Un estudio confirma el calor como fuente de la anomalía de las Pioneer

Visión artística de una Pioneer entrando al espacio interestelar. Crédito: NASA.

La inesperada desaceleración de las naves espaciales Pioneer 10 y 11 de la NASA –lo que se conoce como la “anomalía de las Pioneer”- resulta ser debido al ligero, pero detectable efecto del calor que empuja hacia atrás a la sonda, según un reciente estudio. El calor emana de la corriente eléctrica que fluye a través de los instrumentos y del suministro de energía termoeléctrica. Los resultados fueron publicados el 12 de junio en la revista Physical Review Letters.

“El efecto es algo como cuando estás conduciendo un automóvil y los fotones de tus luces delanteras te empujan hacia atrás”, dijo Slava Turyshev del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena (California), principal autor del estudio. “Es muy sutil”. Sigue leyendo

Oh, ¡Pioneers! Las motas en los ojos de los dioses (Parte 1)

Marzo de 2012 marca el 40 aniversario del lanzamiento de uno de los más extraordinarios vehículos espaciales jamás construidos – Pioneer 10 – la primera sonda del espacio profundo. La historia del Voyager es bien conocida, pero la del Pioneer no tanto.

Representación Artística de la Pioneer 10 en su viaje en el Espacio. Crédito: NASA

Las sondas Pioneer fueron creaciones del Ames Research Center en Moffett Field en el norte de California. Se incorporaron a la NASA con el resto de las instalaciones NACA (National Advisory Committee for Aeronautics: Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica) en 1958, ejecutado por un individuo, Smith DeFrance. Un piloto formado en la NACA, su carrera de piloto aviador finalizó después de que perdió un ojo durante un vuelo de prueba y le prometió a su esposa que nunca se subiría a bordo de un avión otra vez.

Sigue leyendo

La NASA publica un nuevo análisis de la anomalía de las Pioneer

La misteriosa fuerza que actúa sobra las sondas Pioneer parece estar bajando exponencialmente. Esta es una gran pista de que el calor de a bordo es el culpable, dice la NASA.

Ilustración artística de una de las sondas Pioneer. Crédito: NASA.

A principios de la década de 1970, la NASA envió dos naves espaciales en una montaña rusa hacia el Sistema Solar exterior. Las Pioneer 10 y 11 viajaron más allá de Júpiter (y Saturno en el caso de Pioneer 11) y ahora se dirigen hacia el espacio interestelar.

Pero en 2002, los físicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, notaron un desconcertante fenómeno. La sonda estaba frenando. Nadie sabía por qué, pero la NASA analizó 11 años de datos de seguimiento de Pioneer 10 y 3 años de Pioneer 11 para demostrarlo. Sigue leyendo

Resuelven la anomalía de las Pioneer

Un nuevo modelo de computador de la forma en que el calor es emitido desde distintas partes de la sonda Pioneer, y es reflejado desde otras, resuelve finalmente uno de los mayores misterios de la astrofísica.


Durante la última década aproximadamente, la Anomalía de las Pioneer se ha convertido en uno de los grandes misterios sin resolver de la astrofísica.

El problema es éste. Las naves espaciales Pioneer 10 y 11 fueron lanzadas hacia Júpiter y Saturno a principios de la década de 1970. Tras sus respectivos sobrevuelos, continuaron en trayectorias de escape del Sistema Solar, ambas desacelerando bajo la fuerza de gravedad del Sol. Pero medidas cuidadosas demuestran que las naves espaciales están frenando más rápido de lo que deberían, como si estuviesen siendo arrastradas hacia el Sol por una fuerza extra invisible. Sigue leyendo