La sombra de Júpiter convierte la atmósfera de Ío en escarcha

Ío eclipsado por Júpiter

Ío eclipsado parcialmente por Júpiter. Crédito: SwRI.

¿Piensas que donde vives es un lugar frío por la noche? En Ío, una de las lunas más grandes de Júpiter, la atmósfera se enfría y colapsa cada vez que el satélite pasa por la sombra del planeta; aproximadamente dos horas durante cada una de las órbitas de 42 horas de la luna. Ahora, por primera vez, los científicos han observado el colapso –y recuperación– de su atmósfera usando longitudes de onda de infrarrojo lejano. Sigue leyendo

Enorme erupción volcánica en Ío

Erupción en Ío

Una erupción volcánica en Ío vista por la sonda Voyager 1 en marzo de 1979. Crédito: NASA/JPL.

Observaciones recientes de la luna Ío de Júpiter han revelado una masiva erupción volcánica. Ío, la más interna de las cuatro lunas más grandes de Júpiter, es el objeto más activo volcánicamente en el Sistema Solar con alrededor de 240 regiones activas. Pero esta nueva, definitivamente captó la atención de Dr. Imke de Pater, de la Universidad de California en Berkeley. Ella usaba el telescopio Keck II de Mauna Kea en Hawái el 15 de agosto de 2013 cuando inmediatamente quedó de manifiesto que algo grande estaba ocurriendo en Ío. Sigue leyendo

Sospechas japonesas sobre misteriosos escapes atmosféricos

photo

SPRINT-A es el primer telescopio espacial del mundo para la observación remota de planetas desde una órbita alrededor de La Tierra
Crétido de la imagen: JAXA

Venus y Marte pueden estar bien esta noche, pero todavía hay mucho que no entendemos sobre estos planetas. ¿Por qué Venus tiene una atmósfera tan densa? ¿Por qué es la de Marte tan fina? ¿Y por qué la atmósfera de La Tierra es tan diferente de las que observamos en Venus y Marte?

El objetivo de un nuevo satélite de JAXA (Japan Aerospace Exploration Agency – Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa) es entender mejor qué está pasando. Es llamado SPRINT-A (Spectroscopic Planet Observatory for Recognition of Interaction of Atmosphere – Observatorio Espectroscópico Planetario para el Reconocimiento de Interacciones Atmosféricas). Sigue leyendo

Observando la actividad volcánica de Ío desde casa

Región de Ío observada en el estudio. Crédito: NASA/JPL/Universidad de Arizona.

Poner los pies en el escritorio, beber una taza de café, y observar volcanes en erupción a millones de kilómetros de distancia… Ese es un lujo del que ahora pueden disfrutar los científicos planetarios gracias a tres grandes telescopios, dos en Hawái y uno en Chile, equipados con dispositivos para contrarrestar el “parpadeo” causado por la atmósfera de la Tierra.

Entre enero de 2003 y noviembre de 2011, los investigadores realizaron más de 40 observaciones de la luna Ío de Júpiter en longitudes de onda de infrarrojo cercano, como se muestra a la derecha de la imagen. Los investigadores observaron focos volcánicos tan pequeños como de 100 kilómetros de diámetro. Sigue leyendo

El primer mapa geológico de Ío

Mapa de los puntos calientes y montañas en Ío. Crédito: ASU.

El USGS (United States Geological Survey) ha publicado el primer mapa geológico completo de la luna Ío de Júpiter, representando los volcanes activos y flujos de lava y destacando una notable ausencia de cráteres de impacto.

El ardiente Ío, descubierto por Galileo en 1610, es objeto de un calentamiento por marea extremo como resultado de su proximidad a Júpiter. Su corteza se dobla rápidamente cuando orbita el planeta gigante, induciendo un intenso calor en su interior que es liberado a través de cientos de volcanes activos en su superficie. La primera observación de sus volcanes fue realizada por la nave espacial Voyager 1 de la NASA en 1979. Sigue leyendo

Un océano de magma bajo la superficie de una luna de Júpiter

Esta imagen muestra la estructura interna de Ío. La corteza se muestra en gris al centro de la imagen. Crédito: NASA/JPL/Universidad de Michigan/UCLA.

Nuevos análisis de datos de la nave espacial Galileo de la NASA revelan un océano subsuperficial de magma total o parcialmente fundido bajo la superficie de Ío, la luna volcánica de Júpiter.

El hallazgo es la primera confirmación directa de esta clase de capa de magma en Ío y explica por qué esta luna es el objeto más volcánico conocido en el Sistema Solar. La investigación fue llevada a cabo por científicos de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA); la Universidad de California, Santa Cruz; y la Universidad de Michigan, Ann Arbor. El estudio fue publicado la semana pasada en la revista Science. Sigue leyendo