Logran medir la masa de una estrella gracias a su gravedad

Stein 2051 B desvía luz de estrella

La estrella Stein 2051 B en primer plano desvía la luz de una estrella de fondo. Crédito: NASA, ESA, y A. Feild (STScI).

La deflexión o desviación gravitatoria de la luz estelar que pasó alrededor del Sol durante el eclipse solar de 1919 proporcionó mediciones que confirmaron la teoría de la relatividad general de Albert Einstein. Ahora, los científicos han utilizado una técnica parecida para registrar esas desviaciones luminosas en una estrella y medir su masa.

Unos cien años después de que Einstein desarrollara la teoría de la relatividad general, que ha revolucionado la forma en que los seres humanos comprendemos el Universo, un grupo de investigadores liderados desde el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (EE.UU.) ha logrado determinar la masa de una estrella enana blanca a partir de sus leyes. Sigue leyendo

Descubierta la estrella más cercana a un agujero negro

Enana blanca y agujero negro X9

Ilustración artística de la enana blanca y el agujero negro del sistema X9 en el cúmulo 47 Tucanae. Crédito: NASA/CXC/M.Weiss y A. Bahramian.

Un equipo de astrónomos ha encontrado evidencia de una estrella que orbita un agujero negro dos veces por hora. Esta puede ser la danza orbital más estrecha detectada hasta ahora entre un agujero negro y una estrella.

Este descubrimiento fue realizado utilizando los observatorios NuSTAR y Chandra de la NASA, y el conjunto Australia Telescope Compact Array (ATCA) de CSIRO.

La pareja estelar se encuentra en el cúmulo globular 47 Tucanae, un denso conjunto de estrellas a unos 14.800 años-luz de la Tierra. Sigue leyendo

Una enana blanca azota con un rayo a una enana roja

Sistema binario AR Scorpii

Ilustración artística del sistema binario estelar AR Scorpii. Crédito: M. Garlick/Universidad de Warwick/ESO.

En mayo de 2015, un equipo de astrónomos aficionados, se fijó en un sistema estelar que presentaba comportamientos diferentes a todo lo que habían visto hasta entonces. Gracias a una serie de observaciones de seguimiento dirigidas por la Universidad de Warwick, y a la utilización de diferentes telescopios en tierra y en el espacio, se ha descubierto la verdadera naturaleza de este sistema que, previamente, había sido mal identificado.

El sistema estelar AR Scorpii (AR Sco para abreviar), se encuentra en la constelación de Escorpio, a 380 años-luz de la Tierra. Se compone de una enana blanca de giro rápido, del tamaño de la Tierra, pero con 200.000 veces más masa, y de una compañera enana roja fría con un tercio de la masa del Sol, y ambas se orbitan mutuamente cada 3,6 horas en una danza cósmica tan regular como un reloj. Sigue leyendo

Los restos de la comida de una estrella zombi

Enana blanca SDSS J1228+1040

Ilustración del brillante disco de material alrededor de la enana blanca SDSS J1228+1040. Crédito: Mark Garlick y Universidad de Warwick/ESO.

Un equipo internacional de astrónomos ha estudiado, por primera vez y con gran detalle, los restos de la fatal interacción entre una estrella muerta y su ‘cena’ compuesta por asteroides. Este podría ser el destino del Sistema Solar cuando el Sol se enfrente a su muerte dentro de unos 7.000 millones de años.

Utilizando el Very Large Telescope, en el Observatorio Paranal (Chile), el equipo obtuvo observaciones detalladas de la luz procedente de la enana blanca SDSS J1228+1040 y del material que la rodeaba durante doce años, entre 2003 y 2015. Sigue leyendo

Un pequeño planeta destrozado arroja luz sobre la composición de las enanas blancas

Objeto vaporizado por enana blanca

Ilustración artística de un objeto rocoso vaporizado a medida que orbita una estrella enana blanca. Crédito: CfA/Mark A. Garlick.

La estrella WD 1145+017 es orbitada por al menos uno, y probablemente seis o más, grandes cuerpos rocosos que se están desintegrando. Se trata del primer objeto planetario detectado en tránsito frente a una enana blanca, según publican investigadores del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (EE.UU.), con los datos del observatorio espacial Kepler y varios telescopios terrestres.

La mayoría de las estrellas, incluido el Sol, se convertirán en enanas blancas después de que hayan agotado su combustible nuclear. Sus atmósferas a menudo contienen elementos más pesados ​​que el helio. Sigue leyendo

La vida secreta de Mira

Mira

Sistema binario Mira. Crédito: ESO, S. Ramstedt y W. Vlemmings.

El estudio de estrellas gigantes rojas revela a los astrónomos cuál será el futuro del Sol y ofrece información sobre cómo generaciones anteriores de estrellas expanden los elementos necesarios para la vida a través del Universo. Una de las gigantes rojas más famosas del cielo se llama Mira A, y es parte del sistema binario Mira, que se encuentra a unos 400 años-luz de la Tierra. En esta nueva imagen, ALMA revela la vida secreta de Mira.

Mira A es una estrella vieja que está empezando a expulsar al espacio el material que lleva toda su vida fabricando para que, finalmente, se recicle. La compañera de Mira A, conocida como Mira B, la orbita a una distancia equivalente a dos veces la que existe entre el Sol y Neptuno. Sigue leyendo

Supernovas tipo la proceden de la explosión de una enana blanca doble

Enanas blancas, supernova Ia

Ilustración de la fusión de dos enanas blancas que produce una supernova Ia. Crédito: CSIC.

La muerte explosiva de una enana blanca (una de las etapas más avanzadas de estrella) cuando, alimentada por otra estrella compañera, alcanza la masa crítica de 1,4 veces nuestro Sol es lo que se conoce tradicionalmente como supernova tipo Ia. Ahora, un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concluye que el escenario más plausible para este fenómeno es el de un sistema binario en el que la estrella compañera también es una enana blanca.

Estos resultados, obtenidos mediante la observación de la supernova 2014J, ponen en entredicho los conceptos tradicionales sobre estos escenarios, ya que implican que la explosión podría producirse a masas distintas de la masa crítica. Esto obligaría a replantear el uso de las supernovas tipo Ia como unidades de medida cósmicas. Sigue leyendo

¿Planetas rocosos en el cúmulo estelar más cercano?

Disco escombros y asteroide enana blanca

Ilustración artística de un disco escombros y un asteroide alrededor de una enana blanca. Crédito: NASA, ESA, STScI, y G. Bacon (STScI).

Imagina un cielo nocturno repleto de brillantes estrellas, todas a unos pocos años-luz de la Tierra. Ese sería el caso si el Sol perteneciera a un cúmulo estelar, un conglomerado de estrellas que nacen juntas y permanecen unidas unas a otras por la gravedad. Pero los astrónomos han descubierto pocos planetas orbitando estrellas en cúmulos. Ahora, sin embargo, científicos que usan el Telescopio Espacial Hubble presentaron evidencia de asteroides orbitando dos estrellas en las Híades. Sigue leyendo

Un púlsar que rompe todos los récords, nuevo campo de pruebas para la relatividad general

Astrónomos han encontrado y estudiado una estrambótica pareja de estrellas formada por la estrella de neutrones más masiva encontrada hasta el momento, orbitada por una estrella enana blanca. Esta nueva y extraña binaria nos permite poner a prueba la teoría de la gravedad de Einstein de una forma imposible hasta el momento.

Púlsar PSR J0348+0432 y enana blanca

Impresión artística del púlsar PSR J0348+0432 y su compañera enana blanca. Este sistema emite radiación gravitatoria, formando ondas en el espacio-tiempo (cuadrículas en la imagen). Crédito: ESO/L. Calçada.

Un equipo internacional ha descubierto un exótico objeto doble formado por una pequeña, pero inusualmente pesada, estrella de neutrones que gira 25 veces por segundo sobre sí misma, orbitada por una estrella enana blanca que tarda dos horas y media en hacer una órbita completa. La estrella de neutrones es un púlsar que emite ondas de radio que pueden ser captadas desde la Tierra por los radiotelescopios. Al margen del interés que esta pareja genera por sí misma, se trata además de un laboratorio único para poner a prueba los límites de las teorías físicas. Sigue leyendo

Las pruebas de vida extraterrestre podrían venir de estrellas moribundas

Planeta habitable orbitando enana blanca

Un planeta habitable orbitando una enana blanca rodeada por una nebulosa planetaria. Crédito: David A. Aguilar.

Incluso las estrellas moribundas podrían albergar planetas con vida; y si tal vida existe, podríamos ser capaces de detectarla durante la próxima década. Este alentador resultado proviene de un nuevo estudio teórico de planetas similares a la Tierra que orbitan estrellas enanas blancas. Los investigadores descubrieron que podríamos detectar oxígeno en la atmósfera del planeta de una enana blanca con más facilidad que para un planeta similar a la Tierra que orbite una estrella como el Sol. Sigue leyendo

Planetas que orbitan estrellas muertas

Representación de un planeta de hierro orbitando la estrella enana blanca GD 356. Crédito: Edasich/Celestia.

Representación de un planeta de hierro orbitando la estrella enana blanca GD 356. Crédito: Edasich/Celestia.

Los planetas parecen estar por donde sea que los astrónomos observen, incluso en órbita alrededor de estrellas enanas blancas; los cadáveres estelares compactos de estrellas como el Sol que se enfrían lentamente. En la 221 reunión de la Sociedad Astronómica Americana, los investigadores informaron el descubrimiento de un sistema planetario alrededor de una enana blanca en el famoso cúmulo estelar de las Híades. Este cúmulo se encuentra a solo 150 años-luz de la Tierra y es fácilmente visible a ojo descubierto. Sigue leyendo

La explosión estelar más brillante de la historia tiene ahora explicación

En el año 1006, astrónomos de varios lugares del planeta describieron una explosión en el cielo tan poderosa que sus restos fueron visibles durante tres años. Ahora, se ha dilucidado el origen de este fenómeno: dos estrellas enanas blancas se fusionaron y desencadenaron la supernova SN 1006.

Remanente de la supenova SN 1006. Crédito: Rayos X: NASA/CXC/Rutgers/G.Cassam-Chenaï, J.Hughes y colaboradores; Radio: NRAO/AUI/NSF/GBT/VLA/Dyer, Maddalena y Cornwell; Óptico: Middlebury College/F.Winkler, NOAO/AURA/NSF/CTIO Schmidt y DSS.

Los testimonios de astrónomos medievales del siglo XI –que, por entonces, eran astrólogos- describen cómo, entre el 30 de abril y el 1 de mayo del año 1006, quedaron fascinados por la mayor explosión estelar que se ha registrado jamás. Observadores chinos destacaron que durante tres años vieron sus restos y, según un físico egipcio de la época, el evento fue unas tres veces más brillante que Venus y emitió tanta luz como una cuarta parte del brillo de la Luna. Sigue leyendo

Observaciones de dos enanas blancas ponen a prueba la teoría de la relatividad de Einstein

Un equipo internacional ha descubierto que las enanas blancas del sistema binario J0651 orbitan cada vez más rápido, tal y como predice la teoría de la relatividad general de Einstein, al perder energía por emitir ondas gravitacionales.

Representación artística de un sistema binario de dos enanas blancas. Las dos estrellas colapsarán formando un único objeto en menos de un millón de años, debido a la pérdida de energía al emitir ondas gravitacionales. Crédito: GSFC, NASA, Dana Berry (CXC).

Un equipo internacional, en el que han participado astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y el Gran Telescopio Canarias (GTC), ha puesto a prueba la teoría de la relatividad general de Einstein al observar la reducción progresiva de la órbita de un singular par de estrellas: las enanas blancas del sistema binario J0651. Estos dos objetos, remanentes de estrellas como el Sol que ya han agotado su combustible nuclear, completan en la actualidad una órbita cada 13 minutos, con grandes aceleraciones y velocidades que llegan a alcanzar más de 600 kilómetros por segundo, según publicó el grupo de investigación en la revista Astrophysical Journal Letters. Sigue leyendo

Una supernova sin progenitora visible

Remanente de la supenova SN 1006. Crédito: Rayos X: NASA/CXC/Rutgers/G.Cassam-Chenaï, J.Hughes y colaboradores; Radio: NRAO/AUI/NSF/GBT/VLA/Dyer, Maddalena y Cornwell; Óptico: Middlebury College/F.Winkler, NOAO/AURA/NSF/CTIO Schmidt y DSS.

Contrariamente a lo que se esperaba, la supernova más brillante registrada en la historia no dejó una estrella tras la explosión, dicen los astrónomos que han investigado los restos celestes(en la imagen). En 1006, los observadores vieron una estrella explotar en la constelación de Lupus (el lobo) que resplandeció alrededor de una docena de veces más brillante de lo que lo hace Venus. La explosión fue una supernova de Tipo Ia, la clase más luminosa, que ocurrió cuando una estrella densa y pequeña conocida como enana blanca estalló a aproximadamente 7.000 años-luz de la Tierra. Se supone que este tipo de supernova ocurre cuando una estrella compañera de mayor tamaño traspasa material a la enana blanca, desencadenando una reacción nuclear fuera de control que aniquila a la estrella pequeña. Sigue leyendo

Los “cadáveres estelares” podrían sustentar la vida en exoplanetas

Representación de un planeta de hierro orbitando la estrella enana blanca GD 356. Crédito: Edasich/Celestia.

Las enanas blancas pueden estar “muertas”, pero su luz podría ser la adecuada para sustentar vida como la conocemos. Esto podría hacer a los planetas habitables aún más comunes de lo que pensamos.

Muchas misiones cazadoras de planetas se han centrado en la búsqueda de exoplanetas rocosos alrededor de estrellas similares al Sol, basándose en la idea de que un gemelo exacto de la Tierra sería un excelente lugar para el desarrollo de vida extraterrestre. Sigue leyendo