Las últimas palabras de Rosetta

Impacto de Rosetta

Ilustración artística de la sonda Rosetta justo antes de impactar el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Crédito: ESA/ATG medialab.

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) completó su increíble misión el día 30 de septiembre, recopilando imágenes y datos sin precedentes hasta el momento del contacto con la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

La señal de Rosetta desapareció de las pantallas del control de la misión de la ESA a las 11:19:37 GMT, confirmando así que la nave había llegado a la superficie del cometa y que se había desconectado 40 minutos antes, a 720 millones de kilómetros de la Tierra. Sigue leyendo

El interior de 67P/Churyumov-Gerasimenko

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Imágenes obtenidas entre agosto y noviembre de 2014 por Rosetta. Crédito: ESA/Rosetta/NavCam.

La misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha logrado demostrar que el núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko no es cavernoso, resolviendo así un antiguo misterio.

Los cometas son “escombros” congelados, los restos del proceso que formó los planetas hace 4.600 millones de años. Distintas misiones espaciales han visitado un total de ocho cometas, haciendo posible determinar las propiedades básicas de estas cápsulas del tiempo. No obstante, aunque ya se han resuelto muchas incógnitas, se han planteado otras nuevas. Sigue leyendo

67P/Churyumov-Gerasimenko se formó a partir de dos cometas

67P/Churyumov-Gerasimenko

Imagen del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko obtenida el 22 de agosto de 2014. Crédito: ESA/Rosetta/Navcam.

Los científicos de la misión Rosetta de la ESA han descubierto que el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko está formado por dos cometas independientes que chocaron a baja velocidad en el Sistema Solar primitivo, dándole su característica forma de “pato de goma”.

El origen de la estructura bilobulada de este cometa había sido una gran incógnita desde que Rosetta observó su núcleo por primera vez en julio de 2014.

Los científicos habían propuesto dos hipótesis: o bien era el resultado de la unión de dos cometas, o el cuello había sido formado por la erosión localizada de un único objeto. Sigue leyendo

Descubiertos procesos activos en la coma de 67P/Churyumov-Gerasimenko

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko observado por Rosetta el 20 de mayo de 2015, a unos 163 km. Crédito: ESA/Rosetta/NavCam.

El estudio ininterrumpido del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko que está realizando Rosetta ha desvelado un proceso inesperado que provoca la rápida disociación de las moléculas de agua y de dióxido de carbono emitidas por el núcleo del cometa.

Rosetta llegó a este cometa en agosto de 2014 y, desde entonces, ha estado sobrevolando su núcleo a distancias de entre unos escasos 8 km y varios cientos de kilómetros para recoger datos sobre cada aspecto de su entorno con un conjunto de 11 instrumentos científicos. Sigue leyendo

Rosetta y Philae detectan que el cometa 67P no tiene campo magnético

Campo magnético cometa 67p

Rosetta y Philae investigan las propiedades magnéticas del cometa 67P/C-G. Crédito: Auster y colaboradores. ESA/ATG medialab.

Los datos recogidos por Rosetta y Philae durante los rebotes del módulo de aterrizaje sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko demuestran que su núcleo no está magnetizado.

El estudio de las propiedades de un cometa puede aportar importantes pistas sobre el papel que jugaron los campos magnéticos en el proceso de formación de los cuerpos del Sistema Solar hace unos 4.600 millones de años. En sus inicios, nuestro Sistema Solar no era más que un disco turbulento de polvo y gas. Unos pocos millones de años más tarde, el Sol cobró vida en el centro de este disco y el material sobrante se empezó a aglomerar para formar los asteroides, cometas, lunas y planetas que podemos ver en la actualidad. Sigue leyendo

Rosetta revela más secretos de 67P/Churyumov-Gerasimenko

67P/Churyumov-Gerasimenko

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y detalle de uno de sus “acantilados”. Crédito: ESA/OSIRIS/NAVCAM.

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha estado orbitando en torno al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko desde el pasado mes de agosto. A lo largo de todo este tiempo su batería de instrumentos ha registrado multitud de datos de este primitivo y lejano objeto con forma de patito de goma. La información obtenida hasta ahora se recopila en siete artículos científicos. Sigue leyendo

Los primeros descubrimientos de Philae

Superficie cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

Primera fotografía desde la superficie de un cometa, obtenida por el módulo Philae. Crédito: ESA/Rosetta/Philae/CIVA.

A pesar del problemático aterrizaje de Philae y su incapacidad de captar luz suficiente, el módulo funcionó durante las 64 horas que sus baterías lograron proporcionarle energía. Ese tiempo fue suficiente para que Philae usara su perforador y reuniera datos científicos de la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko antes de ponerse a hibernar.

A pesar de su apariencia, el cometa es duro como el hielo. El equipo responsable del instrumento MUPUS (Multi-Purpose Sensors for Surface and Sub-Surface Science) se encontró con una superficie dura, cavando unos pocos milímetros. Esto no debería ser sorprendente dado que el hielo es el principal constituyente de los cometas, pero gran parte de 67P/C-G parece estar cubierta de polvo por lo que se creía que la superficie era más suave y esponjosa de lo que se encontró Philae. Sigue leyendo

El cometa Churyumov-Gerasimenko tiene un núcleo binario

Crédito: ESA / Rosetta / MPS for OSIRIS Team MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP / IDA

Crédito: ESA / Rosetta / MPS for OSIRIS Team MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP / IDA

La sonda espacial Rosetta capturó estas imágenes del cometa Churyumov-Gerasimenko en las que se revela que el núcleo del cometa es binario, dos pequeños objetos de diferentes tamaños en contacto cercano. Sigue leyendo

El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko libera dos vasos de agua por segundo

Agua en 67P/Churyumov–Gerasimenko

Rosetta detecta vapor de agua en 67P/Churyumov–Gerasimenko. El cometa libera dos vasos de agua por segundo. Crédito: ESA.

La sonda Rosetta de la ESA ha descubierto que el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko está emitiendo agua al espacio, una cantidad equiparable a dos vasos de agua pequeños cada segundo, incluso a la gélida distancia de 583 millones de kilómetros del Sol.

Las primeras observaciones en que se detectó emisión de vapor de agua fueron realizadas con el Instrumento de Microondas de Rosetta (MIRO), el pasado 6 de junio, cuando la nave se encontraba a unos 350.000 kilómetros del cometa. Sigue leyendo

El cometa de Rosetta

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko visto por el VLT. Crédito: ESO, Colin Snodgrass.

La sonda Rosetta de la ESA despertó tras 31 meses de profunda hibernación en el espacio profundo, y comienza a acercarse al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko (67P/CG).

En esta imagen vemos las observaciones más recientes del cometa, de 4 kilómetros de diámetro, tomadas el 5 de octubre de 2013 por el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, cuando el cometa se encontraba a unos 500 millones de kilómetros de distancia, antes de que pasara detrás del Sol y quedara fuera de la perspectiva terrestre. Sigue leyendo

Rosetta: Aterrizando en un cometa

En 2014, la nave espacial Rosetta entrará en órbita alrededor de un cometa y aterrizará una sonda en su superficie. Rosetta tendrá un asiento de primera fila cuando el cometa se acerque al Sol y sea afectado por el feroz calor solar.

Diagrama que muestra las órbitas del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y la nave Rosetta. Crédito: ESA.

La nave espacial europea Rosetta se encuentra en camino para interceptar un cometa y hacer historia. En 2014, Rosetta entrará en órbita alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y aterrizará una sonda sobre él.

El objetivo de Rosetta es aprender la historia primordial que el cometa contará cuando sufra los efectos del calor del Sol. Sigue leyendo