Tronador II, el primer cohete espacial de Argentina

Tronador II

Maqueta de Tronador II.

El diseño del nuevo cohete argentino ya está listo. Con una altura de 33 metros y un diámetro máximo de 2,5 metros será el primer cohete de Argentina que logre alcanzar la órbita terrestre baja.

Se lanzará desde Puerto Belgrano, la mayor base militar argentina, para favorecerse de las características del lugar. Con esto, Argentina pretende entrar en la corta y selecta lista de países que han logrado lanzar un objeto al espacio, además de beneficiarse de la rentabilidad del espacio. En estos momentos está en fase de desarrollo y su vuelo inaugural está planeado para el año 2015.

Este lanzador podría despegar entre 5 y 10 veces al año, dependiendo de la necesitad del país y de los contratos comerciales y acuerdos con otras agencias espaciales.

Para la primera etapa, la más difícil de desarrollar en cualquier lanzador, utilizará 3 motores de 30 toneladas de empuje alimentados por Tetróxido de nitrógeno y dimetilhidrazina asimétrica, ambos compuestos muy corrosivos, ineficientes y en el caso de la dimetilhidrazina, cancerígenos. La ventaja de estos combustibles hipergólicos, y la razón de su utilización es porque son fáciles de almacenar y manejar, además de que no se evaporan una vez cargado el cohete de combustible como es el caso del oxígeno líquido, el hidrógeno líquido o el queroseno líquido, pudiendo quedar cargado para largas estancias de tiempo. Las tres etapas funcionarán con el mismo combustible.

Tamaño Tronador II

Infografía de Tronador II. Crédito: MattPearZoo (Wikimedia Commons).

Como segunda etapa, se utilizará otro motor de 30 toneladas de empuje, que se entiende que será igual a uno de la primera etapa para ahorrar costes de diseño y producción.

La tercera y última etapa empleará un solo motor de 4 toneladas de empuje, para que la carga útil alcance la órbita. La aviónica del aparato estará instalada en esta parte del cohete.

La capacidad de este lanzador sería de entre 200 y 400 kg de peso en órbitas de hasta 700 km de altura, en una órbita polar (85º o más). El uso del lanzador sería para colocar varios pequeños satélites en vez de uno grande, que viajarían en constelación a pocos kilómetros de distancia, aprovechando la gran precisión del cohete para insertar cargas en su órbita casi exacta. La ventaja de esto es que no se necesita un lanzador mediano para poner la carga en órbita, sino que basta con uno pequeño, lo que ahorra millones de dólares en su diseño y construcción.

En cuanto a las cargas útiles, el gobierno de Argentina planea lanzar varios satélites, aunque no se ha especificado si se lanzarán con el Tronador II. Una constelación será la SAOCOM, de tipo SAR en banda L (radar de apertura sintética), de parecido uso a los ópticos pero con capacidad de fotografiar bajo cualquier condición. Con una resolución de entre 10 y 100 metros, ayudará a la agricultura y la hidrología. Para mejorar la resolución en caso de ser necesario, un avión despegará con otro instrumento SAR llamado SARAT y planeará la zona a fotografiar a unos 100 m/s.

Cronograma Tronador II

Cronograma del lanzamiento de Tronador II.

Otra serie será la SIASGE, que en colaboración con Italia serían los sucesores de los famosos Cosmo/skymed, que con otro sistema SAR, que contará con 6 unidades en órbita polar, y servirán para el monitoreo de desastres naturales u otros.

Más información: CONAE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...