Un doble impacto ladeó a Urano

Imágenes en infrarrojo cercano muestran cuán inclinado se encuentra el planeta. Crédito: Lawrence Sromovsky, Universidad de Wisconsin-Madison, Observatorio Keck.

• El eje de rotación de Urano se encuentra mucho más inclinado que el de cualquier otro planeta del sistema solar.

• Estudios previos sugieren que el planeta habría sido golpeado por un objeto del orden de dos masas terrestres.

• Pero, según nuevos estudios, entonces sus lunas estarían rotando en otro sentido.

Lo que haya sido capaz de golpear a Urano, el séptimo planeta del sistema solar, al punto de dejarlo inclinado, es un misterio aún sin respuesta. Los científicos sospechan que habría quedado rotando de costado luego de colisionar con un objeto de unas dos masas terrestres.

Pero esto no explica por qué las lunas de Urano también se encuentran ladeadas, rotando con un ángulo de inclinación cercano a los 98 grados (en relación a sus planos orbitales), coincidiendo casi perfectamente con la inclinación del planeta al que pertenecen.

Comparando con otros planetas, el eje de rotación de Júpiter se encuentra inclinado en tan sólo 3 grados; la Tierra en 23 y Saturno y Neptuno en 29.

La respuesta a esta interrogante se encuentra, según un grupo de científicos, en el hecho de que Urano fue impactado en más de una ocasión. Modelos computacionales muestran que una serie de choques provocados por objetos del tamaño de la Tierra podrían haber dejado ladeado a Urano antes de que sus lunas se formaran.

Un solo impacto, dicen los investigadores, habría hecho que cualquier luna que estuviese formándose a partir de una nube de material cercano a Urano, quedase rotando en la dirección opuesta a la que conocemos hoy en día.

El estudio trae consecuencias sobre las teorías que ayudan a comprender la formación y evolución tanto de nuestro sistema solar como de otras familias planetarias.

“La historia de la formación de Urano y Neptuno es uno de los debates más importantes dentro de la ciencia planetaria. Tener en cuenta que enormes colisiones ocurrían con frecuencia en estos planetas, es una pieza de información fundamental para entender su origen,” señalaba un correo recibido por Discovery News y escrito por Alessandro Morbidelli, del Observatorio de Cote d’Azur (Niza, Francia).

Tener imágenes en mayor calidad de las lunas de Urano, probablemente ayudaría a descifrar más pistas sobre cómo se formaron los cuerpos, agregó Morbidelli.

La idea de que Urano haya sido impactado dos veces deja abierta la interrogante sobre de dónde habrían venido los objetos en cuestión, indicó el astrónomo de la Universidad Estatal de Arizona, Steven Desch.

Estudios previos indican que si los núcleos de Urano y Neptuno se formaron a una distancia más cercana al Sol que su actual ubicación, hubiese habido tiempo de sobra para que un objeto de dos veces la masa de la Tierra se formara junto a ellos. Desch se mantiene escéptico ante la idea de que hubiese sido posible que se generara más de un objeto que luego impactara a Urano.

“¿Es posible formar más de un objeto de ese tamaño? Pareciera que no,” dijo Desch a Discovery News.

Actualmente, Urano se encuentra orbitando al Sol unas 19 veces más lejos que la Tierra. Según el modelo de Desch, tanto Urano como Neptuno deberían haberse formado entre un 50 a 75% más cerca del Sol para que fuera posible dar lugar a la formación del cuerpo que luego colisionaría con Urano.

Los resultados de las investigaciones de Morbidelli fueron presentadas esta semana en una reunión de ciencias planetarias en Nantes, Francia.

Fuente: Discovery News

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...