¿Dinosaurios extraterrestres inteligentes?

Réplica de un Tyrannosaurus Rex. Crédito: Wikimedia Commons.

Alguna vez, los dinosaurios poblaron y dominaron la Tierra. ¿Es posible que criaturas gigantescas semejantes puedan haber evolucionado en otro planeta –un mundo que no fuese golpeado por un asteroide que acabara con ellos- y más tarde haber evolucionado hasta tener cerebros inteligentes como el humano? Un artículo reciente que habla acerca de por qué la huella bioquímica de la vida en la Tierra es tan consistente en cuanto a orientación, de alguna manera desembocó en la posibilidad de que versiones avanzadas del Tyrannosaurus Rex y otros dinosaurios puedan ser las formas de vida que habitan otros mundos. ¿La conclusión? “Estaríamos mejor si no nos encontramos con ellos”, dice el científico Ronald Breslow, autor del artículo. Sigue leyendo

Sobre la vida entre las Tierras bola de nieve

Cientos de fósiles microscópicos muestran que los organismos que emergieron después de una antigua glaciación desarrollaron resistentes ‘armaduras’ para superar el frío clima.

Ilustración artística de un planeta "bola de nieve". Crédito: iStockphoto.

Los primeros organismos que emergieron después de una antigua glaciación en todo el mundo probablemente desarrollaron fuertes habilidades de supervivencia, armándose con resistentes ‘armaduras’ para superar el frío clima.

Investigadores del MIT, la Universidad de Harvard y el Smith College han descubierto cientos de fósiles microscópicos en rocas que datan de casi 710 millones de años, cerca del momento en que el planeta surgió de un evento de glaciación global, o “Tierra bola de nieve”. Los fósiles son remanentes de pequeños organismos similares a una ameba que probablemente sobrevivieron al duro medio ambiente post-glacial mediante la construcción de armaduras y el desarrollo de “pies” microscópicos para tomar minerales del medio ambiente y formar conchas protectoras con esas partículas. Sigue leyendo

No sólo el más fuerte sobrevive

Una nueva teoría sobre evolución cuestiona la idea de que ‘sólo sobrevive el más fuerte’. Esto significa que la biodiversidad podría evolucionar donde previamente se creía imposible.

La idea de Darwin de que sólo el más fuerte sobrevive ha sido puesta en tela de juicio por una nueva investigación publicada el 27 de marzo en la revista Nature.

Una colaboración entre las Universidades de Exeter y Bath en Reino Unido, junto con un grupo de la Universidad Estatal de San Diego en Estados Unidos, desafía nuestra actual comprensión de la evolución demostrando que la biodiversidad puede evolucionar donde previamente se creía imposible. Sigue leyendo