rover confirmaron que Rocknest tiene una composición química y una apariencia de textura similares a los sitios visitados por los anteriores rovers Pathfinder, Spirit y Opportunity.

El equipo de Curiosity seleccionó Rocknest como el primer sitio para ser analizado debido a que tiene partículas finas de arena adecuadas para fregar las superficies interiores de las cámaras de manipulación de muestras del brazo. Se hizo vibrar la arena dentro de las cámaras para eliminar residuos terrestres. Las imágenes en primer plano de Rocknest obtenidas por MAHLI muestran una corteza cubierta por polvo de uno o dos granos de arena de grosor, que cubre arena oscura más fina.

“Los cúmulos activos [de arena suelta] de Marte se ven más oscuros en la superficie”, dijo Ken Edgett, investigador principal de MAHLI, de Malin Space Science Systems en San Diego. “Este es un cúmulo más viejo que ha tenido tiempo de estar inactivo, permitiendo que se forme la corteza y que el polvo se acumule sobre él”.

El examen de muestras de Rocknest por parte de CheMin reveló que la composición es aproximadamente la mitad de minerales volcánicos comunes y la otra mitad de materiales no cristalinos tales como vidrio. SAM añadió información sobre los ingredientes presentes en concentraciones mucho más bajas y acerca de la proporción de los isótopos. Los isótopos son formas diferentes del mismo elemento y pueden proporcionar pistas acerca de los cambios medioambientales. El agua observada por SAM no significa que los cúmulos de arena estuviesen húmedos. Las moléculas de agua ligadas a los granos de arena o polvo no son inusuales, pero la cantidad detectada fue mayor a lo esperado.

SAM pudo haber identificado el oxígeno y cloro que componen el perclorato. Este es un compuesto químico reactivo encontrado anteriormente en el suelo ártico marciano por la misión Phoenix Lander. Las reacciones con otros químicos calentados en SAM formaron compuestos de metano clorado; compuestos orgánicos de un carbono que fueron detectados por el instrumento. El clorado es de origen marciano, pero es posible que el carbono pueda tener un origen terrestre, transportado por Curiosity y detectado por la alta sensibilidad de SAM.

“Usamos casi todas las partes de nuestra carga científica examinando este cúmulo”, dijo John Grotzinger, científico del proyecto Curiosity, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena. “La sinergia de los instrumentos y la riqueza de los conjuntos de datos muestran un gran potencial para usarlos en el destino científico principal de la misión en el monte Sharp”.

Fuente: JPL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share