Un modelo muestra que los planetas jóvenes migraron en los sistemas de dos estrellas

Ilustración artística de Kepler 34b que orbita dos estrellas. Crédito: David A. Aguilar (CfA)

Ilustración artística de Kepler 34b que orbita dos estrellas. Crédito: David A. Aguilar (CfA)

Los sistemas estelares binarios son absolutamente peligrosos debido a sus complejas interacciones gravitatorias que pueden fácilmente convertir en polvo un planeta. Así que, ¿cómo es que hemos encontrado unos pocos planetas en esos ambientes parecidos a Tatooine?

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Bristol muestra que la mayoría de los planetas se formaron lejos de sus estrellas centrales y después migraron en algún punto de su historia, de acuerdo con los datos del estudio concerniente a Kepler-34b y otros exoplanetas.

Los científicos hicieron “simulaciones por ordenador de las etapas tempranas de la formación del planeta alrededor de las estrellas binarias usando un sofisticado modelo que calcula el efecto de la gravedad y las colisiones físicas en y entre un millón de ladrillos planetarios”, declaró la universidad.

“Encontraron que la mayoría de esos planetas deben haberse formado mucho más lejos de las estrellas binarias centrales y después haber migrado a su localización actual”.

Pueden leer más acerca de este estudio en Astrophysical Journal Letters. Fue conducido por el estudiante Stefan Lines, graduado en Bristol, con la participación de su compañera de investigación y astrofísica computacional Zoe Leinhardt, entre otros colaboradores.

Fuente: Universe Today

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...