Estrellas que nacen de agujeros negros supermasivos

Estrellas naciendo de agujeros negros supermasivos

Ilustración artística de una galaxia formando estrellas dentro de los potentes chorros de material lanzados por los agujeros negros supermasivos situados en su centro. Crédito: ESO/M. Kornmesser.

Un grupo europeo de astrónomos, dirigido por investigadores del Reino Unido, ha utilizado los instrumentos MUSE y X-shooter, instalados en el Very Large Telescope (VLT) de ESO, en el Observatorio Paranal (Chile), para estudiar una colisión que está teniendo lugar entre dos galaxias, conocidas colectivamente como IRAS F23128-5919. Estas galaxias se encuentran a unos 600 millones de años-luz de la Tierra. El equipo observó los colosales chorros de material, que se originan cerca del agujero negro supermasivo situado en el centro de la galaxia más al sur, y han encontrado la primera evidencia clara de que hay estrellas naciendo dentro de ellos. Sigue leyendo

Brotes de estrellas en galaxias donde no deberían nacer

Galaxias elípticas

Composición de las tres galaxias elípticas estudiadas, con la estructura en forma de brazos espirales delineada en contornos. Crédito: SDSS y CALIFA.

Las galaxias elípticas se caracterizan por su forma esferoidal, carente de rasgos destacables, y por un color rojizo que procede de una población estelar muy envejecida. Se trata de galaxias muy masivas donde la formación de estrellas se detuvo hace miles de millones de años. Sin embargo, un equipo internacional de astrónomos ha hallado, en tres galaxias elípticas del universo cercano, una estructura muy tenue similar a los brazos de las galaxias espirales que alberga estrellas en formación. Sigue leyendo

Los pilares de la destrucción

Los Pilares de la Destrucción

Pilares en el interior de la nebulosa de Carina. Las estrellas masivas que están dentro de la región de formación estelar destruyen lentamente los pilares de polvo y gas de los que nacen. Crédito: ESO/A. McLeod.

Las torres y pilares que pueden verse en las nuevas imágenes de la nebulosa de Carina son inmensas nubes de polvo y gas dentro de un centro de formación de estrellas que se encuentra, aproximadamente, a 7.500 años-luz de distancia. Los pilares de la nebulosa fueron observados por un equipo dirigido por Anna McLeod, estudiante de doctorado en ESO, utilizando el instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope. Sigue leyendo

Un enjambre de objetos en Orión

Nebulosa de Orión

Región de formación estelar de la nebulosa de Orión. Crédito: ESO/H. Drass y colaboradores.

Un equipo internacional ha utilizado el potente instrumento infrarrojo HAWK-I, instalado en el Very Large Telescope (VLT) de ESO, para producir la imagen más profunda y completa de la nebulosa de Orión obtenida hasta la fecha. Esto no solo ha dado como resultado una imagen de espectacular belleza, sino que se ha descubierto una gran abundancia de tenues enanas marrones y de objetos aislados de masa planetaria. La presencia de estos cuerpos de baja masa proporciona una nueva e interesante información sobre la historia de la formación estelar dentro de la propia nebulosa. Sigue leyendo

Sorprendente estructura gigante con forma de anillo en el universo

Distribución de GRB

Mapa de la distribución de GRBs en un cielo de 7 mil millones de años, marcados con los puntos azules. Crédito: L. Balazs

Cinco mil millones de años luz es una distancia casi inconcebible, incluso en la escala cósmica. Para ilustrar de mejor manera la extensión de esta cantidad física, basta con decir que se necesitarían 35 mil galaxias del tamaño de la Vía Láctea para cubrir esta distancia. Gracias a un sorprendente descubrimiento de un equipo de astrónomos húngaros y estadounidenses, ahora sabemos que una estructura así de grande realmente existe en el universo observable.

Sigue leyendo

Una galaxia enana se convierte en poderosa incubadora de estrellas

Galaxia enana irregular WLM

Imagen generada con el telescopio VLA de de una capa superpuesta de gas de hidrógeno (en el recuadro) en la galaxia enana irregular WLM. Crédito: B. Saxton (NRAO/AUI/NSF); M. Rubio y colaboradores, Universidad de Chile, ALMA (NRAO/ESO/NAOJ); D. Hunter y A. Schruba, VLA (NRAO/AUI/NSF); P. Massey/Observatorio Lowell y K. Olsen (NOAO/AURA/NSF).

No muy lejos de nosotros hay una galaxia enana que suscita una gran interrogante: ¿Cómo logra dar nacimiento a cúmulos estelares sin tener todo el gas y polvo que suele haber en las galaxias más grandes? Los astrónomos creen que la respuesta está en densas cápsulas de material esparcidas por toda la galaxia que alimentan los procesos de formación estelar y que hasta ahora no habían sido detectadas.

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo internacional de astrónomos descubrió un conjunto compacto de nubes interestelares oculto al interior de la galaxia cercana, enana e irregular Wolf-Lundmark-Melotte, más conocida como WLM. Sigue leyendo

ALMA descubre un supercúmulo de protoestrellas

Núcleos de gas molecular en galaxias Antena

Los densos núcleos de gas molecular en las galaxias Antena. El objeto redondo y amarillo cerca del centro podría ser la primera identificación de un cúmulo globular en formación. Crédito: K. Johnson, UV; ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

Los cúmulos globulares, brillantes aglomeraciones de hasta un millón de estrellas antiguas, son uno de los objetos más antiguos del Universo. Si bien están presentes en gran cantidad alrededor y dentro de muchas galaxias, los ejemplares recién nacidos son extremadamente raros y las condiciones necesarias para su aparición no habían sido detectadas hasta ahora.

Usando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un grupo de astrónomos descubrió lo que podría ser el primer cúmulo globular a punto de nacer que se conozca: una nube de gas molecular increíblemente masiva y densa, pero aún sin estrellas. Sigue leyendo

Aclarando el complejo proceso de formación de estrellas gigantes

IRAS 16547-4247

Ilustración artística de la distribución del gas ambiente que rodea IRAS 16547-4247. Crédito: ALMA.

Las estrellas que vemos brillar de noche tienen masas que varían mucho. Algunas tienen menos de 1/10 de la masa de nuestro Sol, mientras que otras tienen masas equivalentes a más de 100 masas solares. Uno de los misterios más importantes e intrigantes que la astronomía todavía no ha sido capaz de develar por qué se forman estrellas tan distintas y qué factores determinan las diferentes masas que pueden tener. Estas preguntas no pueden responderse sin hacer observaciones detalladas de varias estrellas con distintas masas durante su formación. Sigue leyendo

Los “Pilares de la Creación” en 3D

Pilares de la creación en 3D

Visualización de los datos 3D de los Pilares de la Creación. Crédito: ESO/M. Kornmesser.

La imagen original de los famosos Pilares de la Creación, obtenida por el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA, fue tomada hace dos décadas y se convirtió inmediatamente en una de sus imágenes más famosas y evocadoras. Desde entonces, estas nubes vaporosas, que se extienden unos cuantos años-luz, han asombrado por igual a científicos y público en general.

Tanto las estructuras salientes como el cúmulo de estrellas cercano, NGC 6611, forman parte de una región de formación estelar llamada la nebulosa del Águila, también conocida como Messier 16 o M16. La nebulosa y sus objetos asociados se encuentran a unos 7.000 años-luz, en la constelación de Serpens (la serpiente). Sigue leyendo

Los agujeros negros pueden envejecer prematuramente a las galaxias

Crédito: ICRAR

Crédito: ICRAR

Mientras muchas galaxias eventualmente se quedan sin el polvo y gas que necesitan para hacer nuevas estrellas, algunas mueren jóvenes al cesar con el nacimiento de estrellas cientos de millones de años antes de lo que proponen los modelos de evolución galáctica.

Los astrónomos no entienden a la perfección este envejecimiento prematuro, pero un nuevo estudio sugiere que tener un agujero negro activo en el centro de las galaxias puede ser un factor principal. Sigue leyendo

Descubierto un sistema de cuatro estrellas en formación

Un equipo de investigadores ha encontrado una nueva ruta para explicar el origen de los sistemas de estrellas binarias al explorar la región de formación estelar de Perseo. Aquí han detectado un sistema cuádruple que consta de una joven protoestrella y tres ‘grumos’ filamentosos de gas que formarán otras estrellas.

Formación de sistema cuádruple

Recreación de la formación de las cuatro estrellas en el sistema cuádruple analizado. Crédito: B. Saxton (NRAO/AUI/NSF).

Más de la mitad de las estrellas se forman y evolucionan en el seno de sistemas binarios o múltiples, un número considerablemente más elevado en el caso de las estrellas muy jóvenes. Por ello, el estudio de estos sistemas es esencial para entender la evolución estelar. Sin embargo, la multiplicidad inicial de los sistemas estelares es muy incierta. Sigue leyendo

Tormenta anula formación estelar alrededor de agujero negro supermasivo

Zona central de NGC 1266

Ilustración artística de la zona central de NGC 1266. Los chorros del agujero negro central generan turbulencia en el gas molecular circundante. Crédito: B. Saxton (NRAO/AUI/NSF).

Los intensos chorros producidos por los agujeros negros supermasivos pueden disipar el material galáctico a partir del cual se forman los planetas y producir lo que se conoce como galaxias rojas muertas: galaxias repletas de antiguas estrellas rojas pero que carecen del hidrógeno necesario para formar estrellas nuevas.

Ahora, un equipo de astrónomos descubrió, gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), que los procesos de formación estelar pueden ser interrumpidos por agujeros negros mucho menos poderosos. Al observar el polvo y el gas presentes en el centro de NGC 1266, una galaxia lenticular dotada de un modesto agujero negro central, los astrónomos detectaron una verdadera tormenta cuya turbulencia está impidiendo la formación de estrellas en un área que, de lo contrario, habría sido una perfecta fábrica de estrellas. Sigue leyendo

ALMA observa interacciones de gas en incubadora de estrellas

Núcleo de nube MC27

Ilustración y descripción del centro del núcleo de la nube molecular MC27. Crédito: NAOJ.

Un equipo de investigación japonés descubrió interacciones dinámicas del gas presente en regiones incubadoras de estrellas usando el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA). Esta sorprendente observación pone en tela de juicio la creencia de que el proceso de formación de estrellas se debe a la lenta contracción de las nubes de gas.

El equipo, encabezado por Kazuki Tokuda y Toshikazu Onishi, de la Universidad de la Prefectura de Osaka, observó una nube de gas de alta densidad llamada MC27/L1521F, en la constelación de Tauro. Sigue leyendo

Las colisiones galácticas resultan en estallidos de formación estelar

Simulación de colisión de galaxias

Esta imagen es una instantánea de la simulación de la colisión entre las dos galaxias Antennae. Las estrellas se forman en las regiones más densas (amarillo y rojo) debido a los efectos de compresión turbulenta. Crédito: F. Renaud/CEA – Sap.

Mediante el uso de simulaciones sofisticadas, los científicos creen que finalmente han resuelto uno de los misterios que llevaba años atormentando a los astrónomos:

¿Por qué las colisiones entre galaxias desencadenan olas o ráfagas de formación estelar? Sigue leyendo

Una discusión sobre la tendencia de la tasa de formación estelar a disminuir

Imagen de la Galaxia NGC 4402 Crédito: NASA/ ESA/ Hubble

Imagen de la Galaxia NGC 4402
Crédito: NASA/ ESA/ Hubble

En el año 2012, se llevó a cabo un estudio de investigación, utilizando el Telescopio Subaru (NAOJ), el Very Large Telescope (VLT), y el Telescopio Infrarrojo de Reino Unido (UKIRT). Se descubrió que el Universo llegó a su pico máximo de formación estelar hace 11 mil millones de años, y que la tasa de formación estelar ha ido disminuyendo desde entonces. El estudio sugirió que el 95% de todas las estrellas que existirán en el Universo, ya se han formado.

Hay muchas teoría en cuanto a por qué esto está ocurriendo en primer lugar. La mayoría de la gente parece estar en contra de la idea de que sólo el 5% de las estrellas están aún por nacer. Veamos por qué esta conclusión no es en absoluto irrazonable. Sigue leyendo