Las variaciones lumínicas de KIC 8462852 podrían deberse a la destrucción de un planeta

Estrella consumiendo planeta rocoso

Ilustración artística de un planeta siendo desintegrado por su estrella. Foto: Universidad de Vanderbilt.

Después de una cena para muchas personas, puede tomar mucho tiempo limpiar todo. Las variaciones en el brillo de la estrella KIC 8462852 podrían ser causadas por una nube de escombros en órbita producida cuando la estrella engulló parciamente un planeta.

KIC 8462852 adquirió fama en 2015, cuando un equipo de astrónomos observó una serie de variaciones abruptas en su luminosidad, disminuyendo hasta 22% antes de volver a la normalidad.

Hay muchas ideas sobre lo que causa los cambios esporádicos de su brillo. Estas ideas van desde la dinámica estelar interna a enjambres de cometas… y una enorme megaestructura extraterrestre.

Las cosas se complicaron aún más en enero de 2016 cuando una revisión de placas fotográficas reveló que la luminosidad de la estrella de Tabby había disminuido un 14% entre 1890 y 1989, y otro 3% durante los cuatro años que fue observada por el telescopio Kepler.

Ahora, Brian Metzger de la Universidad de Columbia en Nueva York y sus colaboradores tienen una teoría que podría explicar ambas disminuciones de luminosidad y también la disminución gradual. El grupo piensa que la estrella de Tabby está próxima a regresar a su estado normal, después de una abundante y desordenada comida.

Sobras planetarias

Si KIC 8462852 devoró un planeta en el pasado, la energía del planeta habría hecho a la estrella temporalmente más brillante y luego habría disminuido gradualmente hasta su estado original. Mientras más grande fuera el planeta, más tiempo le tomará disminuir su brillo. Dependiendo del tamaño del planeta, este evento podría haber ocurrido en cualquier momento entre 200 y 10.000 años atrás.

Cuando el planeta cayó hacia su estrella, pudo haberse desintegrado o sus lunas arrancadas, dejando nubes de escombros orbitando la estrella en órbitas excéntricas. Cada vez que los escombros pasen entre nosotros y la estrella, bloquearían algo de luz, haciendo variar su brillo.

Si esto es cierto, este tipo de colisiones podría ser mucho más común de lo esperado. “Estimamos que si la estrella de Tabby fuera representativa, algo como 10 Júpiteres habrían caído a una estrella típica durante su vida, o tal vez incluso más”, dice Metzger. Y la cantidad aumenta a miles si hablamos de objetos más pequeños.

La próxima vez que veamos variar la luz de KIC 8462852, Metzger espera que los astrónomos sean capaces de ver señales de los escombros planetarios pasando cerca de la estrella. “Estos tránsitos solo duran unos pocos días, así que cuando veamos uno, tendremos alertar a todos los telescopios y básicamente apuntar cada telescopio que tengamos hacia la estrella de Tabby”, dice.

La colisión de una estrella y un planeta explica exitosamente el comportamiento de la estrella, dice Jason Wright de la Universidad Estatal de Penn. “Este paper pone un escenario unificador sobre la mesa de una manera creíble”, dice. “Pienso que esto lo mueve a lo más alto de las explicaciones”.

El artículo “Secular Dimming of KIC 8462852 Following its Consumption of a Planet” será publicado en una próxima edición de Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Fuente: New Scientist

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...