Una reflexión de “Astronomía”

El ojo de dios

Nebulosa de la Hélice.

Astronomía, se define como la ciencia que estudia el cosmos y demás cuerpos que componen el universo, sus movimientos y los fenómenos ligados a estos;  algo un tanto vacío para definir lo que realmente es la astronomía, una ciencia la cual no solamente estudia el universo, sino que además,  es un reto para quien la practica. Explorar  lo que está más allá de nuestros ojos, sentir esa verdadera pasión y capacidad de afrontar decepciones, alegrías  y satisfacciones es solo algo que un apasionado a la astronomía puede sentir.

A lo largo de la historia de la humanidad ha habido diferentes puntos de vista con respecto a la forma  y comportamiento de la Tierra. Surgieron ideas que poco a poco fueron descartadas con el estudio de la astronomía hasta llegar a los conocimientos que hoy en día se adquieren; no obstante, no ha sido fácil, se ha tenido que pasar por cientos y cientos de años de estudios, ya que desde que Tales de Mileto concibió la redondez de la Tierra, el astrónomo en sus inicios fue desechando y a la vez aportando nuevas ideas, ideas que pronto pasarían a ser teorías y teorías que pronto serían verdades y hasta leyes físicas.

Desde que el hombre llegó a la Luna, creo que las personas comenzaron a sentir más interés y curiosidad por saber qué hay más allá de las nubes comunes, y es que poco a poco el hombre quiere ir colonizando el cosmos, claro está que aún faltan años de años para que realmente comprendamos totalmente la complejidad y  grandiosidad del universo, ya que aún existen  patrones contradictorios que superan la mente humana.

Cuando se observa  a las personas a cargo de cualquier misión espacial -pongamos de ejemplo a la más reciente, Curiosity– es increíble la tensión que se puede observar  que sienten al monitorear segundo a segundo su partida, su llegada a la atmósfera de Marte y -en especial- su aterrizaje, ya que un solo error, un mal cálculo, quizá, estropearía un apasionado trabajo de años de estudios e investigaciones. Y más aún, es inevitable –al menos para mí- no sentir la misma emoción al observar cómo un proyecto astronómico resulta exitoso.

Ahora, Curiosity; en unas décadas, el hombre colonizando Marte. Resulta apasionante recordar que la astronomía es una ciencia que ha estado ligada al ser humano desde la antigüedad, desde que el primer primitivo alzó su mirada al cielo, que todas las civilizaciones hayan tenido contacto con esta ciencia la hace apasionante e intrigante, ya que siempre habrán conocimientos nuevos, conocimientos por descubrir, debido a que el hombre no ha parado de preguntarse el porqué de tanta complejidad y belleza.

Somos parte del universo y el universo es parte de nosotros, desde el origen del universo hasta su fin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Esta entrada fue publicada en Astronomía General y etiquetada por Cibely Silva. Guarda enlace permanente.
Cibely Silva

Acerca de Cibely Silva

Aficionada a la astronomía. Estudiante de ingeniería civil. Me apasiona todo lo que tenga que ver con el universo desde que tengo memoria, mi interés es contribuir en el crecimiento de la ciencia y el conocimiento, además de engrandecer el interés por la astronomía, una de las ciencias más intrigantes y maravillosas.

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • carlos crocano

    Muy interesante artículo y comentario. No obstante, estoy casi seguro de que los hombres que colonicen Marte serán muy distintos fidicamente de los hombres que hay habit

    an la tierra. Y no me refiero solamente a su forma física.

  • armando lópez p.

    Felicitaciones por su artículo, tambien disfruto todos esos avances y conquistas científicas.