Una nueva estrella

Nebulosa del Cangrejo (M1). Créditos: NASA

Aproximadamente en el año 5200 aC tuvo lugar una violenta explosión en la constelación de Taurus. Unos 6.300 años después, concretamente en el año 1054 dC llegó a nuestro planeta la luz de aquel estallido. ¿Qué sucedió? En el cielo apareció una luminaria que competía en brillo con la propia Luna.

Según las anotaciones de astrónomos tanto chinos como árabes, esta “nueva estrella” se pudo ver a pleno día durante 23 días y 653 noches. Pasado este tiempo, desapareció a la vista de unos ojos desnudos. Sigue leyendo