Venus Express se eleva de nuevo

Venus Express

Sonda Venus Express. Crédito: ESA.

Después de un mes de navegar dentro y fuera de la atmósfera de Venus a solo 130 km de la superficie del planeta, Venus Express está a punto de embarcarse en un ascenso de 15 días  para subir a las alturas de 460 kilómetros.

Desde su llegada a Venus en 2006, la nave espacial ha estado llevando a cabo observaciones científicas desde una órbita elíptica de 24 horas que la llevó desde unos lejanos 66.000 km sobre el polo sur – ofreciendo increíbles vistas globales – a altitudes de alrededor de 250 kilómetros en el polo norte, justo por encima de la parte superior de la atmósfera del planeta.

Después de ocho años en órbita y con combustible para su sistema de propulsión, el cual se está agotando, una campaña de aero-frenado audaz fue planeada como un trabajo final para Venus Express, durante el cual se sumerge cada vez más bajo en la atmósfera en sus mayores acercamientos al planeta.

Por lo tanto las operaciones científicas rutinarias concluyeron el 15 de mayo, y la altitud de la nave espacial se dejó caer de forma natural por el efecto de la gravedad, que culminó en un mes de  “navegación” entre 131 kilómetros y 135 km sobre la superficie.

Pequeños encendidos, además de propulsores se utilizan para colocar la nave espacial a altitudes más bajas, llegando a 130,2 kilómetros a principios de esta semana. Mañana, se espera una baja de 129,1 kilómetros.

“Hemos explorado un territorio desconocido, sumergiéndonos en el ambiente más que nunca antes”, dice Håkan Svedhem, científico del proyecto Venus Express de la ESA.

Venus

Foto tomada por Venus Express.

“Hemos medido los efectos de la fricción atmosférica en la nave espacial, que nos enseñará cómo la densidad de la atmósfera varía en escalas locales y globales”.

De hecho, la resistencia adicional ejercida por la atmósfera más densa en altitudes más bajas reduce el período orbital de la nave espacial por más de una hora.

Pequeños cambios en la aceleración de la nave espacial también se registraron debido a las variaciones en la densidad atmosférica a lo largo de su trayectoria orbital. Las diferencias en la aceleración también se observaron entre el día y la cara nocturna del planeta.

Las fuerzas experimentadas por la nave espacial a diferentes altitudes equivalen a una diferencia en la densidad de la atmósfera de cerca de mil veces entre 165 kilómetros y 130 km, causando un aumento importante de la fatiga en la nave espacial.

De hecho, el equipo de Venus Express supervisó el calentamiento rápido que la astronave experimentó cuando se movió a través de las partes altas de la atmósfera durante cada órbita a unos 36.000 km / h.

“Durante varios de los pasos de 100 segundos de duración a través de la atmósfera, la lectura del sensor de temperatura del panel solar aumentó en más de 100 º C”, describe Adam Williams, gerente de operaciones de Venus Express.

“El análisis de la respuesta de la nave espacial ante tal calentamiento rápido será útil para la planificación de sistemas de naves futuras y el diseño de subsistemas”.

Ahora ya se ha enviado comandos a la sonda para que comience una serie de 15 maniobras que elevarán la parte más baja de su órbita hasta unos 460 km. Estas maniobras se completarán el 26 de julio.

Una vez que Venus Express alcance su órbita de mayor altitud se le permitirá decaer de forma natural, hundiéndose en la atmósfera en diciembre, poniendo fin a su misión.

Sin embargo, es posible que el combustible que queda se agote durante los encendidos del motor necesarios para alcanzar su órbita. Si esto ocurre, no será posible volver a comunicarse con la nave y su órbita disminuirá una vez más.

No cabe duda que Venus Express nos brindó, aparte de conocimientos, una lección de cómo el humano seguirá buscando más allá de lo observable; por ello, es un hecho que con la tecnología que hoy en día existe a diferencia de unos 8 años atrás, se perfeccionen sondas de este tipo, las cuales, sin duda, nos ha darán más de una sorpresa.

Fuente: ESA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...