La contaminación lumínica oculta la Vía Láctea a un tercio de la humanidad

Vía Láctea

Vista de la Vía Láctea desde el Monumento Nacional de los Dinosaurios, EE.UU. Crédito: Dan Duriscoe.

Un nuevo atlas mundial de la contaminación lumínica revela que un tercio de las personas no puede ver la Vía Láctea en el cielo, incluyendo casi un 80% de los estadounidenses.

El atlas fue producido exhaustivamente con más de 10 años de datos satelitales y verificado por más de 30.000 mediciones desde tierra. Este estudio describe el efecto del rápido aumento de la luz artificial sobre el cielo nocturno en todo el mundo, documentando esta forma de contaminación que puede afectar ecosistemas a nivel global, dañar la salud humana y producir grandes costos energéticos innecesarios. El proyecto también ofrece sugerencias para reducir el impacto de la contaminación lumínica. Sigue leyendo

Documental Contaminación Lumínica

El material, producido por el Ministerio de Medio Ambiente y patrocinado por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA), explica qué es la contaminación lumínica, cómo afecta a la observación del Universo, los daños que provoca en la flora, fauna e incluso en los humanos. Sigue leyendo

Contaminación lumínica y su regulación

Contaminación lumínica CTIO

Contaminación lumínica de La Serena, observada desde el Observatorio de Cerro Tololo. Copyright: Hernán Stockebrand.

A comienzos de mayo fue publicada una norma para regular la contaminación lumínica en las regiones de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, para que esta no interfiera con las observaciones astronómicas llevadas a cabo en el norte de Chile por algunos de los observatorios más productivos del mundo.

Los astrónomos han puesto desde hace varios años su mirada en Chile como el destino ideal para instalar poderosos telescopios que les permitan desentrañar los misterios del Universo debido, principalmente, a la calidad de nuestro cielo y el clima favorable para la observación. Sigue leyendo

“Globe at Night”, se parte de un evento mundial

El rápido crecimiento de las ciudades, la falta de regulación y fiscalización en la iluminación podría dejarnos sin ver estrellas en unos pocos años. La contaminación lumínica en una forma muy clara es toda aquella luz que apunta hacia el cielo, es energía y dinero perdido, ya que no cumple con su propósito de iluminar las calles, afectando observatorios científicos y aún peor nos deja a todos nosotros sin la posibilidad de mirar el cielo desde nuestras ciudades.

Si no hacemos nada para mejorar esto, las inversiones futuras de grandes instalaciones astronómicas en nuestro país serán desechadas en busca de mejores lugares y dejará a las futuras generaciones sin poder ver el maravilloso cielo estrellado. Sigue leyendo