El robo de Sedna

Sedna

Ilustración artística de Sedna, donde se asume que tiene una luna aún no descubierta. Crédito: NASA/JPl-Caltech.

Un estudio reciente realizado por científicos del Observatorio Leiden y la Universidad Cornell puede arrojar luz sobre el curioso caso de uno de los objetos más exóticos del Sistema Solar: 90377 Sedna.

Un equipo liderado por el astrónomo Mike Brown descubrió a 90377 Sedna a finales de 2003. Fue llamado provisionalmente 2003 VB12 y luego recibió el nombre de Sedna por parte de la Unión Astronómica Internacional, por la deidad inuit del mar.

Desde el comienzo, el planeta enano Sedna fue extraño. Su órbita de 11.400 años lo lleva desde un perihelio 76 unidades astronómicas (UA) a unas impresionantes 936 UA del Sol; en comparación, Neptuno se encuentra a un promedio de 30 UA del Sol. (1.000 UA es un 1,6% de un año luz, y 0,4% de la distancia hasta Proxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar). Actualmente se encuentra a 86 UA y alcanzará su perihelio en 2076, por lo que podrá ser observado mientras se acerca al Sol.

Pero este extraño camino seguido por Sedna, hace que los científicos se pregunten qué más puede haber allí fuera y cómo fue que Sedna terminó con una órbita tan excéntrica.

El estudio analiza la posibilidad de que Sedna –de unos 1.000 km de diámetro– haya sido capturado desde otra estrella en la historia temprana del Sol. El equipo usó simulaciones de un supercomputador para modelar 10.000 encuentros, descubriendo qué tipos de pasos estelares cercanos podrían dar como resultado un mundo congelado en una órbita similar a la de Sedna.

Los resultados sugieren que la estrella madre de Sedna debe haber tenido 1,8 veces la masa del Sol y que se debió haber acercado a unas 340 UA, con un ángulo de 17 a 34 grados respecto de la eclíptica. Este encuentro ocurrió probablemente cuando el Sol todavía era miembro del cúmulo estelar donde nació –compuesto por unas 1.000 estrellas– hace aproximadamente 4.000 millones de años.

Órbita de Sedna

La órbita de Sedna, generada por una simulación. Crédito: NASA/JPL.

Sednitos

En el artículo se asigna el término “sednitos” (estos objetos también son conocidos como “sednoides”) a los intrusos más allá del cinturón de Kuiper con características similares a las de Sedna.

En 2012, el objeto 2012 VP113, que fue apodado como el “gemelo de Sedna”, fue descubierto en una órbita similar por astrónomos en el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo.

Hay buenas razones para pensar que algo guió a los sednitos hacia una órbita semejante con un argumento de perihelio[1] similar. Algunas investigaciones han sugerido la existencia de uno o varios objetos de masa planetaria merodeando a una distancia de 200 a 250 UA, en las afueras del Sistema Solar.

Si los investigadores están en lo correcto, Sedna podría tener una gran cantidad de compañeros, con unos 930 planetesimales predichos en una “región de sednitos” del Sistema Solar que se extendería de 50 a 1.000 UA y podría haber 430 planetesimales adicionales en la nube de Oort interior, procedentes del mismo evento de captura en los inicios del sistema.

Así que Sedna es posiblemente un intruso en el Sistema Solar y podría convertirse –en un futuro– en el primer exoplaneta en ser visitado por una sonda.

El estudio “How Sedna and family were captured in a close encounter with a solar sibling” será publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

[1] Medida del ángulo de la órbita de un objeto. Junto con los demás elementos orbitales, define la órbita de un objeto.

Fuente: Universe Today

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...