¿Un asteroide impactará a Júpiter en 2022?

Asteroide 2014 KM4 en 2021

Posición prevista del asteroide 2014 KM4 para el 2 de agosto de 2021. Crédito: JPL.

Una roca espacial recientemente descubierta ha generado un interés entre la comunidad que sigue a estos objetos. Y como es usual, ha comenzado a atraer la dudosa atención de esos sitios menos que honorables –no queremos dignificarlos con links- que gustan de pregonar el pesimismo y la fatalidad, y pensamos que deberíamos aclarar las cosas, o al menos salir al paso de esas declaraciones tan rápido como sea posible.

El asteroide en cuestión es 2014 KM4. Descubierta a principios mayo, esta roca espacial de 192 metros ha pasado de forma segura por el sistema Tierra-Luna a 0.17 AU de distancia el 21 de abril. En realidad no hay nada que temer, ya que otros asteroides pasan mucho más cerca todo el tiempo. Por ejemplo, hemos tenido un asteroide de 6 metros llamado 2014 KC45 que pasó a unos 80,000 kilómetros de la Tierra a finales de mayo. Esto es aproximadamente la distancia de la órbita de satélites geosíncronos, y el 20 % de la distancia a la Luna.

Seguro, hay un peligroso universo ahí fuera… Usted solamente tiene que visitar el cráter del meteoro Barringer, en Arizona, en las afueras de Flagstaff, o ver los videos de una explosión sobre Chelyabinsk el año pasado el día después de San Valentín, para darnos cuenta. Pero lo que hace interesante a 2014 KM4 es su órbita y su posible aproximación a Júpiter dentro de unos siete años.

O no. Un dilema con la mecánica orbital es que la precisión de una vía orbital conocida se basa en el número de observaciones hechas y esa posición se vuelve cada vez más incierta a medida que proyectamos la posición de un objeto hacia adelante en el espacio y el tiempo. 2014 KM4 está en una órbita de 5.08 años e inclinada 5.2 grados sobre el plano de la eclíptica lo que la pone justo dentro de la órbita de la Tierra (de ahí la designación de Apollo), y en un punto del afelio muy cerca de Júpiter, a 5.2 UA (unidades astronómicas, la distancia promedio de la Tierra al Sol) de nuestra estrella. Pero esto solamente está basado en 14 observaciones hechas sobre un intervalo de 5 días. La órbita teórica predice que 2014 KM4 pasa a unos 0.1 UA o lo que es igual, 15.5 millones de kilómetros de Júpiter el 16 de enero de 2022, esto es, dentro de la órbita de la luna más externa de Júpiter, pero fuera de la órbita de las lunas galileanas. La actual probabilidad de 2014 KM4 de impactar con Júpiter es de alrededor del 1%, y la tendencia general para este tipo de medidas es que la probabilidad baje a medida que se hacen más observaciones. Esto es justo lo que sucedió el año pasado, cuando se descubrió que el cometa 2013 A1 Siding Spring pasaría muy cerca de Marte el 19 de octubre de este año.

Hemos actualizado nuestra información con la astrónoma del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) Amy Mainzer, investigadora principal en el proyecto NEOWISE, actualmente buscando Asteroides Cercanos a la Tierra (NEOs), con sus opiniones sobre el tema.

“La incertidumbre en la órbita de este objeto es enorme, ya que hay un arco observacional de solamente cinco días”, contó Mainzer a Universe Today. “Un rápido vistazo a la página de órbitas de NEOs de JPL muestra que la incertidumbre en su semieje mayor es de unas 0.47 Unidades Astronómicas. Esto es una enorme incertidumbre”.

Lugar impacto cometa Shoemaker-Levy 9

Lugar de impacto G del cometa Shoemaker-Levy 9. Crédito: R. Evans, J. Trauger, H. Hammel y HST Comet Science Team.

“Por lo tanto, cualquier posibilidad de impacto con Júpiter es altamente incierta y probablemente no suceda. Pero esto nos indica por qué es tan importante prolongar los arcos observacionales, de modo que los ampliemos lo suficiente para que futuros observadores puedan detectar un objeto cuando haga su próxima aparición.”

Si (con una probabilidad menor del 1%) 2014 KM4 fuese a impactar contra Júpiter, representaría la previsión más distante de un evento semejante. Hace unas dos décadas, la Tierra fue un lugar privilegiado para ver el impacto del cometa Shoemaker-Levy 9 en Júpiter, en julio del 1994. Con un tamaño estimado de 192 metros, 2014 KM4 tiene el tamaño aproximado del fragmento “D” que golpeó Júpiter el 17 de julio de 1994. 2014 KM4 tiene una magnitud absoluta de (para asteroides esto es una medida del brillo aparente a 1 UA de distancia), de +21.3 y actualmente está situado en la constelación de Virgo.

Y el astrónomo Nick Howes mencionó a Universe Today que el Telescopio Faulkes Norte pronto puede ser utilizado para realizar posteriores observaciones de 2014 KM4. Mientras tanto, usted puede disfrutar de la animación de sus observaciones de otro Asteroide Cercano a la Tierra, 2014 KP4:

Asteroide 2014 KP4

Animación del movimiento del asteroide 2014 KP4. Crédito: Observatorio Remanzacco.

Y sí, el paso del 2014 KM4 cerca de Júpiter el 2022 modificará la órbita del asteroide… pero no en dirección a la Tierra. Júpiter es un gran “portero” en este sentido, protegiendo el interior del sistema solar de peligros externos.

Bien vale la pena echarle un vistazo a 2014 KM4, pero pronto se desvanecerá su interés hasta que vuelva al “cuello” de nuestro sistema solar en 2065. Y no, un asteroide asesino no golpeará la Tierra en 2045, como un iReport de la CNN (después borrado) lo afirmó… para el “35 de marzo”, nada menos. Para favorecer todas las teorías que circulan por ahí que piensan que la “Gran NASA” está escondiendo en secreto el próximo gran impacto al público: cuando se inventen el apocalipsis, por favor, ¡refiéranse a un calendario para una fecha ficticia que al menos exista!

Fuente: Universe Today

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esta entrada fue publicada en Escepticismo y mitos y etiquetada , , por Isabel Baleato Lamas. Guarda enlace permanente.
Isabel Baleato Lamas

Acerca de Isabel Baleato Lamas

Soy aficionada a la Astronomía desde que leí “Cosmos”, de Carl Sagan, no tanto en los aspectos técnicos de las observaciones como en la explicación teórica de los fenómenos que tienen lugar en las estrellas, formación de planetas, evolución del Universo como un todo y demás aspectos de esta ciencia. Por eso estudié Física e hice un master y varios cursos de Astronomía. Me gustaría conseguir que disfrutaseis tanto como yo de los pequeños descubrimientos que se van haciendo, y también, ¿por qué no?, de las preguntas que siguen a cada nuevo hallazgo.