Ahora la ves, ahora no: Una estrella se convierte en un agujero negro en lugar de estallar como supernova

'Desaparición' de estrella N6946-BH1

Ilustración artística de las etapas finales de la estrella N6946-BH1, que formó un agujero negro en lugar de terminar como supernova. Crédito: NASA, ESA y P. Jeffries (STScI).

Cuando una estrella masiva agota su combustible, su núcleo colapsa en un objeto denso y expulsa el resto de su gas en un evento conocido como supernova. La mayoría de las veces, lo que queda es una estrella de neutrones o un agujero negro. Ahora, el telescopio Hubble parece haber visto desaparecer una supernova, lo que sugiere que captó el momento en que un agujero negro tomó su lugar. Sigue leyendo

Estudian estrellas que se “devoran” sus planetas

Estrella devorando planeta

Ilustración artística de un planeta siendo devorado por su estrella. Crédito: Gabi Perez/IAC.

A mediados del año pasado, un grupo de investigadores detectó, por primera vez, la presencia de litio en la explosión de una nova. Ahora, un equipo de astrónomos estudia la presencia del elemento en las estrellas llamadas gigantes rojas.

“En el interior de las estrellas, el litio se destruye a temperaturas relativamente bajas. Esto ocurre mientras la estrella está en su etapa de secuencia principal (cuando es similar al Sol y está quemando hidrógeno en su núcleo). Cuando evoluciona, y se convierte en una gigante roja, sus capas externas aumentan de tamaño lo que provoca que el litio se diluya y disminuya. Esto implica que las gigantes deberían tener poco o nada de este elemento”, explica Claudia Aguilera, estudiante del doctorado en Astrofísica de la Universidad Católica y autora principal del artículo que detalla los resultados del estudio. Sigue leyendo

El canibalismo transforma una estrella en enana marrón

Sistema binario SDSS J143317.78+101123.3

La enana blanca roba masa a una estrella que ha acabado en convertirse en enana marrón. Crédito: Rene Breton.

Un equipo internacional de astrónomos ha detectado un objeto subestelar que fue una estrella antes de que su compañera enana blanca consumiera su masa. Lo han descubierto al observar el débil sistema binario J1433, a 730 años-luz de distancia.

El sistema consiste en un objeto de masa baja –unas 60 veces la de Júpiter– que se mueve en una órbita muy estrecha de 78 minutos alrededor de una enana blanca (el remanente de una estrella como nuestro Sol). Debido a su proximidad, la enana blanca ha quitado aproximadamente el 90% de masa a su compañera, transformando esa antigua estrella en una enana marrón. Sigue leyendo

Sorprendente estructura gigante con forma de anillo en el universo

Distribución de GRB

Mapa de la distribución de GRBs en un cielo de 7 mil millones de años, marcados con los puntos azules. Crédito: L. Balazs

Cinco mil millones de años luz es una distancia casi inconcebible, incluso en la escala cósmica. Para ilustrar de mejor manera la extensión de esta cantidad física, basta con decir que se necesitarían 35 mil galaxias del tamaño de la Vía Láctea para cubrir esta distancia. Gracias a un sorprendente descubrimiento de un equipo de astrónomos húngaros y estadounidenses, ahora sabemos que una estructura así de grande realmente existe en el universo observable.

Sigue leyendo

La visión más nítida del disco de polvo en torno a una estrella evolucionada

Entorno IRAS 08544-4431

El recuadro muestra la imagen reconstruida del VLTI, con la brillante estrella central eliminada. La vista del fondo muestra el entorno de esta estrella en la constelación de Vela. Crédito: ESO/DSS2, Davide De Martin.

Cuando se acercan al final de sus vidas, muchas estrellas desarrollan discos estables de gas y polvo que las rodean. El material de estos discos fue expulsado por vientos estelares mientras la estrella pasaba por una etapa de su evolución denominada “gigante roja”. Estos discos se asemejan a los que forman planetas alrededor de estrellas jóvenes. Pero, hasta ahora, los astrónomos no han sido capaces de comparar los dos tipos de disco, formados al principio y al final del ciclo de la vida estelar. Sigue leyendo

Captan la primera imagen de la superficie de Betelgeuse

Betelgeuse

Ilustración artística de la estrella supergigante Betelgeuse. Crédito: ESO/L. Calçada.

La primera imagen de la superficie visible de Betelgeuse fue captada por un equipo internacional de astrónomos liderado por Pierre Kervella, investigador de Unidad Mixta Internacional Franco–Chilena de Astronomía (UMI-FCA) de la Universidad de Chile y del Centro Nacional de la Investigación Científica de Francia (CNRS), entregando información fundamental sobre cómo las estrellas masivas enriquecen el medio interestelar con material procesado.

Las observaciones se realizaron en marzo de 2015 y los investigadores utilizaron el modo ZIMPOL del instrumento SPHERE, instalado en el Observatorio de Cerro Paranal de ESO, pudiendo observar a Betelgeuse “tal como la vería el ojo humano, con una superficie irregular, una capa de polvo incompleta y rodeada de capas gaseosas”, explica Kervella. Estas asimetrías fortalecen las teorías que indican que la pérdida de masa de Betelgeuse estaría ligada a los movimientos convectivos en su atmósfera. Sigue leyendo

La humanidad tiene mil millones de años para dejar la Tierra

Tierra y Sol como gigante roja

Ilustración artística de la Tierra alcanzada por el Sol en su fase de gigante roja. Crédito: Fsgregs (Wikimedia Commons).

En unos pocos miles de millones de años, el Sol se transformará en una gigante roja tan grande que devorará a nuestro planeta. Pero la Tierra se hará inhabitable mucho antes de eso. En unos mil millones de años, el Sol será tan caliente que evaporará nuestros océanos.

Actualmente, el Sol está clasificado como una estrella de la “secuencia principal”, lo que significa que se encuentra en la parte más estable de su vida, convirtiendo el hidrógeno de su núcleo en helio. Para una estrella del tamaño de la nuestra, esta fase dura alrededor de 8.000 millones de años. El Sistema Solar tiene una edad de poco más de 4.500 millones de años, así que el Sol está ligeramente a más de medio camino en su tiempo estable. Sigue leyendo

Las galaxias gigantes mueren de dentro hacia afuera

Formación de estrellas en galaxias

Diagrama que ilustra el proceso en que las galaxias dejan de formar estrellas jóvenes (azules) y solo permanecen estrellas más viejas (rojas). Crédito: ESO.

Uno de los grandes misterios de la astrofísica se centra en cómo las masivas e inactivas galaxias elípticas, tan comunes en el universo moderno, frenaron su otrora frenético ritmo de formación estelar. Estas colosales galaxias, a menudo también llamadas esferoides, típicamente contienen, en su atestado centro, una densidad de estrellas diez veces mayor a la de nuestra galaxia, la Vía Láctea, y tienen cerca de diez veces su masa.

Los astrónomos se refieren a estas grandes galaxias como rojas y muertas, ya que exhiben una amplia abundancia de antiguas estrellas rojas, pero muestran la ausencia de jóvenes estrellas azules y no presentan evidencia de formación de nuevas estrellas. La edad estimada de las estrellas rojas sugiere que estas galaxias dejaron de crear nuevas estrellas hace 10.000 millones de años. Este “apagón” comenzó justo en el clímax de la formación de estrellas en el Universo, cuando muchas galaxias aún estaban dando a luz a estrellas a un ritmo casi veinte veces más rápido que el actual. Sigue leyendo

Las estrellas como el Sol también explotan cuando mueren

Estrella IRAS 15103-5754

La Imagen en infrarrojo y radio de IRAS 15103-5754 muestra la velocidad a la que se desplaza el material en el chorro. Crédito: IAA.

El nacimiento de las nebulosas planetarias, objetos resultantes de la muerte de estrellas de masa baja e intermedia, suele concebirse como un proceso tranquilo, en contraposición con las intensas explosiones de supernova que producen las estrellas muy masivas. Sin embargo, un nuevo estudio pone de manifiesto que los fenómenos explosivos también intervienen en la formación de las nebulosas planetarias.

“Dentro de miles de millones de años, el Sol agotará su combustible nuclear, se expandirá hasta transformarse en una gigante roja y expulsará gran parte de su masa. El resultado final será una enana blanca rodeada de una brillante nebulosa planetaria. A pesar de que todas las estrellas de menos de diez masas solares sufren este cambio, aún no conocemos muchos detalles de esta breve pero importante etapa final en la vida de las estrellas”, apunta José Francisco Gómez, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que encabeza esta investigación. Sigue leyendo

Objetos del tamaño de Plutón levantan polvo alrededor de una estrella

Disco de desechos de HD 107146

Ilustración artística del disco de desechos de la estrella HD 107146. Crédito: A. Angelich (NRAO/AUI/NSF).

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) un grupo de astrónomos parece haber detectado el polvoriento sello distintivo de una familia entera de objetos del tamaño de Plutón arremolinados en torno a una versión adolescente de nuestro Sol.

Mientras hacían una observación detallada del disco protoplanetario que rodea la estrella conocida como HD 107146, los astrónomos descubrieron un aumento inesperado en la concentración de granos de polvo milimétricos hacia el borde externo del disco. Este sorprendente incremento, que comienza particularmente lejos de la estrella anfitriona (a unos 13.000 millones de kilómetros), puede ser el resultado del efecto de planetesimales del tamaño de Plutón cuyo movimiento provoca la colisión y desintegración de objetos más pequeños. Sigue leyendo

Se identifica espirales de gas que alimentan el nacimiento de dos estrellas gemelas

Discos L1551 NE

Discos de polvo y gas alrededor de L1551 NE. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/Takakuwa y colaboradores.

Gracias a nuevas observaciones con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo de astrónomos liderados por Shigehisa Takakuwa, del Instituto de Astronomía y Astrofísica de la Academia Sinica de Taiwán (ASIAA), descubrió una espiral de polvo y gas molecular alrededor de dos jóvenes estrellas gemelas. Sus observaciones también revelaron la presencia de una corriente de gas que fluye hacia las estrellas. Este hallazgo muestra, por primera vez, la formación y crecimiento de sistemas binarios de estrellas, comunes en el Universo. Sigue leyendo

Nuevas pistas de la formación de estrellas masivas

Estrella masiva G345.4938+01.4677

Imagen en el infrarrojo cercano de G345.4938+01.4677. En la esquina inferior izquierda se muestra un acercamiento donde se aprecia la cavidad excavada por el chorro. En el centro, la estrella joven de alta masa aparece como un pequeño y débil punto rojo. Crédito: Proyecto VVV.

Utilizando ALMA, astrónomos descubrieron que el chorro supersónico y el disco de acreción sobreviven a los efectos destructivos de la radiación ultravioleta que acompaña el nacimiento de una estrella masiva. El hallazgo rebate teorías anteriores, mostrando el primer ejemplo observacional donde coexisten simultáneamente un chorro supersónico, un disco de acreción y gas ionizado.

Las estrellas masivas emiten mucha radiación ultravioleta. Dicha radiación destruye las moléculas y el polvo que la rodean generando gas ionizado, lo que a su vez dificulta el proceso de crecimiento de la estrella. Es por este motivo que las teorías sugerían que el modelo de nacimiento de una estrella pequeña a través de un disco protoplanetario de gas y polvo no era aplicable a las estrellas de alta masa. Sin embargo, esta nueva investigación va en la línea contraria. Sigue leyendo

Un exoplaneta ha hecho envejecer prematuramente a su estrella

Estrella WASP-18 y planeta

Imágenes óptica y de rayos X de la estrella WASP-18. Crédito: NASA/CXC/SAO/I.Pillitteri y colaboradores; DSS; NASA/CXC/M.Weiss.

Las estrellas jóvenes y calientes son altamente activas, emitiendo enormes erupciones de partículas cargadas desde sus superficies. Pero a medida que envejecen se vuelven naturalmente menos activas, se debilita su emisión de rayos X y se ralentiza su rotación.

Los astrónomos han teorizado que un “Júpiter caliente” –un abrasador gigante de gas que orbita muy cerca de su estrella madre- puede ser capaz de sostener la actividad de una estrella joven, en última instancia prolongando su juventud. A principios de este año, dos astrónomos del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (CfA) probaron que esta hipótesis es cierta. Sigue leyendo

¿Por qué algunos discos brillan de manera impredecible en el infrarrojo?

Estrella T Tauri, AS 205 N

Ilustración artística de la estrella T Tauri AS 205 N, que es parte de un sistema multiestelar. Crédito: AP. Marenfeld & NOAO/AURA/NSF.

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo de astrónomos estudió una joven estrella de tipo T Tauri para comprender por qué algunas estrellas tienen discos que brillan de manera impredecible en el espectro infrarrojo mientras que otras tienen un brillo más regular. La respuesta, según los investigadores, puede estar en la diferencia de los vientos que rodean este tipo de estrellas.

Las T Tauri son estrellas como el Sol, pero más jóvenes: relativamente normales, de tamaño mediano y se encuentran rodeadas de la materia prima que da origen tanto a planetas. Pese a ser prácticamente invisibles en luz óptica, estos discos brillan en longitudes de onda infrarrojas y milimétricas. Sigue leyendo

Detectan trazas de una de las primeras estrellas del Universo

Estrellas de primera generación

Ilustración artística de estrellas masivas de primera generación formando un cúmulo. Las más masivas explotaron y eyectaron material que incluía elementos pesados, particularmente hierro. Crédito: NAOJ.

Una estrella antigua en el halo que rodea la Vía Láctea parece contener trazas del material liberado por la muerte de una de las primeras estrellas del Universo, informa un nuevo estudio.

La huella química de la estrella antigua sugiere que incorporó material expulsado al espacio por una explosión de supernova que marcó la muerte de una enorme estrella en el Universo primitivo; una que pudo haber sido 200 veces más masiva que el Sol. Sigue leyendo